Iglesias defiende que Unidas Podemos irá al 10-N con “los mismos” que en abril

El líder de la formación “respeta” el proyecto de Errejón, Más País, porque “es perfectamente legítimo”

10.02.2020 | 05:02

Madrid - El líder de Podemos, Pablo Iglesias, lamentó ayer que los líderes de Equo y Podemos en Murcia se vayan a sumar a Más País, el proyecto de Íñigo Errejón, aunque defiende que en las elecciones del 10 de noviembre en Unidas Podemos "estarán los mismos" que estuvieron en los comicios del 28 de abril.

Así se manifestó en la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid, en una visita a la 42 edición de la fiesta del Partido Comunista de España (PCE), donde reflexionó sobre la marcha de Equo y Podemos Murcia a Más País, argumentando que "todo el mundo es adulto" y se debe respetar a quienes "cambian de partido".

"Es algo perfectamente legítimo", aseveró Iglesias, para hacer hincapié en que Equo sí mantiene su alianza con Unidas Podemos en Baleares, Cataluña, Extremadura y País Vasco.

Enfatizó que Unidas Podemos no acudirá a las urnas "con ningún otro partido político como adversario, y mucho menos los progresistas", puesto que sus verdaderos rivales, añadió, "son los poderes económicos: los que han boicoteado explícitamente que Podemos entre a gobernar en este país".

Es por eso que el candidato de la formación morada insistió en que "respeta al máximo" las decisiones "individuales" de cada líder político y cada formación, y reflexionó que las escisiones de los partidos son "muy habituales" en la política española.

También en alusión al proyecto de Errejón, Iglesias planteó que "respeta" que esa formación quiera que Pedro Sánchez "gobierne gratis", pero puso el acento en que Unidas Podemos solo apoyará al PSOE a cambio de entrar en el Gobierno.

Además, repitió la máxima de que estas elecciones deben dar lugar a un Gobierno que "beneficie a los españoles" y que aborde materias como bajar el precio de los alquileres, defender los derechos sociales y hacer una reforma fiscal por la que "no solo paguen impuestos los trabajadores".

Por ello, zanjó, Unidas Podemos "no entregará sus votos gratis, porque no nació para ello"; y mantendrá su intención de "hacer acuerdos con quien sea necesario para un Gobierno de coalición".

Asimismo, censuró que en los últimos cinco años ha habido un "boicot" para que Unidas Podemos no gobernara, y acusó especialmente al PSOE de haber frenado su entrada al Ejecutivo, aunque la formación morada fue la única que "le dio un Gobierno gratis en la moción".

"Un Gobierno, pese a todo, que no funcionó, que no dio estabilidad y que no fue capaz de sacar adelante unos presupuestos", afeó el dirigente.

Acto seguido acusó al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de haber "engañado a la ciudadanía", al haber concurrido a las pasadas elecciones "prometiendo que apostaba por un Ejecutivo de izquierdas", y finalmente "pedir, hasta el último segundo, el apoyo de la derecha".

Iglesias concluyó su discurso diciendo que los gobiernos de partido único han significado "corrupción y mentira" en España, lo que ha provocado que los votantes "ya no den a un solo grupo todo el poder para repartirse los sillones".

Para escuchar ese mandato de los ciudadanos, Unidas Podemos "seguirá defendiendo que los votos que reciban se tendrán que traducir, sí o sí, en representación en el Gobierno: es la única garantía de que se cumplen nuestras medidas". - Efe