Comienzan las discrepancias entre los aliados de Draghi por las restricciones de la covid

La ultraderechista Liga de Salvini, que apoyó la formación del expresidente del BCE, le acusa de "poca previsión" en la decisión de no abrir las estaciones de esquí

17.02.2021 | 00:12
El primer ministro designado en Italia, Mario Draghi. Foto: Efe

roma – El nuevo presidente del Gobierno italiano, Mario Draghi, presentará hoy, en su discurso de investidura, las esperadas líneas de su programa gubernamental para enfrentar la crisis económica y sanitaria, mientras empiezan a surgir algunas discrepancias en la amplia mayoría que le apoya.

Desde que el 3 de febrero comunicó que aceptaba formar un Ejecutivo para poner fin a la crisis política, Draghi no ha proferido palabra sobre sus intenciones políticas. Algunas partes de su programa de Gobierno fueron filtradas durante las consultas por los propios partidos, pero nada más se conoce y, según los medios italianos, el exbanquero ha pedido a sus ministros que no hablen por ahora con la prensa.

Mientras el expresidente del Banco Central Europeo (BCE) se concentra en la investidura, la ultraderechista Liga de Matteo Salvini inició una campaña de acusaciones por la gestión de los cierres por la pandemia contra el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, a quien Draghi confirmó en el puesto que ocupaba con el anterior Ejecutivo.

La decisión de no abrir las estaciones de esquí con poco preaviso desató la rabia de los trabajadores del sector, de los presidentes de las regiones afectadas y de la Liga, que pidió a Draghi un cambio en la gestión de la pandemia. E incluso el nuevo ministro de Turismo, miembro de esa formación, Massimo Garavaglia, atacó directamente a Speranza por tomar medidas sin consultar con el resto del Gabinete.

pasos hacia la convivenciaPero la mayoría que apoyará a Draghi, formada por todas las fuerzas políticas menos la ultraderechista Hermanos de Italia, también dio sus primeros pasos de convivencia y anoche se reunieron Salvini y el secretario general del Partido Demócrata (PD, centroizquierda), Nicola Zingaretti. Salvini explicó que abordaron el tema del trabajo y la prohibición de los despidos que concluye en marzo.

Lo primero que se espera oír en el discurso de investidura de Draghi, será cómo piensa afrontar la pandemia y si continuará con los cierres de algunas actividades como el esquí, los restaurantes, gimnasios, cines y teatros, en una grave crisis.

Asimismo tendrá que responder a algunos expertos que piden un confinamiento duro de algunas semanas ante la extensión de la variante británica para poder reducir la incidencia, mientras el Instituto Superior de Sanidad (ISS) italiano también ha pedido más medidas restrictivas para contener la propagación de la cepa del Reino Unido, que empieza a detectarse en 1 de cada 4 casos.

También se esperan conocer sus planes para acelerar la campaña de vacunación y sobre si renovará su confianza a los organismos y comités científicos del anterior Ejecutivo, pues las fuerzas políticas de derechas que le apoyan han cuestionado al comisario extraordinario para la gestión de la emergencia, Domenico Arcuri, y han propuesto como sustituto a uno de sus hombres de confianza, Guido Bertolaso.

medidas para paliar la crisis Draghi tendrá que aclarar su programa para la utilización de los 209.000 millones que llegarán a Italia del Plan de Recuperación y adelantar si ampliará la prohibición de los despidos que concluye el 31 de marzo.

Además deberá ilustrar cómo se van a seguir financiando los expedientes de regulación de empleo y las ayudas a los sectores más afectados, como el del esquí, que afecta a regiones enteras, sobre todo del norte del país gobernadas por la Liga.

Los medios italianos apuntan que Draghi también avanzará algunas reformas en los campos de justicia y fiscalidad. En estas áreas ha dejado fuera a los partidos y se ha rodeado de técnicos: el ministro de Economía, Daniele Franco; de innovación Vittorio Colao; de Transición ecológica, Roberto Cingolani, y de Justicia, Marta Cartabia.

Durante la investidura se pronunciarán quienes apoyan a Draghi y quienes han preferido retirar su apoyo en el último momento, como el exponente de Libres e Iguales (LeU, izquierda) Nicola Fratoianni, que decidió votar en contra tras ver la configuración del gabinete.

Además del voto en contra de Hermanos de Italia, también se comprobará cuál es el grado de la división interna que ha provocado la decisión de apoyar a Draghi en el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y cuantos diputados deciden votar en contra y seguir los pasos del rebelde Alessandro Di Battista, histórico líder que abandonó la formación hace unos días.