Koldo Martínez lleva al Senado el debate sobre la actuación de los facultativos en los casos más críticos

La aparición de "mentiras y bulos" está generando en algunos sectores "miedos infundados sobre la moralidad del comportamiento de los profesionales de la salud"

06.04.2020 | 10:52
Koldo Martinez.

MADRID. El senador de Geroa Bai, Koldo Martínez, médico intensivista, ha decidido llevar al pleno de la Cámara Alta el debate sobre uno de los asuntos más delicados de la lucha contra el coronavirus: la actuación de los profesionales sanitarios ante los pacientes más críticos cuando deben priorizarse los recursos.

Para ello, ha promovido una moción ante el pleno en la cual se insta al Gobierno a apoyar a los profesionales que "con la mejor voluntad y entrega posible, están tomando decisiones de adecuación de recursos sanitarios limitados en esta situación de pandemia".

También emplaza al Ejecutivo a manifestar "si da por buena la forma en la que los profesionales de la salud toman las decisiones clínicas y a expresar públicamente "los principios y valores con los que defiende debe ser realizada la atención sanitaria".

La moción, firmada por el grupo de la Izquierda Confederal, contiene una exposición de motivos en la que Martínez, experto en bioética, analiza el problema de la "priorización de recursos sanitarios", que no es excepcional pero ahora sí "más trágica" por la "premura y rapidez con la que han de adoptarse las decisiones".

Porque la "emergencia" de la pandemia ha provocado un "salto en la forma de ofrecer la atención sanitaria", prosigue el senador navarro, que "crea una gran tensión en los profesionales de la salud", así como con los pacientes y sus allegados, y es ahí donde debe buscarse la aportación de la "ética de la salud pública".

Para Koldo Martínez "en una situación como la actual es fundamental distribuir con justicia los recursos" y las decisiones para asignarlos "deben guiarse por los principios éticos de utilidad y equidad", cuando no siempre es posible lograr ambas.

Por ello remarca que la planificación en tiempos de crisis no debe tener como objetivo "tomar decisiones de triaje" sino "tener procesos a mano para utilizar los recursos disponibles de la mejor manera posible para evitar esas situaciones".

Y añade: "La distribución de recursos escasos va dirigida realmente a preservar el funcionamiento del sistema de salud y a entregar el mejor cuidado posible en circunstancias de emergencia, beneficiando así al conjunto de la sociedad".

"No existen respuestas absolutamente objetivas a la preocupación moral sobre cómo acomodar de manera más ética y justa los recursos y la demanda en la atención a la salud", continúa el senador Martínez, quien hace notar que los profesionales sanitarios hasta ahora podían consultar siempre con los Comités de Ética Asistencial.

Sin embargo, las circunstancias que rodean la atención a los pacientes con coronavirus hacen que ahora no se disponga del tiempo necesario para tomar estas decisiones "de manera reflexiva" junto a los pacientes y sus seres queridos y se tienen menos recursos.

Además, la aparición de "mentiras y bulos" está generando en algunos sectores "miedos infundados sobre la moralidad del comportamiento de los profesionales de la salud" pese a que "están utilizando los criterios clínicos con el mismo rigor y prudencia que siempre" aunque condicionados por la falta de recursos.

Por ello, antes de plantear la necesidad de que el Gobierno manifieste explícitamente su respaldo a los médicos, hace notar que aunque sean ellos quienes toman las decisiones "a pie de cama" es "la sociedad la responsable de las decisiones tomadas" a los representantes políticos corresponde actuar con "transparencia y responsabilidad moral".