Podemos silencia las críticas de Espinar: “Es un militante más”

El exlíder en Madrid ve un partido “roto” que debe recuperar a compañeros perdidos y pide un Vistalegre 3

09.02.2020 | 13:25
Espinar, durante un acto de Podemos.

pamplona - Las críticas del ex secretario general en Madrid, Ramón Espinar, que afirma que Podemos "se ha roto" y llama a convocar un Vistalegre III, causaron enfado ayer en la dirección de la formación morada, que desautorizó a Espinar y le espetó que hablar de crisis internas en los medios "es cosa del pasado". La portavoz del Consejo de Coordinación, Noelia Vera, recordó al exlíder en Madrid que ya no ostenta ningún cargo en el partido y se remitió a la reunión entre federaciones que el partido ha convocado para este sábado.

Vera aseguró que la dirección está dedicada a otros asuntos y recordó a Espinar que hablar "todo el tiempo" de problemas internos "quita ganas e ilusión" a los votantes y a las bases del partido. "Es la opinión de un militante más", concluyó respecto a las críticas vertidas por el exdirigente. Sin embargo, Espinar no es un cualquiera en la formación morada. Fue uno de los dirigentes más cercanos a Iglesias y acérrimo pablista hasta que el partido voló por los aires en Madrid con la decisión de Errejón de concurrir con Carmena. El entonces secretario general en la región dejó todos sus cargos en ese momento y pidió abrir un proceso de reflexión.

Ahora, Espinar vuelve a sacar a la palestra esa demanda y canaliza el descontento en ciertos sectores de la formación con los malos resultados electorales del 28-A y el 26-M. En un artículo publicado en eldiario.es y una entrevista concedida a La Sexta, llama a "recuperar el rumbo" y a "los compañeros que hemos perdido por el camino", en referencia a nombres como Iñigo Errejón, Carolina Bescana o Luis Alegre.

liderazgo Espinar, sin embargo, no cuestiona abiertamente el liderazgo de Pablo Iglesias y cree que "no es el tiempo" de buscarle un relevo. Con todo, el exlíder regional ve un partido "roto" debe abrir un tiempo de análisis. "Una reevaluación no solo de la herramienta política que es Podemos, sino también de un ciclo político que ha marcado una generación entera", pide. "Ese ciclo se cierra con la victoria abrumadora del PSOE y habrá que evaluar ahora cuáles son las características de nuestro país, qué ha cambiado, y cómo se afronta desde una herramienta política de cambio", añadió.

El exdirigente madrileño cree que en un horizonte en el que no hay elecciones a la vista es el momento de hacer ese análisis "desde una relación honesta con la realidad" y da a entender que las lecturas que ha hecho la dirección del partido tras el 26 de mayo no lo son. "Tras el resultado de las elecciones generales del 28A, la dirección actual de Podemos explicó que el resultado "no era bueno, pero resultaba suficiente para nuestros objetivos" y, un mes después, en la convocatoria del 26M, perdieron otro millón largo de votos para el proyecto. La tendencia es de caída libre.

Espinar da un baño de realidad al partido: "Los resultados apuntan una tendencia a ocupar un papel testimonial de un partido de izquierda mucho más que a ser una fuerza popular llamada a refundar España", escribe en su tribuna titulada Las cinco crisis de Podemos: nada puede hacerse sin grandeza. Las críticas de Espinar no se paran ahí sino que aluden a la exigencia de los dirigentes de Podemos de formar un gobierno de coalición con el PSOE y para ocupar ministerios. "En lugar de configurar un programa de exigencias a favor de la ciudadanía y explicarle a Sánchez que solo va a gobernar si las incluye en su programa, se proponen negociaciones discretas para un gobierno de coalición sin una sola medida encima de la mesa", lamenta Espinar.

Su diagnóstico demoledor invita a la dirección a "reconocer el fracaso" y convocar una Asamblea Ciudadana que lleve a una refundación del proyecto. "Ya no es tiempo de aprender de los errores, sino de aprender del fracaso. No es lo mismo", zanja.

hostilidades Al menos en público no ha habido apoyo explícito por parte de dirigentes de Podemos a su propuesta pero, según su entorno, sí recoge el descontento de varios secretarios generales autonómicos. Los dirigentes regionales tendrán que decidir de aquí al sábado si abren las "hostilidades" en el Consejo y piden responsabilidades a Iglesias o si, por el contrario, asumen o callan ante las tesis de la dirección estatal: que el liderazgo no puede ponerse en cuestión porque si algo pasó factura en las urnas fue la gestión de los territorios.

La dirección de Podemos en Andalucía sí se mostró favorable a abordar la continuidad de la ejecutiva estatal con un debate que corrija los errores en las dos citas electorales. La dirección andaluza, liderada por la anticapitalista Teresa Rodríguez, ha sido siempre de las más críticas y ahora ve necesario "repensar el proyecto político" del partido. - D.N.

Santos: "No es el momento".

El secretario general de Podemos Navarra, Eduardo Santos, no cree que el Consejo Ciudadano Estatal del sábado sea el momento para cuestionar los liderazgos en el partido. La cita, puntualizó, es para analizar los resultados electorales, "aunque lógicamente no es un planteamiento cerrado, la gente toma la palabra y da su opinión sobre lo que le parece". Santos recordó que el viernes se celebró el Consejo Ciudadano de Navarra y aunque "hubo voces críticas, todos hemos entendido que ahora toca abordar la negociación sobre el Gobierno y el futuro en los ayuntamientos que tenemos, pocos, antes de abordar un proceso interno" que pueda conllevar dimisiones.