EL PARLAMENTO refuerza un acuerdo de centralidad en torno al euskera

PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E rechazan una moción de Navarra Suma que pedía paralizar los planes lingüísticos en la administración

El Gobierno se muestra compactado dentro de su pluralidad

10.02.2020 | 03:54
La presidenta María Chivite sonríe a la parlamentaria Miren Aranoa en presencia de Adolfo Araiz.

pamplona - El pleno del Parlamento de Navarra rechazó ayer con los votos de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E una moción de Navarra Suma para pedir al Gobierno que paralice los planes lingüísticos en la administración. La iniciativa reclamaba su "paralización inmediata" por "discriminar" y "vulnerar" la igualdad de oportunidades en el acceso a la función pública. Un clásico. En contra de la moción, la socialista Inmaculada Jurío recordó sus diferencias pasadas con UPN en materia de euskera. "Actuaremos con base en un acuerdo programático, que se refiere al euskera, sin complejos y en el que nos sentimos cómodos" porque "nos vamos a mantener dentro de la Lorafna y la Ley del Euskera". Jurío buscó posicionar a su partido entre el "nunca hemos demonizado el euskera", y el rechazo a "euskaldunizar" Navarra. Destacó que con el actual Gobierno los planes lingüísticos del anterior "decaen" por "la pura lógica de unas estructuras nuevas". "Se harán otros", indicó, pero a su vez recordó que las plazas con euskera preceptivo aprobadas por el anterior Ejecutivo se determinaron "respetando los derechos inherentes de los funcionarios".

Jabi Arakama, de Geroa Bai, tiró de metáfora cinematográfica: "esta película ya la habíamos visto, la enésima utilización del euskera por la derecha navarra". Bancada a la que reprochó utilizar como único dato que solo el 6,6% de la ciudadanía hable euskera de forma habitual, olvidando a quienes lo usan aunque sea con menos frecuencia. Recordó Arakama la "obligación de las administraciones de garantizar los derechos lingüísticos de la ciudadanía". Para el parlamentario de Geroa Bai, Navarra Suma "sigue azuzando el tema porque les sale rentable" pese a "la crispación" que genera.

Por parte de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, también subrayó la insistencia de Navarra Suma en torno a un "mantra" con el que "están manipulando las cosas" y "descaradamente los datos" de euskaldunes y puestos en los que se exige esta lengua. Por ello, advirtió su oposición a aceptar "ningún tipo de retroceso" en los "pasos importantes" que en relación con el euskera se dieron en la pasada legislatura, a pesar de que, dijo, "no fuimos capaces de dar pasos estructurales, superar la zonificación y hacer una nueva ley del euskera".

Ainhoa Aznárez, de Podemos, se refirió también a la fijación de Navarra Suma en este asunto, e insistió en que es "un mantra" de Navarra Suma, al tiempo que defendió el derecho de la ciudadanía a dirigirse a la administración en el idioma que elija, y apuntó que la normativa vigente fue negociada con los sindicatos y avalada por el Consejo de Navarra y la Comisión Foral de Régimen Local.

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, se preguntó "por el interés y la intención de Navarra Suma con esta moción" cuando el decreto del uso del euskera tuvo "un consenso muy amplio y ahora toca determinar los perfiles lingüísticos de cada puesto, sabiendo que ningún funcionario va a perder el suyo".

Así que Navarra Suma quedó en completa soledad, aunque su parlamentario Carlos Pérez-Nievas, antiguo consejero de educación por CDN, y ahora dirigente de Ciudadanos, dijera que su punto de vista es "el de la inmensa mayoría" de los navarros. Sostuvo Pérez-Nievas que "el euskera es una lengua que tiene que ser protegida, promocionada y no utilizada en el debate político", antes de que llegaran los peros de una moción con eminente carácter político: "no vamos a amedrentarnos", porque "esto es desproporcionado" y "no van a poder" modificar lo que ya se ha hecho con base en estos planes. Pero también habló de "desaguisado", "manipulación política de primer orden" y "obsesión" de quienes tejen un principio de centralidad en el que Navarra Suma se autoexcluye. Terminó Pérez-Nievas acusando de traición al PSN, palabra gruesa, y al mismo tiempo en la línea de arranque de legislatura, con la derecha tratando de erigirse en pretendida ideóloga de los socialistas.

inversiones sostenibles Además de esta cuestión, otro asunto con enjundia radicó en una moción presentada por EH Bildu, que salió adelante con los votos favorables de esta coalición más los de Geroa Bai, Podemos e I-E, y las abstenciones del PSN y Navarra Suma. Moción que insta al Gobierno foral a que en el plazo de un mes elabore un proyecto de ley para conceder un crédito extraordinario en los Presupuestos Generales de Navarra para 2019, por importe de 25 millones de euros para la realización de inversiones financieramente sostenibles previstas en la ley foral aprobada en octubre de 2018 y que no hubieran sido todavía ejecutadas.

La moción propone que el importe se financie con cargo a la partida del remanente de tesorería para gastos generales, con la cuantía del superávit del ejercicio del año 2018.

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz afirmó que "Navarra cumple todas las condiciones establecidas en la disposición adicional de los Presupuestos Generales de 2018" para materializar estas inversiones. Así, explicó que "Navarra presenta superávit, cumple la regla de gasto sin ningún problema, cumple con el objetivo de deuda pública, y además cumple con el plazo de periodo medio de pago". "No hay excusas. El Gobierno de Navarra tiene en sus manos la posibilidad de destinar a estas inversiones 25 millones". El parlamentario de Navarra Suma Juan Luis Sánchez de Muniáin se mostró a favor de que se tramiten suplementos de crédito para las inversiones, pero se declaró "en contra de que se vuelva a engañar a los ayuntamientos" con inversiones "que no da tiempo de hacer". El parlamentario del PSN Jorge Aguirre reconoció el valor de las inversiones, pero se mostró partidario de no generar "unas expectativas sobre algo que no estamos en condiciones de asegurar". En la misma línea, el parlamentario de Geroa Bai Pablo Azcona, dijo que "los plazos son bastante ajustados, por no decir que no son posibles", pero ofreció la posibilidad de negociar la inclusión de las inversiones en los Presupuestos Generales de Navarra para 2020.

El parlamentario de Podemos, Mikel Buil, respaldó la iniciativa de EH Bildu, criticando al Gobierno central por "cómo se ha aplicado la ley de estabilidad presupuestaria, una ley austericida que no nos está permitiendo recuperar los servicios públicos cuando son tan necesarios".

También a favor se situó Marisa de Simón, de I-E, para quien "esto no dejará de ser un parche, porque lo que procede es derogar la ley de estabilidad presupuestaria, que ha supuesto una estafa social". - J.B

notas

Motivos luctuosos. El pleno comenzó con un minuto de silencio por el trabajador fallecido en Viscofán el pasado fin de semana, y se concentró en el exterior al mediodía por el último asesinato machista.

Hipotecas IRPH. Se aprobó por unanimidad una resolución, presentada por Geroa Bai, por la que insta al Gobierno de Navarra a que "haga seguimiento del caso de las hipotecas referenciadas al IRPH con sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea aún pendiente"., y destine "los recursos convenientes para atender las necesidades de información y asesoramiento" ante una eventual sentencia del TJUE que pudiera determinar mala praxis.

Aclaración. Error en el pie de un recuadro en la información de ayer: Marisa de Simón es portavoz de I-E, no de Podemos.