Puigdemont, Comín y Puig, en la Eurocámara tras el levantamiento del veto

20.12.2019 | 12:37
Puigdemont yToni Comín, ante la sede del Parlamento Europeo.

BRUSELAS. El expresident de la Generalitat de Catalunya Carles Puigdemont y los exconsellers Toni Comín y LLuis Puig entraron este viernes al Parlamento Europeo, tras el levantamiento de la prohibición de acceso a esa institución europea.

"Cada minuto cuenta porque se están violando derechos fundamentales", dijo Puigdemont a la prensa, a su llegada a la sede de la Eurocámara

Puigdemont, Comín y Puig llegaron al Parlamento acompañados por la eurodiputada belga Assita Kanko, del partido nacionalista flamenco N-VA.

Puigdemont indicó que ese partido les ha "ayudado mucho desde el principio".
 
Puigdemont y Comín recibieron una acreditación provisional al entrar en el edificio, donde tenían previsto iniciar los trámites que les permitirán ser reconocidos como eurodiputados.
 
"Han tardado seis meses pero ya estamos aquí y vamos a hacer valer esto", dijo Puigdemont, que confió en asistir al próximo pleno de la Eurocámara el 13 de enero.
 
Por otra parte, criticó al expresidente de la Eurocámara Antonio Tajani por haber vetado su presencia en la Eurocámara hace unos meses.
 
Presentarse en la sede de la Eurocámara es el primer paso para reconocer a Puigdemont y Comín como eurodiputados, después de la sentencia este jueves del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, según la cual el líder de ERC, Oriol Junqueras, debería haber gozado de inmunidad como eurodiputado desde la proclamación de los resultados de los últimos comicios europeos.
 
La acreditación se completará el próximo enero cuando reabra la Eurocámara, confirmaron a Efe fuentes de esa institución.
 
El expresidente tenía previsto hoy visitar oficinas en la sede del PE, tomar un café y hacer una declaración a la prensa.
 
El Parlamento Europeo activó la prohibición de acceso a sus edificios para Puigdemont en octubre, después de tener conocimiento de la tramitación de una nueva euroorden, por los delitos de sedición y malversación, cursada por el magistrado del Tribunal Supremo español Pablo Llarena.
 
La decisión fue idéntica a la que ya tomó la Eurocámara en noviembre de 2017 cuando se estaba tramitando la primera euroorden contra Puigdemont, que había huido a Bélgica a finales de octubre de ese año.