Marlaska habla de 'avances' en la investigación de Tsunami Democràtic

"Los incidentes violentos están protagonizados por grupos minoritarios muy organizados con un mando y una estrategia", dice el ministro

10.02.2020 | 08:10
Movilizaciones masivas en Catalunya. ÓMNIUM

MADRID. El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha revelado este viernes que existen "avances" sobre la investigación para identificar a los "autores intelectuales" de los "incidentes violentos en Catalunya protagonizados por grupos minoritarios muy organizados con un mando y una estrategia evidente", usando para ello plataformas como Tsunami Democràtic.

"Tengan el convencimiento de que será esclarecido", ha dicho en su comparecencia de las 11.00 horas en el Palacio de la Moncloa, una vez celebrada la reunión del gabinete de seguimiento de la situación en Cataluña, que se ha centrado en analizar las 'Marchas de la libertad' y la convocatoria de una huelga general como protesta por la sentencia del 'procés'.

El ministro ha evitado, para "no perjudicar" la investigación en marcha, responder a la prensa sobre si Tsunami Democràtic y otras plataformas están conectadas con el expresidente catalán huido en Bélgica Carles Puigdemont y partidos como la CUP.

En este sentido, ha comentado que se seguirán produciendo detenciones en las "próximas horas o días" --superan ya el centenar, con ocho ingresados en prisión provisional por orden judicial--, entre ellas la del "fascista" que agredió ayer en un incidente "esporádico" a un manifestante independentista en Barcelona. "Los que no han sido detenidos, van a ser detenidos; no habrá impunidad", ha enfatizado.

DETENER A LOS INDUCTORES CONLLEVA MÁS TIEMPO No obstante, el titular del Interior y portavoz del gabinete de crisis del Gobierno ha reconocido que las "identificaciones sobre los autores intelectuales o inductores" de las protestas que han derivado en violencia "conlleva más tiempo".

Marlaska ha asegurado que los cuatro días con episodios violentos se encuadran en un "problema de orden público" y que el objetivo de las Fuerzas de Seguridad del Estado es identificar y detener tanto a los que actúan con violencia en las calles como a los que "inducen" a cometer estas acciones "desde tiempo atrás". "Naturalmente está avanzado", ha dicho en varias ocasiones al referirse a estos inductores que "tendrán que asumir su responsabilidad".

"La respuesta será proporcional y necesaria ante esta violencia minoritaria pero muy organizada y con un mando, por lo que vemos y hemos podido observar", ha continuado Marlaska, subrayando que en España se persiguen delitos y no personas o asociaciones, y que la huelga y la protesta es un derecho constitucional.

La actuación del Gobierno, ha dicho, busca hacer frente al "grave desamparo de los ciudadanos, el grave daño a las instituciones y grave daño a la reputación internacional de Cataluña". Marlaska ha hablado de episodios puntuales de vecinos enfrentándose a radicales que quieren quemar contenedores con la posible afectación de coches y mobiliario urbano.

ANARQUISTAS Y CAMPAÑA DE DESINFORMACIÓN "No hay que generalizar, quien está respondiendo y restableciendo el orden son los Mossos, la Policía y la Guardia Civil", ha dicho, recordando que estos dos últimos cuerpos han visto aumentada la plantilla fija en Cataluña después de que se perdieran 800 efectivos en el último Gobierno del PP.

Marlaska ha reconocido que entre la "previsión" es que en Cataluña actúen grupos violentos de perfil anarquista y antisistema procedentes de otros países europeos, subrayando que "siempre tienen predilección por hacer presencia física", como ocurrió en el último G7 en Biarritz. "Los dispositivos están acordados en base a esa circunstancia", ha añadido.

Como ha hecho en diferentes medios de comunicación, el ministro en funciones también ha denunciado la "campaña de desinformación" que alude a supuestos policías infiltrados que provocan los disturbios. Entre el repaso de incidencias de la huelga ha citado en el apartado de la ciberseguridad que no se han detectado "ataques de gran impacto", aunque "sí existe redifusión masiva de mensajes de desprestigio de los agentes de autoridad". "Es muy clara la labor de desinformación y creo que tiene muy poco recorrido", ha terciado.