Podemos impide el gobierno del PSOE en La Rioja por no haber logrado consejerías

Su única diputada provoca una crisis interna por sus elevadas exigencias

09.02.2020 | 20:29
La diputada de Podemos, Raquel Romero, abandonando ayer el pleno riojano.

pamplona - La situación es compleja y se presta a mirarla desde distintos puntos de vista. La única diputada de Podemos en La Rioja consumó ayer su amenaza, y votó en contra de la investidura de la socialista Concha Andreu y de poner fin a más de dos décadas del gobierno del PP. Ahora quedan dos meses para evitar la repetición electoral. En el fondo de la controversia se encuentra la misma pugna que mantienen los dos partidos a nivel estatal para la investidura de Sánchez: la entrada en el gobierno. Sin embargo, la diputada morada Raquel Romero se está enfrentando a una marejada interna porque su decisión no la entienden los círculos de la comunidad ni la dirección estatal, ya que se ha difundido que ha pedido tres de las ocho consejerías aunque tiene un solo escaño.

Ese matiz no impide que tanto Podemos como el PSOE utilicen este choque para presionarse y como laboratorio de la investidura de Sánchez, mientras el líder de la formación morada a nivel estatal, Pablo Iglesias, insiste en decir que no comparte la decisión de Romero pero no toma cartas en el asunto. La polémica, en cierto modo, le perjudica, porque sirve al PSOE para llevar a la caricatura su exigencia de entrar en los gobiernos, citando este caso desproporcionado. En paralelo, IU sí ha cerrado un acuerdo con el PSOE, de carácter programático.

La diputada de Podemos mantuvo ayer su bloqueo en la segunda votación con su voto en contra, de manera que, si en dos meses no se alcanza un acuerdo, la comunidad tendrá que afrontar una repetición de las elecciones. Andreu tuvo 16 votos a favor (15 del PSOE y uno de IU), y 17 en contra (12 del PP, 4 de Ciudadanos y el de Romero). PSOE y Unidas Podemos habían mantenido contactos que no tuvieron éxito. Romero fue abucheada. En su discurso, interpretó que la investidura está siendo sometida "a la voluntad de Pedro Sánchez y no a la del Parlamento de La Rioja". Según dijo, Podemos quiere aportar trabajo, "no una, ni dos, ni tres consejerías". "Han suspendido junio y la reválida de julio. Les queda septiembre", lanzó. La candidata Andreu criticó que se plantee un gobierno que no es "ni proporcional y justo". Según algunas informaciones, los socialistas ofrecieron dos viceconsejerías y la dirección general de Vivienda.

Pero la decisión de Romero no es compartida por buena parte del partido. Por un lado, sirve a Podemos para presionar en la investidura de Pedro Sánchez, asomándolo al abismo de que su propia proclamación sea tumbada la semana que viene; pero, al mismo tiempo, sirve al PSOE para llevar al extremo y al ridículo las peticiones de Podemos.

Círculos de Podemos en La Rioja pidieron ayer "perdón" por el "espectáculo". Los círculos de Haro, Logroño, Bajo Iregua y parte de las bases solicitan tomar cartas en el asunto, y hay voces que reclaman una asamblea para reemplazar al equipo negociador en esta comunidad autónoma. La diputada de IU, Henar Moreno, rogó a la dirección estatal de Podemos que organice una consulta.