Un carguero militar de EEUU transporta a Hondarribia uno de los helicópteros de Trump

El aterrizaje del avión, uno de los más grandes que ha llegado nunca al aeropuerto, causó una enorme expectación
El helicóptero quedó alojado en el hangar de la instalación

10.02.2020 | 00:48
El impresionante Boeing de la aviación estadounidense aterrizó en el aeropuerto de Hondarribia para descargar el helicóptero presidencial

El aterrizaje del avión, uno de los más grandes que ha llegado nunca al aeropuerto, causó gran expectación

donostia - Pocas veces el aterrizaje de un avión levanta semejante expectación. In situ, o a través de las redes sociales, donde se rebotaron las imágenes hasta la saciedad, la llegada ayer al aeródromo de Hondarribia de un enorme carguero de las fuerzas armadas de Estados Unidos causó impresión. El avión militar, un Boeing C-17 Globremaster de 53 metros de longitud, traía además en sus tripas una mercancía singular: un Marine One, uno de los helicópteros que suele llevar a bordo al presidente estadounidense, Donald Trump.

El aparato, al parecer procedente de una base aérea de Dover (Inglaterra), aterrizó en Hondarribia pocos minutos después del mediodía. "Ha sido un aterrizaje con total normalidad", explicaron fuentes de Aena a NOTICIAS DE GIPUZKOA. ¿Y cómo es posible que un aparato de semejante envergadura aterrice en Hondarribia, un aeródromo continuamente cuestionado por la limitada longitud de su pista? Porque un avión de estas características puede posarse prácticamente sobre cualquier superficie. "No son lo mismo las necesidades que requiere un avión comercial a las de uno militar. Un avión de este tipo puede aterrizar en una pista corta, en una pista de tierra... En una pista de un kilómetro puede aterrizar y despegar", señalaron las mismas fuentes.

De hecho, a eso de las 13.30 horas, cuando despegó del aeropuerto guipuzcoano, el carguero de EEUU apenas necesitó medio kilómetro de la pista para plantarse encima de los edificios de Hendaia.

Durante el tiempo que permaneció en las instalaciones, una veintena de trabajadores, junto a una docena de militares estadounidenses, descargaron del interior de la aeronave numeroso material para la cumbre del G-7 que se iniciará el viernes en Biarritz.

Entre cajas y bultos, lo más preciado sin duda era el Marine One, un helicóptero VH-60N Whitehawk que pilota el Cuerpo de Marines y que se utiliza para los desplazamientos del presidente Trump (el vicepresidente viaja en el Marine Two).

El helicóptero, también de grandes dimensiones, quedó alojado en los hangares del aeropuerto, según confirmaron las mismas fuentes de Aena. Trump suele desplazarse en el Marine One y en la limusina presidencial en todos sus desplazamientos, ya sean en EEUU o fuera de su país. En el caso del Marine One, acostumbran a volar varios helicópteros idénticos al mismo tiempo, en ocasiones hasta cinco, como medida de seguridad. Según señaló ayer ETB, el Air Force One en el que viajará Trump a la cumbre podría aterrizar en Mont-de-Marsan.

El Boeing que aterrizó ayer es uno de los aviones más grandes que nunca han recalado en el aeropuerto de Hondarribia, donde las naves de mayor tamaño que operan son los Airbus 320 Neo de la compañía Vueling, de 37 metros de longitud. Fuentes de Anea consultadas por este periódico señalaron que no esperan más vuelos de este tipo en los próximos días con motivo de la cumbre de presidentes del G-7.

aterrizaje en hondarribia

El avión. El Boeing C-17 Globremaster es un carguero militar de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Tiene una longitud de 53 metros. Es uno de los aparatos más grandes que ha recalado nunca en estas instalaciones.

El helicóptero. El aparato que transportaba el avión militar es el Marine One, uno de los helicóptero que utiliza el presidente de EEUU en sus desplzamientos. En concreto, es un modelo VH-60N Whitehawk. El Marine One es transportado allí donde viaja el presidente, tanto dentro como fuera de los Estados Unidos. Lo mismo ocurre con la limusina presidencial.

longitud de la pista

1.427

metros es la longitud que tiene la pista de Hondarribia para la maniobra de aterrizaje, y 1.577 para la de despegue. Su longitud limita la operatividad de los aviones comerciales. Sin embargo, cargueros como el Boeing C-17 tienen unas características que les permiten aterrizar en una pista con una longitud tan limitada.

noticias de noticiasdenavarra