Hualde abre hoy la ronda de contactos y habilita julio para la investidura

El Parlamento dispone todo el mes ante la previsible falta de candidatos
Bildu insiste en que sin diálogo no facilitará la presidencia socialista
Chivite no irá a la investidura hasta cerrar el acuerdo a 23 escaños

09.02.2020 | 16:55
El secretario de organización del PSN, Ramón Alzórriz, sirve agua al parlamentario de EH Bildu, Adolfo Araiz, ayer en la Junta de Portavoces.

El Parlamento dispone todo el mes ante la previsible falta de candidatos. Bildu insiste en que sin diálogo no facilitará la presidencia. La socialista Chivite no irá a la investidura hasta cerrar el acuerdo a 23 escaños.

Pamplona - El presidente del Parlamento, Unai Hualde, inicia hoy la ronda de contactos con los portavoces parlamentarios para buscar una candidatura a la presidencia. Las reuniones se celebrarán entre hoy y mañana de menor a mayor número de escaños, y lo harán en un contexto protocolario en el que no se esperan sorpresas. Así lo marca el calendario electoral, que fija diez días desde la constitución del Parlamento para la primera ronda de contactos. Pero no habrá investidura de María Chivite al menos hasta después de San Fermín. Consecuencia lógica de un mapa electoral abierto en el que las cosas se van clarificando poco a poco pero sin que a estas alturas quede definido dónde puede terminar.

Las sensaciones en cualquier caso son positivas entre las cuatro fuerzas que han comenzando la negociación programática. PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E están citados mañana para debatir el borrador que los socialistas les trasladaron el pasado lunes y plantar posibles modificaciones. Y aunque todos ven margen de modificación -Podemos ha anunciado ya 250 propuestas-, la impresión general es que habrá un acuerdo, si no total, sí casi definitivo para finales de la próxima semana. El objetivo es dejar todo cerrado de cara a la vuelta de las fiestas de San Fermín para afrontar después el modelo y la composición del Gobierno, de forma que la toma de posesión se pueda llevar a cabo antes del mes de agosto. Posiblemente la última semana de julio.

Plazos aproximados y optimistas que sin embargo van a depender de múltiples factores. Algunos externos, como el proceso de investidura de Pedro Sánchez en Madrid. Las diferencias entre el PSOE y Podemos en torno al reparto de carteras ministeriales ha abierto la puerta a un acercamiento socialista a Ciudadanos que de momento ha caído en saco roto. Pero que podría prosperar si en las próximas semanas no se despeja el panorama de la investidura de Sánchez y arrecian las presiones al partido de Rivera para que facilite el inicio de la legislatura con una abstención. Y el precio que podría poner el partido naranja a cambio del desbloqueo parece evidente: "¿Yo vender a mis compañeros de Navarra por un ministerio? ¡En la vida!", enfatizó ayer su portavoz, Inés Arrimadas, al tiempo que su coalición en Navarra ofrecía al PSOE sus dos escaños en Madrid a cambio de que renuncie a gobernar la Comunidad Foral. "Si se separa de EH Bildu puede tener nuestro voto favorable", reiteró Javier Esparza.

Diálogo con Bildu Hay no obstante otro factor más cercano que se interpone en el camino de María Chivite hacia la presidencia del Gobierno. La mera aritmética parlamentaria que, como recordó ayer el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, hace de los 23 escaños que suman PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E insuficientes para garantizar la investidura. Es imprescindible la abstención de la formación soberanista, que exige una "interlocución directa" que los socialistas, por ahora, se niegan a aceptar.

La formación abertzale recuerda que la última legislatura ambos partidos han colaborado con normalidad en el Parlamento dentro de sus diferencias ideológicas, por lo que rechaza quedar excluida de un proceso en el que, al final, sus votos serán indispensables. "La política de exclusión no lleva a ningún sitio. 23 parlamentarios no es mayoría absoluta en el Parlamento de Navarra", defendió Araiz, que aseguró que su partido está "abierto" a comunicarse con el PSN. "Si finalizado ese proceso quieren mayoría absoluta, estamos convencidos de que pasará por que el PSN abra una interlocución política con EH Bildu", confió el portavoz de la formación que, con cierta lógica, subrayó que no pueden apoyar un Gobierno si no conocen de primera mano qué es lo que tiene previsto hacer. "Necesitaremos saber y no precisamente por la prensa", apuntó.

Pero eso es algo de lo que los socialistas navarros no quieren ni hablar. Al menos por ahora, centrados en avanzar paso a paso sin caerse por un camino minado, y en el que avanzan lentamente ante la atenta mirada de Ferraz. "No vamos a pactar ni negociar con EH Bildu", reiteró ayer el secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, en coherencia con las líneas rojas fijadas desde Madrid. Tal vez toque saltarlas, pero no ahora. De momento se ha habilitado todo el mes de julio para los trámites parlamentarios. La investidura queda lejos todavía.

Los plazos

Ronda de contactos. Hualde comienza hoy a las 10.30 horas la ronda de contactos formal con los grupos políticos. Recibirá en primer lugar a Izquierda-Ezkerra, a las 11 a Podemos y a las 11.30 horas a EH Bildu. Mañana a las 10 horas será el turno de Geroa Bai, a las 10.30 del PSN y a las 11 horas de Navarra Suma. La previsión es que no haya candidatura a la presidencia, por lo que se repetirá la ronda tras los Sanfermines.

Programa de Gobierno. PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E se reunirán mañana para avanzar en el acuerdo programático. Los tres últimos deben dar una respuesta al borrador de los socialistas.

Julio, mes hábil. El Parlamento ha habilitado el mes de julio para el posible proceso de investidura de María Chivite. Si los plazos optimistas se cumplen, el debate tendría lugar en la segunda quincena del mes que viene.