indignación con Álvarez de Toledo

Génova incendia la convención del PP vasco y acusa a Alonso de ser “tibio” con el PNV

En vísperas del decisivo cónclave para la refundación del partido, Álvarez de Toledo recuerda que el PP vasco “ya fracasó”

10.02.2020 | 03:01
Álvaro Pombo, Rosa Díez, Cayetana Álvarez de Toledo y Pablo Casado, ayer en las inmediaciones del Congreso de los Diputados.

BILBAO - La cúpula del Partido Popular en Génova mandó ayer un recado en toda regla a su filial en la CAV y le puso negro sobre blanco los límites de la "autonomía y perfil propio" que Alfonso Alonso pretende imprimir a su formación. La portavoz de los populares en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, le acusó de ser "tibio" con el PNV y le recordó que un acercamiento al nacionalismo vasco "ya fracasó", en referencia al mandato de Arantza Quiroga al frente de los populares vascos, a la que sucedió Alonso. Asimismo le advirtió de que sus proclamas a favor de la foralidad no pongan en riesgo la "igualdad" de los españoles. Un torpedo en la línea de flotación de la dirección de Alonso que pretende dar un giro a su partido ante las últimas debacles electorales en los comicios de este año.

El zasca de Génova a Alonso se produce en la víspera de la convención política que los populares vascos van a celebrar entre hoy y mañana en el Palacio Europa de Gasteiz. El cónclave pretende ser el punto de inflexión del partido que busca reinventarse.

Las declaraciones de Álvarez de Toledo han sentado muy mal en el PP vasco y han incendiado la convenión. El exdiputado general de Araba y senador vasco del PP Ramón Rabanera, se mostró sorprendido por las declaraciones y la calificó de "mala compañera". En declaraciones a la cadena Ser, añadió dice que nunca la ha visto por Euskadi y le pide a Pablo Casado que la haga rectificar. El exdiputado general de Araba, recuerda a la portavoz de su partido en el congreso que los derechos forales están reconocidos en la Constitución y se ofrece a darle unas clases de foralismo.

En esta convención Alonso quiere dotar al partido de un "perfil propio" vasco, con mayores dosis de autonomía frente a Génova y con una defensa más contundente de la foralidad en Euskadi. Durante estos dos días los populares vascos intentarán sellar esta apuesta y comprometer en torno a esta hoja de ruta a todo el partido.

La apuesta choca con los planes de Casado que plantea un partido homogéneo en todo el Estado y en clave de recentralización también interna. Euskadi y Galicia, Alfonso Alonso y Alberto Núñez Feijóo, han intentado sin ruido hacer su propio camino aunque, al contrario que el líder del PP gallego y presidente de la Xunta, el dirigente vasco presenta unos resultados electorales muy precarios.

Y Álvarez de Toledo se lo recordó ayer para prevenirle de un mayor distanciamiento de Génova en su intento de resucitar al PP en Euskadi aproximándose a lo que ella denomina el "marco del nacionalismo" vasco, especialmente al PNV. "Los errores que se cometieron en el PP vasco en su día fueron porque se apartaron de la consigna de que lo moral es lo eficaz y se creyó que acercándose a posiciones más tibias, de contemporización con el nacionalismo vasco, se podía obtener un mejor resultado electoral; y se ha demostrado que esa operación ha fracasado", declaró ante los micrófonos de esRadio.Todo un aviso a navegantes cuyo efecto real podrá medirse entre hoy y mañana en la convención del partido, especialmente en la jornada de clausura de mañana en la que tomarán la palabra primero Alonso y luego Casado.

foralidad e "igualdad" En los días previos a la convención, en la que los populares vascos fijarán sus posiciones en materia política, económica y social, Alonso ha enseñado sus intenciones en distintas entrevistas y ha subrayado que el PP vasco es "distinto" del Partido Popular estatal. "Tenemos nuestra opinión y nuestra posición. Para nosotros es muy sensible el tema de la foralidad. Supongo que eso es un asunto que no es importante en Murcia, pero para nosotros es decisivo", ha explicado, en referencia al régimen especial consagrado en la Constitución por el que, de forma similar a lo que ocurre con la comunidad de Nafarroa, se rigen los territorios históricos de Bizkaia, Araba y Gipuzkoa.

Sobre el acento vasco que reclama Alonso para su formación, Álvarez de Toledo señaló que "si el perfil propio consiste en decir que la legitimidad de nuestro ordenamiento constitucional tiene zonas reservadas que se remiten a derechos históricos previos y no a la Constitución y a la soberanía común, me parecería un grave error". En este sentido, sugirió que el proyecto de Alonso pase por reivindicar la igualdad de los españoles y su libertad, "es decir, del principio constitucional en el que estamos".

Por todo ello la elegida por Casado para fijar el mensaje público de los cargos del PP defendió que la refundación de la marca en Euskati tiene que pasar por conformar un proyecto "moderno, moral y eficaz". A su juicio, el PP vasco cometió el error de separarse de la idea de que "lo moral es lo eficaz", añadió en referencia sin citarla a Arantza Quiroga, presidenta del partido entre 2013 y 2015, año en el que dimitió ante las críticas internas y externas por su posición sobre la convivencia y el final de ETA.

ENTREVISTA ESTE VIERNES El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha recordado que la Constitución "ampara y respeta" los fueros, pero ha incidido en que no pedirá a la portavoz de la formación en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, que rectifique.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el dirigente popular ha sido cuestionado por las afirmaciones de la portavoz del PP en la Cámara baja, quien este jueves sostuvo que el PP vasco cometió el "error" de "contemporizar" y mantener una posición "tibia" con respecto al nacionalismo vasco.

En este sentido, Alonso ha afirmado que no cree que él sea "un tibio" y ha defendido que el PP vasco está conformado por gente "valiente, perseverante y tenaz" que este viernes y sábado acudirá a la convención extraordinaria que se desarrollará en Vitoria "con nuestras ideas".

Cuestionado por el posicionamiento de Álvarez de Toledo respecto a los derechos históricos, Alonso se ha limitado a señalar que él se ha leído la "disposición adicional primera de la Constitución" que recoge el "respeto y amparo de los derechos históricos de los territorios forales".

"Eso dice la Constitución, nuestro espíritu es constitucional y llevamos años defendiéndola... Gente muy distinta tiene que convivir y ese deseo de convivencia nace tras años de mucha dureza en esta tierra", ha afirmado en referencia al terrorismo de ETA.

De este modo, ha apostado por "construir una convivencia y buscar un proyecto que una". "Esa es la voluntad de utilidad del PP vasco que se enraiza en nuestra tradición foral y encuentra una solución a través de la disposición adicional primera de la Constitución por primera vez en la historia. Hay una conciliación entre Constitución y los fueros", ha añadido.

Tras considerar que quizá estas cuestiones "a veces son poco conocidas", ha apostado por "hacer un esfuerzo de pedagogía" ya que "lo que se puso de manifiesto ayer es esto, que el esfuerzo de pedagogía que hacemos es corto y hay que explicarlo más".

"Supongo que conocerá la Constitución mejor que yo --Cayetana Álvarez de Toledo--. Es una persona muy inteligente y con mucha formación pero yo recuerdo ese artículo de la disposición adicional primera", ha insistido.

Por ello, ha remarcado que el PP vasco "tiene una personalidad propia y diferenciada", aunque "parece que nos riñen" por tener un perfil, y ha destacado que está también conformado "por gente leal y profundamente moral". "Esto lo voy a contar todos los días, aquí, en Madrid y en cualquier sitio. Nuestra propuesta no va contra nadie sino que busca conciliación en el País Vasco y en España", ha detallado.

Cuestionado por si las palabras de Álvarez de Toledo han sido hirientes, Alonso ha reconocido que "hay mucha gente que se ha sentido dolida en el partido, en el País Vasco, por esta incomprensión". No obstante, ha valorado los mensajes de apoyo recibidos de compañeros de fuera de Euskadi: "La gente tiene memoria y sabe quiénes somos. Me quedo con las muestras de apoyo", ha añadido.

A su juicio, los planteamientos del PP vasco se encuentran recogidos en la ponencia política del PP nacional de tal forma que "lo que yo estoy proponiendo es muy ortodoxo y va en línea con lo que ha defendido el PP".

PABLO CASADO Asimismo, ha reconocido haber estado en contacto con el presidente de la formación Pablo Casado en las últimas horas, quien le ha transmitido un mensaje de ánimo.

Además, ha afirmado que no tiene intención de pedirle a Álvarez de Toledo que rectifique. "No voy a pedirle nada. Lo que he hecho es mandarle nuestro comunicado político. Lo ultimo que quiero es una disputa, pelea con un compañero de partido. No son mis adversarios, es mi compañera", ha insistido.

De este modo, ha afirmado que es "seguro" que el PP vasco va a conseguir "un respaldo explícito y claro de Pablo Casado", que este sábado acudirá a la convención de Vitoria.

"Terminará bien y lo demás son accidentes que se producen en el camino, incomprensiones porque damos las cosas por sabidas y fuera de aquí son menos conocidas. Confío en que en el cierre con Pablo Casado nos unamos de verdad. El PP vasco suma en el conjunto de España y está en la defensa para que Casado pueda ser presidente del gobierno", ha expresado.

ROSA DÍEZ Por lo que respecta al hecho de que la exfundadora de UPyD, Rosa Díez, afirmara ayer en un acto del PP que "echa en falta" el Congreso de los Diputados, Alonso ha indicado que él también lo echa de menos "pero no me voy a ir al Congreso ahora".

"Voy a recordar las cosas que me han unido a Rosa Díez en la lucha contra el terrorismo... Ella tiene pasado y deseo que tenga lo mejor para el futuro. Ahora le gusta el PP, a mí me ha gustado siempre y parece que empezamos a coincidir en más cosas", ha finalizado.