Todos los partidos navarros apoyan las medidas restrictivas contra el covid

NA+ cree que las últimas medidas anticovid son "el reflejo del fracaso de la gestión" y el PSN las defiende

13.10.2020 | 12:02
Vista del hemiciclo del Parlamento de Navarra en la sesión del pasado jueves.

La totalidad de los grupos han apoyado las nuevas medidas restrictivas vigentes desde este martes en Navarra para intentar frenar la expansión de contagios de covid-19, cuyo crecimiento en los últimos días concita una preocupación unánime, aunque desde la oposición opinan que el Gobierno "llega tarde".

En declaraciones a los periodistas tras la sesión semanal de la Mesa y la Junta de Portavoces del Legislativo foral, los grupos que apoyan al Gobierno han mostrado su respaldo a las medidas anunciadas ayer por la presidenta María Chivite, que fundamentalmente inciden en la restricción de aforos en reuniones y locales públicos y en sus horarios, si bien Geroa Bai ha pedido "rigor" en el conteo y la transmisión de los datos, dado el repentino crecimiento de los casos.

Navarra Suma ha considerado que las últimas restricciones adoptadas por el Gobierno foral ante el aumento de casos en Navarra son "el reflejo del fracaso de su gestión hasta este momento" y ha considerado que el Ejecutivo "llega tarde otra vez porque se les ha ido de las manos la situación".
 
Así lo ha señalado, tras la Mesa y Junta de Portavoces, la parlamentaria de Navarra Suma Marta Alvarez, quien ha lamentado la "preocupante" situación que vive la Comunidad foral, "pero que no es de ahora, viene produciéndose en las últimas semanas".
 
"Veníamos avisando de que no íbamos bien, que los datos eran realmente preocupantes y hoy por desgracia los datos nos dan la razón. Las medidas son consecuencia de que llevan tiempo minimizando unos datos que son muy malos", ha sostenido Alvarez.
 
En su opinión, el Ejecutivo "llega tarde otra vez porque se les ha ido de las manos la situación" y ha afirmado que "si hubiesen tenido en cuenta nuestras propuestas, la situación no hubiese sido la misma". "Sin medidas de test y rastreo y sin medidas preventivas no vamos bien", ha advertido.
 
Por el contrario, el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha defendido la gestión del Gobierno foral y ha esperado que las últimas medidas adoptadas, que son "duras", lleven a "doblegar la curva en los próximos días". "Los datos no son buenos, son muy malos y la ciudadanía pide unidad política y responsabilidad ciudadana para que entre todos salgamos de esta situación", ha agregado.
 
Según ha indicado, "hemos sido claros a la hora de decir que hay que mirar los indicadores de una manera global y hay que transmitir a la ciudadanía que hay indicadores muy malos como los contagios, pero también hay indicadores que nos dan esperanza, como puede ser la no saturación de las camas hospitalarias, el número de rastreadores, las PCR que hacemos en Navarra y la honestidad y la transparencia que está teniendo nuestro Gobierno a la hora de dar esos datos". "No se esconde nada, se dan los datos que son", ha remarcado.
 
Por su parte, la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha pedido que "la información sea rigurosa de modo excepcional tras siete días en los que hemos pasado de 200 y pico casos a casi 600". "A la hora de tomar las medidas y a la hora de dar apoyo al Gobierno, la información debe ser rigurosa para que podamos explicarnos esta situación", ha agregado.
 
A su juicio, "necesitamos información de cómo está evolucionando la pandemia" tras la "sorpresa" de que en siete días "haya habido un crecimiento de esta naturaleza". Y ha considerado que "necesitamos un punto de reflexión, de inflexión, cuando hemos vivido una montaña rusa de estas características".
 
En cuanto a las últimas medidas adoptadas por el Ejecutivo foral, ha señalado que "difícilmente vamos a poder valorar si las medidas son suficientes desde posicionamientos partidarios" y ha señalado que las decisiones deben estar basadas en criterios científicos.
 
Por parte de EH Bildu, Adolfo Araiz ha considerado "muy grave" la situación epidemiológica de Navarra y ha advertido de que "los datos de contagios, de ingresos y defunciones son muy preocupantes y desgraciadamente todo apunta a que esto puede empeorar". "Y empeorar puede significar que las medidas que haya que tomar sean distintas a las actuales y entrar en una fase de confinamiento", ha avisado.
 
En su opinión, las últimas medidas adoptadas por el Gobierno foral son "correctas", pero hay que ver "si hay que hacer algo más" tras "estar hablando de entrar en una meseta" y pasar a estar en "una montaña rusa".
 
Así, ha planteado revisar los protocolos o cuestiones en relación al transporte público, ya que, según ha expuesto, las medidas que se están tomando son "correctas" pero "no llegan a lo que tienen que llegar, que es a acortar la pandemia".
 
"El Gobierno tiene que hacer un análisis y una reflexión sobre lo que se está planteando, son medidas con las que estamos de acuerdo, pero hay que hacer esa reflexión sobre si se puede hacer algo más o si lo que se está realizando es correcto", ha apuntado.
 
La parlamentaria de Podemos Ainhoa Aznárez, por su parte, ha expresado su apoyo y respaldo a las medidas adoptadas por el Ejecutivo ante los datos "duros y difíciles" de contagios en Navarra y ha mostrado el "compromiso político" de la formación morada para su "cumplimiento y defensa".
 
En este sentido, ha puesto de manifiesto la "necesidad" de estas nuevas limitaciones, ya que, según ha expuesto, "una sola persona no cumpliendo las medidas puede convertirse en foco de un brote".
 
También Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha mostrado su apoyo al Departamento de Salud y a las medidas adoptadas porque "todo es poco para evitar los contagios" y ha llamado "a la prudencia, a que nos cuidemos todos".