Los nietos de Franco llevan la exhumación al Tribunal de Derechos Humanos

El Gobierno quiere imponer multas de hasta 100.000 euros a los actos de exaltación franquista

06.03.2020 | 01:31
Acto de exaltación franquista en el cementerio de Mingorrubio. Foto: Efe

pamplona – Los nietos de Francisco Franco han presentado en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) una demanda contra el Estado español por la decisión del Gobierno de exhumar al dictador del Valle de los Caídos y enterrarle en el cementerio de Mingorrubio de El Pardo en Madrid. Los familia de Franco entiende que los acuerdos del Consejo de Ministros de febrero y marzo de 2019 que aprobaron la exhumación de la basílica del Valle de los Caídos y la inhumación en el cementerio de El Pardo y las resoluciones de los tribunales Supremo y Constitucional que los confirmó vulneran el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

En concreto alega que se ha vulnerado el derecho a la vida privada y familiar, la prohibición de discriminación y el derecho a un proceso equitativo. Los demandantes estiman que la exhumación de los restos mortales de Franco se realizó con fundamento en una ley que no cumple los requisitos de generalidad y claridad exigidos por dicho convenio europeo.

Consideran que bajo la apariencia de una legislación general e imparcial el real decreto de reforma de la Ley de Memoria Histórica no tenía otro objetivo que el de proceder exclusivamente a la exhumación de los restos mortales de Franco. Argumentan que se trata de una ley singular que altera y disminuye las garantías del derecho a disponer de los restos mortales de los familiares fallecidos. Añade que los familiares se ven obligados a solicitar autorización del Gobierno cada vez que quieren visitar la tumba de sus abuelos. Para la familia "el Consejo de Ministros ha expropiado de hecho el cadáver de Francisco Franco" al vulnerar el derecho de las personas a decidir sobre el destino de los restos mortales de sus familiares.

El Gobierno está trabajando para tipificar como infracción muy grave las convocatorias de exaltación del franquismo y castigarlas con multas entre los 10.001 y los 100.000 euros en su reforma de la ley de memoria histórica. La multa puede aparejar el cierre temporal de los locales o establecimientos donde se realicen actos de exaltación, enaltecimiento o conmemoración del golpe militar de 1936.