UPN y PP intentan impedir en el Senado que los navarros puedan ver la ETB

La derecha pide a la Cámara Alta que no se prorrogue el convenio entre Navarra y la CAV sobre la televisión pública vasca

23.09.2020 | 17:00
UPN y PP intentan impedir en el Senado que los navarros puedan ver la ETB

UPN y PP han intentado en el Senado impedir que ETB se vea en Navarra se han mostrado críticos en el Senado con la prórroga del convenio suscrito entre el Gobierno de Navarra y el Gobierno vasco para la difusión de ETB en la Comunidad foral. La Cámara Alta ha cumplido este miércoles con el trámite del conocimiento de esta prórroga.

El senador de UPN, Alberto Catalán, ha afirmado "alto y claro" que "el Gobierno de la Comunidad Autónoma Vasca incumple el convenio que se prorroga". "Llegar a acuerdos entre comunidades siempre es positivo, pero el problema surge cuando una de las partes no actúa con respeto y lealtad y eso es algo que siempre ha venido caracterizando al independentismo. Más aún cuando están en el Gobierno", ha asegurado.

Según el senador regionalista, "la televisión pública vasca no respeta la realidad institucional de Navarra en su programación y en sus informaciones como exige el convenio".

Alberto Catalán ha dicho que "tuvo que ser un Gobierno nacionalista en Navarra, en la legislatura pasada, el que llevase a cabo la captación de la televisión pública de la CAV, incumpliendo la ley general de Comunicación Audiovisual, sin transparencia, con trato de favor y con una decisión totalmente sectaria y partidista, una autentica cacicada para satisfacer a sus huestes y sus intereses nacionalistas".

El senador ha añadido que "es inaudito que Navarra se haya quedado sin posibilidad de tener un canal propio, ante cualquier necesidad que pudiera surgir, algo que no ocurría hasta la firma de este último convenio". "No deja de ser un esperpento. La única televisión pública que emite en Navarra es una televisión que no respeta la realidad institucional de Navarra, que obedece al dictado de un Gobierno nacionalista que propugna la desaparición de Navarra y que basa sus obsesiones independentistas en tres principios: territorio, lengua y símbolos. Y en los que Navarra es pieza clave a cazar", ha dicho.

Catalán ha afirmado que, "mientras tanto, el Gobierno de Navarra calla y la presidenta Chivite se muestra sumisa y obediente ya que debe su presidencia y mantenerse en el poder a los votos de los partidos nacionalistas". "La denuncia que realizamos no es euskarafobia o vascofobia. Denunciamos falta de lealtad y respeto del Gobierno vasco. Y en todo caso, será navarrofobia por parte del colonialismo vasco", ha apuntado.

La senadora del PPN, Amelia Salanueva, también ha sido crítica con la presidenta Chivite, a la que ha acusado de "continuar con la hoja de ruta del nacionalismo y con el adoctrinamiento televisivo". "Ha puesto una alfombra roja a la propaganda del PNV en Navarra", ha sostenido.

En el mismo sentido, la senadora del PPN ha afirmado que "esto es una clara cesión política, un pago más del Partido Socialista por estar en el Gobierno de Navarra, pero no son conscientes de que la locomotora nacionalista no para y ha conseguido llevar su propaganda a todos los rincones de nuestra comunidad".

Salanueva se ha referido al contenido de algunos programas de la televisión pública vasca: "Hay programas que incitan al odio contra España, como 'Euskalduna naiz, eta zu?', en el que se dijo, por ejemplo, que España tiene ese nombre porque Mongolia ya estaba cogido; programas sobre hijos de presos de ETA que fueron denunciados por el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE), que censuró el blanqueamiento de la banda terrorista que promovía ETB".

La senadora del Partido Popular de Navarra ha resaltado que su crítica se sustenta "sobre la base de la defensa de la libertad y que el empeño del nacionalismo vasco tiene más que ver con la imposición de su hoja de ruta que con cuestiones culturales".

Desde su punto de vista, "es inaceptable que una empresa pública de la Comunidad Autónoma Vasca tenga tantas facilidades para entrar en la Comunidad foral". Ha añadido a continuación que "el convenio se encuentra dentro de un acuerdo con el Ejecutivo vasco que es claramente injusto para Navarra porque se basa en un principio de reciprocidad inexistente al no tener Navarra una televisión pública propia que pueda emitir en la CAV".

Además, Salanueva ha recalcado que "priorizar la televisión pública de otra comunidad autónoma supone fomentar la competencia desleal para las televisiones navarras". "En los últimos años más de un medio de comunicación ha tenido que apagar las luces del plató", ha afirmado.

También la senadora de Ciudadanos por Navarra, Ruth Goñi, ha seguido las tesis de los partidos anteriores y ha rechazado el nuevo convenio que "pretende garantizar la emisión" de EITB en Navarra.

Goñi ha recordado que la emisión de EITB en la Comunidad foral "fue la primera decisión que tomó el Gobierno nacionalista de Uxue Barkos en cuanto se hizo con el poder en el año 2015, a pesar de que, tal y como constató el propio Ministerio de Industria, lo hizo de forma ilegal".

La senadora ha opinado que "ahora, a cambio de los votos que le han dado el sillón de la Presidencia, María Chivite no ha hecho sino seguidismo de su predecesora y rinde, a pie juntillas, pleitesía al PNV".

Ha destacado, además, que "las asociaciones de víctimas del terrorismo han denunciado, una y otra vez, programas en las que se trataba de blanquear todo el sufrimiento, dolor y muerte que ha causado ETA en el País Vasco, en Navarra y en el resto de España".

Y ha criticado que la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, "acepta la renovación del convenio sin pedir ningún tipo de revisionismo, a pesar de todo lo que criticaron en su momento esos mismos programas". "Los votos que le auparon al sillón han impuesto una venda en los ojos de María Chivite que le tapan todo lo que antes consideraba negativo", ha reprochado.

En ese sentido, ha afirmado que la retransmisión del canal infantil "exclusivamente en euskera" que se ha acordado en el territorio navarro "entra dentro del Plan de Reconstrucción de Navarra".

"¿Realmente fomenta el empleo, aumenta la producción, incrementa los ingresos un canal infantil exclusivamente en euskera?", se ha preguntado la senadora de Ciudadanos, que ha apuntado que "menos del 7% de los navarros conocen y emplean el euskera", por lo que "el convenio con ETB beneficia únicamente a una parte pequeña de la población navarra. No al conjunto de la Comunidad foral, que es lo que debería primar en la política de este Gobierno de Navarra".