La Fiscalía investiga el pucherazo en las primarias de Ciudadanos en Castilla y León

La plataforma de afectados mantiene su querella por falsedad documental, corrupción entre particulares y revelación de secretos

09.02.2020 | 02:28
Albert Rivera.

pamplona - La Fiscalía de Valladolid ha abierto una investigación para tratar de esclarecer las irregularidades que se produjeron en las primarias de Cs en Castilla y León y Francisco Igea, candidato a la Junta después de que se revocase la designación de Silvia Clemente al detectar 82 votos falsos, comparecerá hoy ante la fiscal a petición propia. Según fuentes del partido, fue este pasado viernes cuando se presentó una denuncia por parte de una persona anónima y ahora la Fiscalía de Valladolid, que dirige Soledad Martín Nájera, tiene seis meses para investigar lo ocurrido en este proceso y decidir si traslada el caso al juez.

De este modo, la Fiscalía investigará las irregularidades que se produjeron en el proceso de Primarias de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta de Castilla y León cuando inicialmente se determinó que la expresidenta de las Cortes por el PP, Silvia Clemente, había resultado ganadora. Sin embargo, dos días más tarde, Cs revocó la inicial victoria en las primarias de su fichaje en Castilla y León tras anular 82 de sus votos, lo que convirtió en candidato autonómico al exdiputado Francisco Igea, quien alertó de irregularidades en el proceso.

Lejos de paralizar sus intenciones, la investigación abierta por la Fiscalía de Valladolid para esclarecer el presunto fraude no hará aparcar, al menos de momento, la querella que la un grupo de 100 militantes prepara por la comisión, a su entender, de varios delitos. De hecho, un grupo de ellos, nombrados como mediadores, tenía previsto entregar ayer a la dirección del partido el informe jurídico con el que aseguran que en las primarias de Cs se cometieron los presuntos delitos de falsedad documental, corrupción entre particulares, delito de revelación de secretos y daños informáticos. Lo único que desactivaría su querella, dicen, serían las explicaciones y la depuración de responsabilidades por parte de la dirección, algo que de momento no se ha producido. Es más, la dirección ha dado por zanjado el asunto. Estos militantes insisten en que tienen constancia de "diversas irregularidades cometidas y asociadas al proceso de primarias sin que se tenga conocimiento de que el partido haya realizado una auditoría que aclare cómo se ha intervenido en el falseamiento del sistema de votación, con qué fines y quiénes han sido los responsables". - D.N.