La CDU prepara ya el relevo de Laschet y de la cúpula del partido

La formación de Merkel convoca un congreso a finales de año para elegir a un nuevo líder

12.10.2021 | 00:35
Armin Laschet valora los resultados la noche electoral en la sede de la CDU. Foto: Efe

La Unión Cristianodemócrata alemana (CDU), el partido de la canciller Angela Merkel, se propone renovar al completo su cúpula tras la derrota sufrida por su candidato, Armin Laschet, en las elecciones generales del pasado 26 de septiembre. El secretario general del partido, Paul Ziemiak, anunció, al término de la reunión de la presidencia del partido, la celebración de una conferencia a escala de jefes de distrito, el 30 de octubre, que deberá decidir cómo implicar en el proceso de decisión a las bases del partido. A continuación se convocará un congreso federal, previsiblemente entre diciembre y principios del año próximo, al que competerá la elección de la nueva presidencia en su totalidad.

El propósito es "lograr una amplia vinculación" de las bases en ese proceso, indicó Ziemiak, aunque sin concretar en qué medida. Hasta ahora, la elección del presidente y restantes miembros de la cúpula correspondía al congreso federal.

Algunos destacados miembros dela CDU, como el presidente del Parlamento y exlíder del partido Wolfgang Schäuble, insisten en que el congreso es el único gremio facultado para hacerlo. Recuerdan que en él están representadas las bases a través de los 1.001 delegados que tradicionalmente participan en las convenciones. Otras figuras de la formación, especialmente los defensores de su renovación generacional o del este del país, vienen reclamando una mayor implicación de las bases, sea a través de una consulta –aunque los estatutos del partido establecen que no sería vinculante– o en otro formato.

Laschet anunció la semana pasada su disposición a dejar la presidencia, para la que fue elegido a principios de enero, y de dirigir el proceso de renovación del partido. El candidato del bloque conservador hizo esta declaración presionado por las fuertes tensiones y críticas internas de quienes lo consideran el principal responsable de la derrota sufrida en las generales, en que quedó en el mínimo histórico del 24,1%.

Con su disposición a dejar la presidencia se ha reabierto el duelo sucesorio por la jefatura del partido que Merkel dejó en 2018, tras 18 años en el puesto. Entonces se eligió como sucesora a su secretaria general, Annegret Kramp-Karrenbauer, leal a la línea de Merkel y favorita a luchar por la cancillería en las siguientes elecciones generales. Pero tiró la toalla a principios de 2020 cuestionada en su liderazgo.

La elección de la nueva jefatura quedó obstaculizada por las restricciones derivadas de la pandemia y sucesivos dilemas internos. Finalmente ganó la partida Laschet, pese a su escaso carisma y poca valoración entre el ciudadano.

Pacto de estabilidad Mientras, una posible flexibilización del pacto de Estabilidad está en la mesa de las negociaciones entre los tres partidos –el Partido Socialdemócrata (SPD), el Partido Liberal (FDP) y Los Verdes– que buscan un acuerdo para formar Gobierno en Alemania. Los liberales reiteraron que el mantenimiento de la austeridad y el rechazo al alza de impuestos como líneas rojas y el copresidente de Los Verdes, Robert Habeck, admitió que en el tema fiscal y financiero es donde hay mayores diferencias. "Eso es algo que también afecta a la política europea", dijo Habeck. "La crisis del coronavirus ha disparado la deuda de todos los países europeos", agregó.

Según Habeck, si se les obliga a pagar estas deudas, como está contemplado en el Pacto de Estabilidad, a través de un camino muy riguroso, en el sur de Europa solo podrán hacerlo con grandes recortes en los presupuestos sociales.

noticias de noticiasdenavarra