Iglesias y Montero denunciaron en octubre que la cámara policial que vigila su chalé fue pirateada

Las imágenes que eran captadas por el dispositivo de seguridad se podían ver en tiempo real en una web

09.02.2020 | 03:57
Vista exterior del chalet de Galapagar.

Las imágenes que eran captadas por el dispositivo de seguridad se podían ver en tiempo real en una web.

MADRID. Podemos denunció a Interior a finales de octubre que una cámara que formaba parte del dispositivo de seguridad de la Guardia Civil instalada en el exterior del chalé de Pablo Iglesias había sido pirateada y que las imágenes circulaban por internet a través de una web que emitía en directo.

Según adelanta el diario El País y han confirmado EFE fuentes conocedoras del caso, Podemos conoció a través de un mensaje anónimo que esa cámara, colocada en el exterior del chalé de Iglesias en Galapagar (Madrid) y que apuntaba a la entrada de la vivienda, había sido intervenida.

Las imágenes que captaba podían verse en directo en internet en una web de acceso libre.

A finales de octubre pasado la formación de Iglesias puso en conocimiento de la Policía que la cámara había sido pirateada, tras lo que las autoridades policiales solucionaron el problema y comunicaron a Podemos que estaba solventado, aunque el partido no tiene constancia de que se abriera ninguna investigación al respecto, según las fuentes consultadas por EFE.

Las mismas fuentes recalcan que, tal y como señala El País, los detalles del dispositivo de seguridad que el Ministerio del Interior aprobó para aumentar la vigilancia en la vivienda del líder de Podemos se filtraron y difundieron días antes de que la cámara fuera hackeada.

Según este periódico, las imágenes captadas por el dispositivo de seguridad se podían ver en tiempo real en una página web de acceso libre. La formación política que lidera Iglesias recibió tres días antes de denunciar los hechos un anónimo con pantallazos de ese sitio web. La investigación de la Guardia Civil condujo a los agentes hasta un servidor en Singapur, pero no pudieron identificar a los autores del pirateo.

CÁMARA DESINSTALADA AL PONER LA GARITA Las citadas fuentes explican que la cámara pirateada estaba camuflada y vigilaba el perímetro exterior del chalé de Galapagar, una medida de seguridad que se adoptó para evitar pintadas en la fachada y, sobre todo, para proteger el coche policial también camuflado y que formaba por entonces parte del dispositivo de seguridad sobre la vivienda.

Podemos recibió en octubre un correo electrónico anónimo alertando del pirateo -Interior no especifica si incluía pantallazos con imágenes de la cámara de seguridad--, lo que motivó la apertura de una investigación por parte de la Guardia Civil. Tras perder la pista en un servidor de Singapur, el Ministerio decidió desconectar la cámara, resetearla y volverla a conectar con medidas de seguridad complementarias.

No obstante, las fuentes de Interior consultadas por Europa Press precisan que la cámara de vigilancia sobre el perímetro exterior del chalé siguió activa "unas semanas", ya que poco después de este incidente se desinstaló y se sustituyó por la actual garita de la Guardia Civil que vigila la vivienda de Galapagar.

Pablo Iglesias ha denunciado en los últimos días las maniobras policiales para perjudicar a Podemos, sobre todo a raíz de la investigación en la Audiencia Nacional, dentro del 'caso Villarejo', que salpica a otros agentes de la Policía de la etapa de Jorge Fernández Díaz en el Ministerio del Interior y que supuestamente habrían recabado datos para perjudicar a la formación morada.

Según el líder de Podemos, las 'cloacas' del Estado siguen activas en la actualidad, algo que ha negado en reiteradas ocasiones el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

"HASTA DONDE SE HA PODIDO LLEGAR" El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha señalado que "a día de hoy se ha llegado hasta donde se ha podido llegar" en la investigación sobre la cámara que vigilaba la parte exterior de la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero.

A pregunta de los periodistas en Barbate (Cádiz), Grande-Marlaska ha señalado que "se denunció por parte de Iglesias y Montero que había habido un hackeo y que esa parte era observada directamente desde una página web, por lo que inmediatamente la Guardia Civil realizó las investigaciones oportunas y a día de hoy se ha llegado hasta donde se ha podido llegar".

El ministro del Interior ha incidido en que se trataba de una cámara "hacia la parte exterior de la casa simplemente a los fines de poder identificar si alguien volvía a hacer una pintada o cualquier circunstancia atentatoria contra la seguridad" de la Pablo Iglesias o su familia.

No obstante, Grande-Marlaska ha recordado que con posterioridad esa cámara fue retirada, "pero no por el hackeo, sino porque ya hay una medida de seguridad exterior --vigilancia de la Guardia Civil con garita--, necesaria ante las publicaciones en medios, de datos sobre personas, viviendas u ocupaciones". Unas publicaciones que a su juicio son "indebidas, porque lo único que hacen es llamar a terceros de comportamiento no cívicos".

Finalmente, el ministro del Interior ha insistido en que la cámara era "exterior y a los fines de poder determinar cualquier actuación delictiva que se habían ya materializado previamente".