Barkos recuerda que Navarra ya tiene un gobierno progresista y que la alternativa es 'volver al pasado'

EH Bildu, Podemos e I-E destacan los avances sociales logrados esta legislatura tras las críticas del PSN
Las fuerzas del cambio recuerdan que estos cuatro años los socialistas han ido de la mano de UPN

09.02.2020 | 09:04
Barkos, entre Koldo Martinez y Unai Hualde este jueves en un acto electoral en Pamplona.

EH Bildu, Podemos e I-E destacan los avances sociales logrados esta legislatura tras las críticas del PSN

Pamplona - Las cuatro fuerzas que han apoyado el Gobierno del cambio los últimos cuatro años recordaron ayer que Navarra ya cuenta con un Gobierno progresista desde hace cuatro años, y que en este tiempo se han aplicado muchas medidas sociales, casi siempre además sin el apoyo de los socialistas. Aunque cada uno con sus matices y lecturas, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E dieron respuesta ayer a las declaraciones de la candidata socialista María Chivite, que el miércoles se postuló como única presidenta posible de un Gobierno progresista en Navarra.

"Hace cuatro años que tenemos en Navarra un Gobierno progresista, plural e integrador. Lo que nos jugamos es mantenerlo y seguir avanzando, o volver al pasado", apuntó la candidata de Geroa Bai, Uxue Barkos. La presidenta del Gobierno defendió así que en Navarra ya se le "plantó cara a las derechas" hace cuatro años, y que se hizo sin el PSN. Y que se ha hecho "con eficacia y con capacidad" y no con "buenas palabras". "Lo que Pedro Sánchez no sabe es que la candidata del PSN es el plan B de la derecha", argumentó Barkos, que subrayó que en estos momentos un Gobierno progresista en Navarra "es una realidad", y que la apuesta debe ser consolidarlo cuatro años más.

Barkos también se refirió ayer a la visita de Pablo Iglesias. La candidata de Geroa Bai, que se mostró abierta a una mayor implicación del Podemos en el próximo Gabinete, agradeció a Iglesias "el reconocimiento que hizo al Gobierno de Navarra como ejemplo del encuentro político y como Gobierno ejemplo estas elecciones nos jugamos o un Gobierno que ha conseguido otra manera de trabajar, de entender, de construir navarra, o volver al pasado".

EH BIldu Por su parte, la candidata de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, en referencia a las palabras de María Chivite en las que se postulaba como posible presidenta, consideró que la líder del PSN "se vuelve a equivocar pretendiendo aparentar lo que no es". "Pretende erigirse en una opción que está fuera de toda quiniela de la gente que apuesta por el cambio. El PSN ha sido y es el mejor aliado que ha tenido la derecha en Navarra", apunto Ruiz, quien criticó que Chivite pretenda ahora "meter debajo de la alfombra la historia reciente de su actuación en contra de medidas progresistas y que reforzaban los derechos sociales". "En estos cuatro años ha intentado sabotear las políticas que buscaban revertir las políticas antisociales, bien sumando sus votos a UPN y PP, o bien por medio de recursos al Tribunal Constitucional", recordó Ruiz, que consideró que "el único plan" del PSN ahora es "desandar el camino andado estos cuatro años". "Por tanto, ni es una opción de gobierno, ni es una opción de izquierdas", concluyó.

Podemos También puso en valor el trabajo realizado esta legislatura el candidato de Podemos Mikel Buil, que evitó hablar de posibles pactos postelectorales, y que subrayó que el objetivo debe ser "trabajar por llevar adelante los objetivos transformacionales" como "la lucha contra la desigualdad, la defensa del medio ambiente y la garantía de más y mejores derechos". "Gracias al impulso de Podemos se han conseguido muchos avances sociales en esta legislatura", apuntó Buil, que citó el aumento de la pensión mínima a más de 700 euros, un plan para que la juventud se emancipe, proteger a la infancia contra la pobreza y la exclusión social. "El cuatripartito ha sido un entorno en el que hemos podido desarrollar un acuerdo programático que ha permitido girar el barco de esta comunidad y ahora toca navegarlo", defendió Buil, que reclamó un "Podemos fuerte" como "garantía de que siga habiendo un gobierno social en nuestra comunidad".

Izquierda-Ezkerra Finalmente, la candidata de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, defendió que el Gobierno del cambio "ha sido un gobierno social y plural", y puso además en valor la actuación de su partido para "poner límites y freno" cuando ha sido necesario. "Este ha sido un Gobierno sustentado en el pilar de lo social y en el pilar de la no exclusión y de la pluralidad", argumentó la candidata de I-E, que coincidió en que solo hay "dos opciones para el futuro. "Es el PSN quien se tiene que posicionar y decidir si quiere estar en un acuerdo social y plural para cuatro años, o si prefiere estar con la derecha y con UPN, que es lo que históricamente ha hecho", apuntó De Simón.

La candidata de I-E se mostró además optimista y consideró que el cuatripartito puede repetir los 26 escaños logrados la pasada legislatura y revalidar así con mayoría absoluta. "Ahora lo que toca es consolidar el cambio y reproducir las mayorías. Y el PSN es quien tiene que decir si se quiere sumar y aportar a un programa de izquierdas, plural e inclusivo", defendió.

N obstante, De Simón alertó sobre la posibilidad de que el PSN intente lograr el Gobierno con los votos de Navarra Suma. "Si Chivite lo que está pensando es en pactar con la derecha o aceptar sus votos para gobernar, como parece que también plantea el candidato del PSN a Alcaldía de Tudela, lo tendrá que explicar", apuntó la candidata de I-E, que consideró que sería una opción "muy triste". - D.N.