Saiz asume que Navarra tendrá un peso secundario en la gestión de los 'fondos UE'

El Next Generation, dotado con 750.000 millones, tiene una "visión única estatal" y se coordinará desde el Ministerio de Hacienda

27.02.2021 | 00:41
Adolfo Araiz (EH Bildu) y la consejera Elma Saiz. De espaldas, Juan Luis Sánchez de Muniáin (Navarra Suma).

La posibilidad de que Navarra tenga un peso principal en la gestión de los fondos europeos se esfuma por momentos.

Europa ha decidido que el Next Generation EU, dotado con 750.000 millones hasta 2026, dependa de los Estados. Los territorios, aunque estén bien posicionados como el caso de la Comunidad Foral, tendrán que ir literalmente a la ventanilla de los ministerios para tramitar los proyectos. Y el Ejecutivo foral ha asumido esa realidad.

Al menos, eso se deduce de la comparecencia que este viernes llevó a cabo en el Parlamento la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz. Acompañada por Iñaki Arrizabalaga, el director de la nueva oficina específicamente reformada para gestionar los fondos Next Generation desde el departamento de Hacienda, asumió que los 750.000 millones –380.000 en transferencias y el resto en préstamos– tienen una "visión única estatal", idea que Saiz se encargó de subrayar varias veces a lo largo de la mañana y que señala una realidad: el peso secundario que tendrá Navarra.

Porque si el mando lo tiene el Estado, no lo tendrá la Comunidad Foral. Y no solo eso: Saiz también reveló que desde el Ministerio de Hacienda quieren todavía más centralización de todo lo que tiene que ver con la interlocución con las comunidades –incluso desde el punto de vista de las herramientas informáticas–, y que todavía no saben si Navarra tendrá que adelantar el dinero para sacar adelante los proyectos que, luego, sean susceptibles de recibir dinero por parte de los fondos europeos. Un punto crucial, que pasó casi desapercibido por la comisión, y que no es una cosa cualquiera, habida cuenta de las últimas malas experiencias que ha tenido el Gobierno –con el caso del TAV, por ejemplo– cuando le ha tocado adelantar dinero y esperar a que luego se lo devuelvan.

Saiz intentó ser didáctica, pero en torno a los fondos europeos todavía existen muchas incógnitas y la información es la que es. Eso precisamente quiso recordar ante los grupos, que han venido reclamando más información al respecto entre críticas a la transparencia del Gobierno. "No es falta de transparencia, es trasladar la información cuando se tiene".

Pero la polémica en torno a las peticiones de información ya casi está olvidada, y lo que los grupos demandan ahora es saber qué va a pasar con los fondos; qué papel va a tener Navarra; cuánto dinero va a llegar y para qué.

dudas de los grupos Apenas hay información al respecto. Saiz intentó explicar lo que se sabe hasta ahora: que el Next Generation es una "gran autopista", dijo parafraseando a Arrizabalaga, que está precedida por una "carretera" que son los fondos React. Estos fondos están dotados con 11.000 millones de los que a Navarra le han tocado 148 millones, sobre todo para hacer frente a los estragos del covid en materias como derechos sociales, salud o desempleo juvenil.

Pero para conocer los pormenores del Next Generation todavía falta, porque los plazos los maneja el Estado. El Gobierno central tiene hasta el 30 de abril para presentar el "plan nacional", para el que el mes de marzo "va a ser crucial". Y, más allá de que los Presupuestos Generales del Estado consignan 27.000 millones de fondos europeos, no se sabe nada. Los grupos expresaron sus dudas sobre la concreción de lo que presentará el Estado, y sobre todo si este llegará a tiempo. Pero, más allá de remitirse al plan España Puede –que no deja de ser una declaración de intenciones, vinieron a recordar grupos como Geroa Bai–, Saiz no ofreció nada nuevo.

Quizá por eso los grupos exigieron que se les tenga al corriente de todos los movimientos. "Los plazos son los que son y los proyectos que Navarra remita tienen que estar definidos", exigió Adolfo Araiz (EH Bildu), solicitante de la comparecencia. Más información reclamó Navarra Suma a través de Juan Luis Sánchez de Muniáin, que denunció la "opacidad" del Gobierno en este tema. Mikel Asiain, de Geroa Bai, mostró su "preocupación sobre la cogobernanza" y el papel de Navarra. Mikel Buil, de Podemos, preguntó qué va a pasar con la ejecución de los proyectos, para los que no hay consigna presupuestaria en Navarra. Y Marisa de Simón, de I-E, se preguntó sobre a qué bolsillos llegarán esas ayudas. Solo Ainhoa Unzu, del PSN, echó un capote a la consejera Saiz.

"Tenemos que tener una visión única estatal de los fondos europeos del Next Generation"

elma saiz

Consejera de Economía y Hacienda