Merkel exige a Moscú no usar como "arma" el gasoducto ruso-alemán

La canciller germana amenaza a Rusia con nuevas sanciones de la UE si politiza el Nord Stream 2

23.08.2021 | 00:01
Angela Merkel y Volodimir Zelenski, en rueda de prensa en el palacio Mariinsky en Kiev (Ucrania). Foto: Efe

kiev – Alemania impondrá nuevas sanciones a Rusia si utiliza el gasoducto Nord Stream 2 como "un arma", advirtió ayer la canciller alemana, Angela Merkel, durante su visita de despedida a Kiev. "Nos tomamos muy en serio las preocupaciones de Ucrania, y hablé de ellas en Moscú con el presidente ruso, Vladímir Putin", dijo Merkel en una conferencia de prensa conjunta con el presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

Merkel aseguró que ha dejado claro que Berlín no titubeará a la hora de apoyar nuevas sanciones de la Unión Europea contra Rusia si utiliza el gasoducto como arma.

Zelenski dijo a su vez que Kiev consideraba el gasoducto Nord Stream 2, que suministraría gas ruso a la UE sin pasar por Ucrania y que está completado en un 99%, como una amenaza a la seguridad de su país. "Ucrania será el país más afectado por el North Stream 2", dijo Zelenski y agregó "incluso ahora, cuando aún no está terminado, estamos viendo quién controla los precios de gas en Europa y cómo están subiendo". En su opinión, la puesta en marcha del Nord Stream 2 amenaza con "grandes riesgos y solo beneficia a Rusia".

Zelenski agregó que Ucrania ha solicitado consultas con la UE y el Gobierno alemán con respecto a sus objeciones sobre el Nord Stream 2. Y es que se calcula que la puesta en marcha de Nord Stream 2 acarreará unas pérdidas anuales de unos 1.500 millones de dólares para Ucrania. Kiev teme que si la UE renuncia a su sistema de tránsito de gas, eso dará vía libre a Rusia para que intensifique su guerra contra Ucrania.

A principios del año Estados Unidos dio de facto luz verde a la finalización del Nord Stream 2 al renunciar a las sanciones contra empresas que participaron en su construcción, a pesar de sus críticas anteriores al proyecto. En julio, Washington y Berlín emitieron una declaración conjunta en la que prometían destinar alrededor de 1.000 millones de euros para apoyar la transición de Ucrania a fuentes de energía "verdes" una vez que el Nord Stream 2 entre en funcionamiento. Ese documento fue acogido con escepticismo en Kiev, que destacó la falta de pasos concretos en el pacto para abordar las preocupaciones de Ucrania en los ámbitos financiero y de seguridad.

Merkel dijo ayer que Alemania estaba trabajando para acelerar la prolongación del contrato de tránsito de gas entre Ucrania y Rusia, lo que permitiría a Kiev mantener el bombeo a través de su territorio después de que expire el acuerdo actual en 2024. "Le dije al presidente ruso que queremos prolongar el tránsito de gas a través de Ucrania", dijo Merkel, quien se reunió con Vladímir Putin en Moscú el 20 de agosto. "Tendremos un representante especial del gobierno alemán sobre el tránsito de gas", prometió.

Merkel dijo que el Nord Stream 2 y el tránsito de gas a través de Ucrania se discutirán hoy en las conversaciones entre los ministros de energía de Alemania, Estados Unidos y Ucrania en Kiev al margen de la cumbre de la Plataforma de Crimea.

El ministro alemán de Economía y Energía, Peter Altmaier, sustituirá en ese evento al ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Mass, quien no podrá participar en la reunión debido a su apretada agenda por la crisis afgana, explicó Merkel. La política negó que esa decisión de última hora tuviera que ver con las relaciones entre Alemania y Rusia, que expresó su descontento con la Plataforma de Crimea, y reiteró que Berlín condena la anexión rusa de la península.

"La puesta en marcha del Nord Stream 2 amenaza con grandes riesgos y solo beneficia a Rusia"

Volodimir Zelenski

Presidente de Ucrania

noticias de noticiasdenavarra