El Estado no se plantea recurrir al fondo europeo para afrontar el coronavirus

24.03.2020 | 18:35
Captura de video de la señal institucional de La Moncloa, de la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño

BRUSELAS. La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha asegurado este martes que el Gobierno no se plantea en estos momentos pedir ayuda al fondo europeo de rescates para financiar la respuesta económica al brote de coronavirus y paliar su impacto , al tiempo que ha subrayado que "ningún país" tiene la necesidad de hacerlo.

"Desde luego España no tiene en este momento pensado activar ningún mecanismo extraordinario. Estamos en una situación financiera muy positiva", ha dicho en declaraciones a los medios por videoconferencia desde Madrid antes de participar en la reunión telemática de Eurogrupo. "No se trata de una opción que nos estemos planteando en absoluto en este momento", ha dicho.

Calviño ha defendido que la pasada semana tuvo lugar una subasta de deuda que se saldó con un resultado "muy positivo" y este mismo martes se ha colocado un bono sindicado a siete años con una demanda que ha triplicado la esperada y "muy favorable" en términos de precio.

La vicepresidenta económica del Gobierno ha subrayado, en la misma línea, que "ningún país" europeo tiene por ahora la necesidad de solicitar una línea de crédito a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) porque todos los socios "tienen garantizado el acceso a los mercados financieros": .

"Los mercados de deuda están muy estables y no creo que haya ningún país que en estos momentos tuviera necesidad de acceso a este tipo de instrumentos", ha dicho, para después reconocer que le sorprende que se esté valorando esta posibilidad para Italia y España. "No creo que sea una de las opciones encima de la mesa", ha zanjado.

Sí que ha reconocido Calviño que se está trabajando en la posibilidad de crear una "línea de financiación especial" a través del MEDE "vinculada verdaderamente a la respuesta al coronavirus" y que tenga una "condicionalidad relacionada" con la lucha contra la pandemia. "Una especie de red de seguridad para garantizar liquidez", ha explicado, pero siempre como un "seguro" y no "una línea de acceso inmediato" a fondos.

EL MOMENTO DE "DEMOSTRAR LA FUERZA DE LA UE"

En todo caso, la vicepresidenta económica ha señalado que la participación del MEDE no sería "suficiente" para España por no ser una "verdadera respuesta europea desde el punto de vista fiscal". "Esto no quiere decir que como solución transitoria no de un paso en la dirección correcta", ha señalado, antes de matizar que las condiciones aparejadas a esta línea de crédito tendrían que tener unas características "que evitasen cualquier tipo de estigmatización".

Frente a este paso, España reclama una respuesta "contundente" y a la altura de "las circunstancias actuales". "Creemos que es el momento de demostrar la fuerza de la UE", ha remarcado Calviño. "Se trata de una crisis simétrica que afecta al conjunto del bloque y la respuesta no puede estar circunscrita a un país o grupo de países", ha reivindicado.

Así, ha apuntado que ahora el foco es responder a la crisis sanitaria, aunque ha remarcado que "ya se ha convertido en una crisis económica y social" y por eso las capitales europeas tienen que "evitar que se convierta también en financiera".

Es en este contexto en el que ha defendido la necesidad de un 'plan Marshall' como el que reclamó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para, una vez superada la primera fase, pensar en la "reconstrucción" y la vuelta a una "senda de crecimiento fuerte".

En esta línea, ha indicado que los eurobonos o "coronabonos" --títulos de deuda europea que defiende España, Italia o Francia pero que rechazan Alemania y Países Bajos-- no son el "único instrumento" para financiar la respuesta a la crisis.

Con todo, Calviño ha asegurado que el trabajo del Eurogrupo será transmitir a los jefes de Estado y de Gobierno, que se reúnen por videoconferencia el jueves, las "distintas opciones que se han barajado" para que "expresen cuál es su decisión con respecto a cómo proporcionar una respuesta europea".