Chivite apela a la unidad de los grupos políticos para hacer frente a la crisis del coronavirus

El Parlamento convalida los dos decretos del Gobierno, pero los grupos preparan enmiendas

28.03.2020 | 00:38
Vista del hemiciclo, semidesierto para mantener las medidas sanitarias, en la sesión de pleno que se celebró ayer para convalidar los dos decretos del Gobierno de Navarra.

pamplona – El Parlamento de Navarra convalidó ayer los dos primeros decretos forales que el Gobierno ha aprobado en los últimos días para hacer frente a los efectos del coronavirus. Son, en resumen, dos paquetes de medidas que incluyen 100 millones para afrontar la crisis sanitaria y una serie de modificaciones legislativas para adaptar la Administración al ritmo vertiginoso de la pandemia.

Entre ellas, la agilización de todos los trámites, la disposición absoluta de todos los facultativos, la vuelta de algunos profesionales jubilados; una serie de moratorias y aplazamientos fiscales; y la extensión de ayudas de alquiler a todos los afectados por la crisis.

La presidenta Chivite las explicó ante un pleno semidesierto, en el que solo estuvieron presentes cuatro miembros de la Mesa (el presidente, Unai Hualde; la vicepresidenta, Inma Jurío, y los secretarios, Juan Luis Sánchez de Muniáin y Maiorga Ramirez) y los portavoces parlamentarios de los grupos, que llevaron consigo el voto delegado de sus compañeros de bancada. Ambos decretos se convalidaron por unanimidad y ahora, también por petición unánime, se convertirán en leyes forales en un pleno que se celebrará la semana que viene específicamente para reforzar la seguridad jurídica de los textos. Pero la unanimidad que se vio ayer, al menos en el resultado de la votación, no puede ocultar el inicio de ciertas discrepancias entre los grupos. Hasta ahora, la unidad había sido la nota dominante, pero los partidos empiezan a ver que la situación se alarga y que hay, desde el prisma de cada cual, aspectos que se pueden hacer de otra forma, y por eso en el próximo pleno se debatirán enmiendas, reflejo de que no todos comparten la hoja de ruta del Gobierno.

sanidad y economía Quizá para evitar que se rompa esa unanimidad la presidenta recalcó en su intervención el necesario consenso en este momento. "Apelo a la unidad, que no es lo mismo que decir sí a todo", remarcó, poco antes de pedir a todos que funcionen bajo la premisa de que es necesario "anteponer el bien común a cualquier otro interés". Lo dijo en una primera intervención de aproximadamente media hora, en la que volvió a recordar las principales medidas de los decretos y no pudo evitar emocionarse cuando habló de los fallecidos. A punto estuvo de echarse a llorar cuando recordó "a quienes no han podido despedirse con un abrazo", pero enseguida se recompuso para dar respuesta a muchas de las sugerencias (cuando no quejas) que le trasladaron los grupos, que no dejan de ser dudas que tiene el ciudadano a pie de calle.

De Navarra Suma a Podemos, pasando por el resto, todos los grupos obviaron su vinculación con el Gobierno y preguntaron, sin cortapisas, por cuestiones muy concretas. Dio igual si eran grupos de oposición o partidos que conforman el Ejecutivo: todos quisieron saber qué ocurrirá, sobre todo, en el aspecto sanitario, y también en el económico. Ya empieza a plantearse la posibilidad de que, ante la falta de camas en los hospitales, se tenga que activar el escenario tres en Navarra. Eso significaría instalar un hospital de campaña, similar al que la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha –en tiempo record– en el pabellón Ifema. Aquí se habla del recinto Refena, y de la posibilidad de instalar 400 camas. "Todos los escenarios están contemplados", contestó Chivite, que indicó que ya se están instalando más camas en los bajos del hospital y que el Gobierno calcula que tardaría unas 48 horas en montar el hospital de campaña.

El parón económico fue otro de los grandes bloques de los que se habló. Hay quienes, desde la oposición y también desde el Gobierno (casos de EH Bildu o Podemos), ya asumen que iremos a un confinamiento mayor que obligará a un mayor parón económico. "El Gobierno no comparte cerrar Navarra. Si desaparece la ya escasa producción, la recuperación post crisis será mucho más dura", reflexionó Chivite. El problema es que el endurecimiento de las circunstancias no depende del Gobierno de Navarra.

En cualquier caso, la presidenta asume que "esto va a llevar mucho tiempo", y que una vez superado el pico habrá que seguir luchando contra el virus "hasta que se encuentre una vacuna". "Gracias por la fuerza y la ejemplaridad, pero hagamos un esfuerzo más y sigamos comprometidos".

"Apelo a la unidad, que no es lo mismo que decir sí a todo. Vamos a tener que seguir esforzándonos"

maría chivite

Presidenta del Gobierno de Navarra