Javier Esparza Abaurrea / presidente de UPN y líder de navarra suma

Javier Esparza: "Ojalá el Gobierno de Navarra estuviera a la altura en 2021, pero yo no confío en el equipo que está gestionando esta crisis sanitaria"

Se abre un año clave para el devenir de Navarra, y por derivada, para el futuro político de Javier Esparza, que acentúa la crítica social en su oposición del Gobierno

02.01.2021 | 23:57
Javier Esparza, en la sede de UPN.

pamplona – Nuevo año, expectativas por delante en la lucha contra la pandemia y no pocas piedras en el camino. Momento oportuno para pulsar el diagnóstico del líder de Navarra Suma, Javier Esparza. El presidente de UPN critica una falta de diligencia en las medidas sanitarias "y seguidismo" al Gobierno de España "por falta de liderazgo" en la Comunidad Foral. Cree que el Presupuesto 2021 "va a hacer daño a la sociedad navarra"; denuncia que el capítulo destinado a Salud es insuficiente, "deja mucho que desear" y supone un descenso respecto a su evolución en el anterior ejercicio. En cuanto a la fiscalidad, también se muestra especialmente crítico, convencido de que bajar los impuestos generaría más ingresos. "En 2014 lo hicimos con un acuerdo con el Partido Socialista y fue efectivo". Si bien constata que hoy esa receta no es compartida por ningún grupo parlamentario.

Arranca 2021. ¿Cuál es su vaticinio?

–No tengo duda de que la sociedad navarra va a ser capaz de salir de esta situación definitivamente, pero todavía hay que mirar el futuro con prudencia, y tengo la sensación de que 2021 desde muchos puntos de vista va a ser complejo.

En el último pleno sobre Presupuestos, recordó por estilo y tono a Pablo Casado. ¿Lo considera un halago?

–Yo tengo mi estilo, que es el de Javier Esparza. En fin, creo que las comparaciones son odiosas, me sorprende la verdad la pregunta.

Me refiero a los términos con los que se refirió a Chivite, 24 horas después de la aprobación de los Presupuestos en Pamplona.

–Creo que el discurso que yo hice no era especialmente novedoso. Para nosotros el Presupuesto no va a dar respuesta ni a las necesidades sanitarias, ni a las sociales, ni a la económicas que tiene la Comunidad Foral. Un Presupuesto condicionado por EH Bildu, en el que la presidenta podía haber conformado otra mayoría, para haber llegado a un acuerdo con nosotros. Ha despreciado esa posibilidad y ha preferido pactar con las políticas radicales de Bildu sin tener ninguna necesidad. Unos Presupuestos donde el Gobierno se sube el sueldo, lo que me parece indecente. y que no reducen la macro estructura del Gobierno, con 101 nuevos cargos comparados con el Gobierno anterior, y 6 millones de euros de coste. No es normal. A la presidenta creo que hay que decirle las cosas claras, y eso hice.

Hace un mes en nuestro periódico Chivite apostó por acuerdos en todos los Ayuntamientos. ¿Le concede esa vocación en Pamplona?

–Pero yo mismo hace ya semanas hice público que mantuve una reunión con nuestros alcaldes y alcaldesas y nuestros cabezas de lista para intentar llegar a acuerdos. De la misma manera que lo hemos intentado en el Parlamento. Pero allí el PSN ha puesto como condición que esté Bildu. Bildu, que no estuviera Navarra Suma. Y nosotros tampoco queríamos que Bildu estuviera. Por tanto, si el Partido Socialista mete a Bildu en la ecuación, no hay acuerdos posibles. Si no se mete a Bildu, la posibilidad de acuerdos es evidente, y así ha ocurrido en Pamplona.

¿Vuelve entonces la oposición frontal de principios de Legislatura?

–Antes del covid propusimos 10 proposiciones de ley en materia social, sanitaria, económica, y la Ley de Símbolos. A nueve de ellas ni se les pasó el trámite. El Gobierno dice que no excluye a nadie, y está excluyendo de forma permanente a Navarra Suma. Pero nosotros vamos a seguir planteando iniciativas, vamos a seguir tendiendo la mano, buscando aquello que pensemos que es mejor para Navarra y para los navarros.

En muy poco tiempo han pasado de apoyar los Presupuestos a una enmienda a la totalidad. Se percibe volantazo o cálculo.

–Ni es cálculo ni volantazo, fue una propuesta leal, generosa y honrada. Jamás hubiera creído que el Presupuesto del 21 fuera tan parecido al del 20 para hacer frente a una crisis económica y social. El 85% del Plan Reactivar Navarra ya estaba en 2020. Es inaudito, un fraude, se ha engañado a los navarros. Tampoco se sabía que el Gobierno iba a cambio módulos por imposición directa, cuando España lo paraliza por el momento económico en que estamos. Aquí, como hemos pactado con Bildu, lo llevamos a cabo. Se nos estaba diciendo que no se iban a tocar los impuestos, la consejera de Hacienda nos dijo que con el cambio de módulos a imposición directa todos los sectores estaban encantados, que nadie había manifestado su oposición, y hemos visto a los transportistas en la calle manifestándose, a los agricultores, a los autónomos. Era mentira, nos engañó. Por tanto, de lo que pensábamos que iba a ocurrir en ese Presupuesto a lo que ha ocurrido, va un mundo.

Su apoyo era a la estabilidad del resto de la legislatura. Pero para llegar a elecciones y relegar al Gobierno. Una suerte de abrazo del oso.

–Aquí no hay abrazos del oso. Es entender que estamos en un momento tremendamente complejo y actuar con una enorme responsabilidad, con la que no ha actuado ninguna formación política en este país. ¿Dónde una fuerza, que es la más votada y tiene más representación en un parlamento, ha tendido la mano a un gobierno para aprobar los Presupuestos por la situación excepcional que estamos viviendo y garantizarle estabilidad hasta 2023 en las cuestiones esenciales? ¿Qué pasa, que Geroa Bai no aspira a superar en número de votos a María Chivite? Y Bildu aspirará, claro. Nosotros ya lo tenemos, pero aspiramos a tener más apoyos y votos.

Les falta capacidad de influencia, en Madrid y en Navarra, ¿Se siente responsable en algo?

–No creo que tengamos menos capacidad de influencia. De hecho, todas las formaciones políticas en Navarra hablan de nosotros.

Pero una cosa es que se hable de ustedes y otra influenciar.

–Su medio de comunicación me dedica todas las semanas dos o tres editoriales. Seremos irrelevantes y no tendremos nada que decir, pero somos la primera fuerza en Navarra, me imagino que todo el mundo se cambiaría por nosotros. Más del 55% de los navarros se encuentran gobernados por alcaldes o alcaldesas de UPN. Por tanto, me va a permitir que no comparta esa sensación.

De una complicidad histórica con los socialistas a generar cercanía con Vox. Hay sectores a los que se les encienden las alertas.

–Fíjese si tenemos complicidad con el Partido Socialista que le tendimos la mano a Pedro Sánchez para hacerlo presidente, y le ofrecimos nuestros dos diputados.

Pero no aceptó.

–Porque él no quiso. A María Chivite le dábamos estabilidad hasta el año 2023. Lo que obviamente no vamos a hacer es callarnos. Creo que la llave de la gobernabilidad y el Presupuesto de Navarra la tenga Bildu no es bueno para Navarra, y que no es bueno para España que la llave la tenga Bildu o ERC. ¿Los que quieren romper España son los que van a decidir sobre su futuro? ¿Los que quieren una república vasca con Navarra dentro son quienes van a decidir sobre el futuro de Navarra?

"Cuando el PSOE a nivel nacional está bien, el PSN está bien, y al revés", nos dijo usted en agosto.¿Parte de su estrategia se encomienda a que Casado desgaste a Sánchez?

–La estrategia, para que sea estratégica, obviamente tiene que ser discreta. No sé si me estoy explicando.

Sí.

–Pues eso. Me parece que acabo de responder. Nosotros obviamente tenemos estrategia, estamos pensando en cómo hacer las cosas, aspiramos a tener más votos y ser más fuertes. Yo no tengo duda de que en 2023 vamos a ser más fuertes. Cuando digo no tengo duda es que no la tengo.

¿Cree que poner a Chivite como una mujer ansiosa de poder calará en la gente que no vota a Navarra Suma?

–María Chivite ha demostrado que ellos han antepuesto cualquier cosa para ser presidenta de la Comunidad. Creo que es algo evidente y ha renunciado a sus principios y valores, y al programa electoral. Están haciendo lo contrario de lo que decían que iban a hacer. Todas las políticas que criticaban del cuatripartito las están asumiendo como propias. Es presidenta y firma los Presupuestos gracias a Bildu, incumpliendo su palabra, porque lo que les importa de verdad es el sillón. No hay más que salir a la calle y preguntar.

¿Busca votos entre socialistas desencantados, como Casado?

–Somos la única alternativa a un Gobierno que no está haciendo políticas socialistas. Hay una presidenta socialista que hace políticas nacionalistas e independentistas.

¿Eso lo cree de verdad?

–Sí lo creo, sí. La pasada legislatura el Partido Socialista criticaba la política fiscal de Uxue Barkos, de los nacionalistas vascos. Sin embargo no se ha modificado, al contrario, Bildu ha pedido otra vuelta de tuerca más, que todavía se presione fiscalmente más a los navarros, el Partido Socialista ha aceptado, y hoy tenemos una fiscalidad peor que con Uxue Barkos. La reforma de la administración local era de Bildu, para fortalecer al independentismo vasco. Eso decía el PSN, pero yo le propongo derogar esa ley y vota en contra, porque tiene un acuerdo con Bildu. En política lingüística, María Chivite salió a manifestarse para pedir igualdad de oportunidades, pero no se ha modificado la política del Gobierno anterior. La han modificado los jueces, y es un tema pendiente porque entiendo que al Partido Socialista le genera tensión. El PSN criticó muy duramente que no hubiera un convenio para impulsar desde Navarra el TAV. No se firmó ese convenio porque Bildu no quería. Se está blanqueando de forma permanente a EH Bildu y no se le ha exigido que dé los pasos que tiene que dar desde la ética democrática. Hay un acuerdo con aquellos que quieren que Navarra deje de ser una comunidad foral y forme parte de una república vasca. El Partido Socialista está siendo cómplice de eso.

Ustedes en sus previsiones electorales para 2023 necesitarán al PSN, y con esa oposición€

–Estamos haciendo la misma línea de oposición que hacen muchos socialistas a sus dirigentes. Muchos socialistas comparten con nosotros que no es bueno para Navarra estar en manos de Bildu, y que era mejor haber llegado a un acuerdo presupuestario con Navarra Suma, porque eso sería sinónimo de políticas moderadas. A muchos socialistas les duele y no ven con buenos ojos los acuerdos con los que quieren que Navarra sea otra cosa, y con los que sienten como propia la ikurriña.

Se tienen que entender en el Paseo Sarasate, no con García-Page.

–Nos tenemos que entender con la sociedad navarra, reflejarnos en ella, y estamos tremendamente enraizados.

Se ha quejado de que EH Bildu no hace oposición. Ruiz le preguntó si era una invitación a una pinza.

–No, lo que quise decir es que la prioridad para EH Bildu es que se le blanquee, no es la pandemia, ni hacer frente a la crisis sanitaria, ni económica ni social.

Eso es mucho decir.

–No, es la verdad. Su prioridad es normalizarse y blanquearse. Sin haber además hecho nada para merecer eso, por los pasos que les falta por dar. A nosotros nos cuentan qué está ocurriendo dentro del sistema sanitario, y se lo cuentan a EH Bildu. Yo creo que ha habido momentos para haber sido bastante más duro con la consejera, con el director general, y la propia presidenta del Gobierno, porque no han tomado las decisiones que tenían que haber tomado. He visto a un Bildu timorato, porque lo importante era lo otro, que el PSN lo blanquee. Bildu está también en una lucha con Geroa Bai, y cree que desde esa moderación, desde esa no crítica al Gobierno, le va a quitar votos.

¿Su sueño es un tablero en Navarra en 2023 similar al actual de Pamplona?

–Mi sueño es que Navarra en 2021 supere la crisis sanitaria, y desde el punto de vista económico y social sepamos dar respuesta a una situación que viene compleja. Yo no estoy pensando en 2023.

Se me hace difícil creerlo.

–Yo no estoy pensando en las próximas elecciones.

¿Ni en su futuro?

–No estoy pensando. Me puede creer o no, pero es la verdad. Falta muchísimo. No estoy en esta clave en este momento, habrá gente que sí, pero yo no. Tenemos que dar respuesta a lo que estamos viviendo ahora.

Me decía antes que las estrategias son discretas€

–Pero que yo no estoy tomando decisiones ahora pensando en el 2023, sino pensando en el momento, en el ahora. Me podré equivocar, obviamente no tenemos la verdad absoluta. Pero esa es la manera de entender un momento como este.

¿Cuál es el riesgo de Navarra Suma para que su continuidad no esté asegurada?

–Yo no veo ningún riesgo.

Si todo fuesen certezas, sería una operación a muy largo plazo.

–Pues de momento se va consolidando, creo, y estamos trabajando bien, siendo capaces de estar a la altura de las circunstancias en un momento como éste, y el futuro ya se escribirá, cuando llegue el momento.

Viene año esperanzador de vacunas. Al mismo tiempo, nos enfrentamos al grueso del invierno, que se presume muy difícil.

–Hay que ser prudentes, hemos demostrado como sociedad una enorme responsabilidad y a mí lo que me gustaría es que el Gobierno estuviera a la altura en este momento. Ojalá, porque sería algo bueno para todos, aunque yo no confío en el equipo que está gestionando esta crisis sanitaria en la Comunidad Foral. Me parece que se ha hecho un seguidismo absoluto de las políticas que ha marcado el Ministerio y Pedro Sánchez, y que eso nos ha penalizado en los resultados. Ojalá empiecen a escuchar, acierten, se equivoquen menos y se tomen las decisiones antes.

Dentro de su crítica a los Presupuestos, subraya el capítulo destinado a Salud.

–No es lógico que baje un 1,4% después de la que ha caído, creo que es no ser consciente de la realidad que tenemos que afrontar. En plena crisis nosotros hicimos inversiones en materia sanitaria, que hoy han venido muy bien para dar respuesta al covid. Ahora no va a haber inversiones, no va a haber una UCI pediátrica, que la necesitamos, hay centros de salud que se tienen que hacer que no se van a hacer, no hay ningún proyecto de camas individuales que nosotros también pusimos encima de la mesa. Se sigue sin consolidar nuestro sistema sanitario. La Atención Primaria sube un 0,5%. Estaba en el 14,5% y ha subido al 15%. el compromiso del Gobierno era llegar al 25%. No van a llegar en cien años. Mientras tanto, la Atención Primaria nos está atendiendo por teléfono. Hay cuestiones que seguro se pueden atender así, pero otras no. Las listas de espera han crecido de forma infinita. A todo esto hay que darle una respuesta. Para eso hay que poner recursos económicos. Este Presupuesto no los tiene. Hemos estado saliendo meses al balcón a aplaudirles y a darles las gracias a los sanitarios, unas gracias merecidas y de corazón, de verdad, pero además de eso, nuestro sistema sanitario tendrá que ser capaz de mantener a sus profesionales y que por lo menos ganen lo mismo que ganan en otras comunidades autónomas, y el Gobierno tampoco pone un euro para eso. El Presupuesto desde el punto de vista sanitario deja mucho que desear, porque no está apostando por el fortalecimiento de nuestro sistema público de Salud.

Al hilo de la actualidad navideña. ¿Le pareció insuficiente o impecable el discurso del 24 de Felipe VI respecto a su padre?

–Me pareció impecable.

¿Para la Pascua Militar, debería haber alusión respecto a los militares con tentaciones golpistas?

–Creo que en la Pascua Militar lo que corresponde es poner en valor lo que hace el ejército español, que al final son misiones de paz, protegernos a todos, y ayudarnos en momentos puntuales en emergencias; aquí hemos tenido a la UME en alguna ocasión en la Comunidad Foral. Ese es el papel que hay que agradecer, de la misma forma que a otros sectores su trabajo. En eso se tiene que estar. Cualquier otra cosa me parece que es irrelevante. No tiene ningún peso lo que digan personas que están ya jubiladas.

Había altos mandos€

–Ya, pero el ejército es otra cosa. El ejército del siglo XXI, el que tiene España en este momento, hace lo que digo y creo que hay que contarlo y ponerlo en valor, porque es una gran labor.

"No ha habido ni volantazo ni cálculo en los Presupuestos, nuestra propuesta fue leal, generosa y honrada"

"Jamás hubiera creído que el Presupuesto de 2021 fuera tan parecido al de 2020 para hacer frente a la crisis"

"No creo que tengamos menos influencia. De hecho, todas las formaciones en Navarra hablan de nosotros"

"Bildu cree que desde esa moderación y no crítica al Gobierno va a quitar votos a Geroa Bai "


noticias de noticiasdenavarra