PRIMERA COMPARECENCIA ante los medios

Eba Blanco se siente "absolutamente legitimada" como secretaria general de EA

Subraya que cuenta con "el respaldo de muchos afiliados y de los órganos de EA"

10.02.2020 | 11:11
Eba Blanco, en una imagen de archivo.

GASTEIZ. En la primera comparecencia que ha ofrecido ante los medios de comunicación desde que anunció la presentación de su candidatura ha secretaria general de EA, Blanco ha hecho referencia a la crisis interna del partido, ya que la corriente crítica liderada por Maiorga Ramírez ha acusado de "caciquismo" al sector oficial por retirarle de las primarias por un defecto de forma en su candidatura.

Tras recordar que a lo largo de todo el proceso de primarias ha permanecido "en silencio" para "no contribuir a crispar más el ambiente", ha lamentado que en este tiempo "ha habido mucho ruido, demasiado" y ha "soportado mentiras e insultos, a veces incluso en el plano personal, tanto en los medios de comunicación como a través de las redes sociales".

"Han sido mentiras e insultos que, más que a mí misma, han perjudicado gravemente la imagen de EA. Ante ese tipo de actitudes, hoy quiero decir alto y claro que, además de ser éticamente intolerables, las mentiras e insultos nunca son la base para construir nada, ni tampoco van a ser nunca el camino para reforzar nuestro partido", ha defendido.

Asimismo, ha reconocido que esta "no es la manera" con la que hubiera querido acceder a la secretaría general de EA, ya que cuando decidió presentarse al proceso de primarias "solo contemplaba la opción de llegar al cargo tras la votación de la afiliación".

"Creo que en este tipo de procesos siempre es enriquecedor que haya más de una candidatura, pero, por desgracia, en este caso he sido la única candidata en cumplir las condiciones exigidas", ha destacado.

ABSOLUTAMENTE LEGITIMADA

En este sentido, ha afirmado que se siente "absolutamente legitimada" porque ha llegado a ser nombrada "respaldada por el proceso aprobado en una asamblea nacional". "Se ratificó en una asamblea nacional y tengo el respaldo de muchos afiliados y de los órganos de EA, entre ellos, la Asamblea Nacional que es el máximo órgano entre Congresos", ha indicado.

Para Blanco, "el procedimiento está zanjado, el proceso ha terminado según el reglamento y la Comisión de Organización Electoral (COE) de Eusko Alkartasuna se ha disuelto. Otra cosa es lo que pueda pasar a partir de ahora".

Al respecto, ha indicado que el partido está "judicializado" por el conflicto surgido sobre el censo, y ha explicado que se han solicitado medidas cautelares y la próxima semana se va a celebrar una vistilla. "Por tanto, terminar el proceso sí, veremos qué es lo siguiente", ha señalado.

LOS AVALES

Según ha explicado, no necesitó un censo para recabar los avales que el reglamento solicitaba, un total de 50 --10 por organización territorial-- y ha explicado que buscó otros diez "por prudencia" por si le anulaban alguno "como así fue".

"Seguramente si me hubiera dedicado a buscar 500 o 700 avales hubiera tenido más complicaciones porque tuvimos un plazo del día 7 al 11 para buscar avales", ha indicado.

No obstante, ha rechazado valorar las dificultades denunciadas por Maiorga Ramírez. "No conozco en detalle lo ocurrido y no voy a valorar qué es lo que ha hecho Maiorga Ramírez. Solo puedo decir cómo he hecho yo las cosas y las he hecho en base al reglamento aprobado y ratificado en la Asamblea Nacional", ha señalado.

Blanco ha insistido en que el reglamento pedía 50 avales y ha insistido en que ella se ha dedicado a "cumplir el reglamento de primarias, desde el principio hasta el final". "Estoy tranquila porque he hecho las cosas bien", ha reiterado.

PREOCUPACIÓN POR UNA ESCISIÓN

Preguntada sobre si ha tenido miedo a una escisión o fractura de EA, Blanco ha explicado que tiene confianza en que esto se solucione y ha defendido que hay más cosas que les unen pero ve necesario un cambio de actitud y empezar a trabajar para pensar en el futuro de EA. "Tenemos mucho que aportar y es una pena que estemos enrocados en estas cuestiones y no nos dediquemos a lo que tenemos que hacer en este país", ha defendido.

Tras reconocer su "preocupación" por cómo se han desarrollado las cosas, ha indicado que la primera tarea que se impone como secretaria general es "recomponer las confianzas y las relaciones políticas que se han descosido durante este proceso". "Si hay algo que tengo claro, es que todas y todos somos necesarios para fortalecer Eusko Alkartasuna", ha defendido.

Blanco ha subrayado que "la división debilita" al partido y ha avanzado que va a hablar con Maiorga Ramírez con el objetivo de "reconstruir puentes". "Aunque en estas últimas semanas se han dicho muchas cosas, la única verdad es que en EA no conozco a nadie que piense en que el partido desaparezca o se disuelva no sé dónde", ha indicado.

Sobre la posibilidad de incorporar a Maiorga Ramírez a su equipo, Blanco ha dicho que primero tiene que hablar con él. Según ha explicado, en una conversación telefónica le dijo que no tenía intención de hablar con ella hasta que no se le reconociese como candidato. "Una vez terminado este proceso, creo que hay que empezar a hablar. No sé qué intenciones tiene, la verdad", ha señalado.

Asimismo, ha defendido que su objetivo va a ser "reforzar y garantizar la presencia, la voz, la imagen y la capacidad de influencia de EA en EH Bildu y, en general, en toda la sociedad".

"Hoy es el día que podemos decir con orgullo que, con la senda que tomamos en 2009, hemos conseguido que los principios fundacionales de EA estén hoy más fuertes que nunca en el país: la defensa de los derechos humanos, la justicia social y la independencia. Y el futuro también viene por ese camino, y a todas las personas que formamos Eusko Alkartasuna nos corresponde edificar ese futuro desde EH Bildu", ha subrayado.

Preguntada por la situación con el resto de compañeros de EH Bildu --coalición que integra EA junto a Sortu y Alternatiba--, ha destacado que están actuando "desde el respeto". "Respetan una cuestión nuestra, interna", ha señalado.