Una ceremonia reservada para los más íntimos

| En torno a cien invitados (tres podía invitar cada edil) participaron en un aperitivo, entre ellos nombres de la política regional como Javier Esparza, Bakartxo Ruiz y Koldo Martínez

09.02.2020 | 15:08
01. Los concejales entraron al salón de plenos precedidos de los maceros, siguiendo una tradición que se remonta a 1423.

PAMPLONA - Como ya es tradición, todos los concejales acudieron al Ayuntamiento acompañados de sus seres queridos, que fueron los únicos a los que se les permitió entrar en la sala de plenos. Entre la familia de Navarra Suma, el ya nuevo alcalde de Pamplona, Enrique Maya, estuvo muy arropado por su esposa Lola, su hijo Alejandro y dos amigos. Una de las concejalas más veteranas, Ana Elizalde, acudió con su marido Alfonso y sus hermanas Toya y Julia Elizalde; como María Caballero, con varias legislaturas a sus espaldas, que quiso invitar a su esposo, Ignacio Irigoyen; su hijo Miguel, y tres de sus hermanos, Javier, Ana y José Carlos. Repiten también concejalía en este nuevo mandato Fermín Alonso, al que le acompañaba su esposa Karen Arbulú, y sus hermanas Maite y Ainhoa; Juan José Echeverría, al que se pudo ver con su mujer Mercedes y su hija Irene; María García Barberena, que invitó a su madre, la arqueóloga Mercedes Unzu, y su padre, Juan José Barcía Barberena; además de su hermana Amaya. Varios años después de haber dejado el Ayuntamiento, Carmen Alba vuelve a ocupar un asiento y decidió acompañarse de su familia más cercana para la ocasión; como su marido Juan Ojembarrena, y su hermana, Idoya Alba. También la acompañó el Secretario General del Partido Popular de Navarra, José Suárez. Entre las nuevas caras del Consistorio pamplonés, Fernando Aranguren acudió a su investidura como concejal de Navarra+ con su madre, Dioni Reta; su hermano, Álvaro Aranguren, y su mujer Carlota Alfaro. María Echávarri invitó, entre otros, a su esposo, Ángel. Por su parte, Javier Labairu, muy elegante para la ocasión -con traje y corbata azul cielo- se dejó ver al lado de su mujer, Marta, su hermana, Isabel, y el marido de esta, Juanma; y Fernando Sesma estuvo acompañado por su madre, María Jesús Urzaiz, a su pareja, Leticia Vergara, y a la senadora portavoz adjunta de Ciudadanos, Ruth Goñi. La concejala más joven, quien también es Secretaria General de Juventudes Navarras, Cristina Martínez, se mostró entusiasmada, probablemente previendo el resultado de la votación. Esta quiso invitar a su novio Nacho Igea, expresidente de Juventudes Navarras, su mejor amigo, Juanma Sánchez, y su padre Jorge.

El grupo municipal de EH Bildu, con ánimos muy distintos que en 2015, esta vez llevó menos invitados que hace 4 años cuando consiguieron hacerse con la Alcaldía de Pamplona. El ya ex alcalde Joseba Asiron acudió solo al acto de investidura, como también lo hizo el concejal Joxe Abaurrea, quien antes del pleno de investidura quiso destacar el nuevo equipo de EH Bildu, que pasa de 5 a 7 concejales, y que esperan sea "el referente de la izquierda en Iruña". Un grupo que, a juicio de Abaurrea, "tiene mucha preparación, y va a trabajar con experiencia e ilusión", con la idea de desbancar en 2023 a esa "derecha que con Navarra Suma ha construido su última trinchera". El grupo municipal de EH Bildu comió ayer en el Patio de las Comedidas antes de acudir al acto de investidura. Entre las mujeres, sí quiso estar acompañada la concejala Maider Beloki, que invitó a sus padres, Agustín Beloki y Blanca Unzu. Entre los ediles del grupo abertzale que debutan, Marian Aldaia llevó a su hermano Eider, y a sus amigos Martxelo, Itsaso, Ana y Julen. Su compañero Endika Alonso también fue con su madre, María Ángeles Irisarri; su hermana María Ángeles Alonso y su pareja, Saioa Martínez. Eva Aranguren acudió con su pareja, Alex, su hija Naroa, y Sara, amiga y compañera de partido.

Por la bancada socialista, la portavoz Maite Esporrín fue con su esposo, Jesús Bayón, su hijo David, éste con su novia Jenny, y su hija Bea, con su marido Alberto. El nuevo edil socialista Xabier Sagardoy, el más joven de la Corporación, quiso rodearse de sus padres, Juan Ramón Sagardoy y María Luisa Ortega, además de su tía, Milagros Sagardoy.

Tampoco acudieron solos a la cita los miembros de Geroa Bai, que el miércoles ya despidieron a sus compañeros de grupo en el Baserriberri. A Itziar Gómez la acompañaron su marido Txema Lizarraga, y sus compañeros de partido Koldo Martínez y Iosu Janices. Por su parte, Patxi Leuza quiso que estuvieran a su lado su mujer, María Izcue, su hija Miren y su amigo Joseba.