Marlaska afirma que el Gobierno luchará contra "la desmemoria" sobre ETA

Acompaña a víctimas en un acto de homenaje celebrado en el Memorial de Vitoria en el décimo aniversario del fin del terrorismo de ETA

20.10.2021 | 21:15
El ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, a su llegada al Memorial de Víctimas de Gasteiz

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado este miércoles que el Gobierno trabajará para que "no quede ni rastro de justificación alguna de los crímenes" de ETA y luchará "contra la desmemoria", en un acto de homenaje a las víctimas que ha presidido en el Centro Memorial de Vitoria, con motivo del décimo aniversario del fin de la violencia de la organización terrorista.

"Es necesario que sigamos trabajando cada día para, apoyados en la memoria de sus víctimas, conseguir la deslegitimación social del terrorismo pasado, presente o futuro, para que no quede rastro de justificación alguna de sus crímenes", ha afirmado.

En el acto, ha destacado que el Memorial de Víctimas "nació con el objetivo de preservar y difundir los valores democráticos y éticos que encarnan las víctimas del terrorismo, para conservar su memoria y concienciar a la sociedad en la necesidad de no bajar nunca la guardia en la defensa de la libertad y los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo".

"Nuestra primera obligación es no olvidar nunca lo que significan las siglas ETA: significan más de medio siglo de irracional violencia terrorista, más de 2.500 atentados, más de 850 personas asesinadas, miles de heridos, 82 personas secuestradas, innumerables víctima indirectas y daños materiales en cuantía incalculable".

Para Grande-Marlaska, "estas tremendas cifras no describen en su totalidad un dolor que es muy difícil de narrar". "Para quienes sufrimos los zarpazos asesinos de ETA, sus amenazas directas o la opresión silente y asfixiante de sus apoyos políticos y sociales, fechas como hoy nos obligan a recordar y hacer un ejercicio desgarrador pero siempre necesario", ha indicado.

En este sentido, ha señalado que el jueves 20 de octubre de 2011 sintió "una mezcla de rabia y de liberación", ya que "fue el anuncio del fin de ETA, vencida por la fortaleza del Estado de Derecho". "Fue la derrota de ETA el mayor logro de la democracia española. No lo olvidemos", ha subrayado.

Tras manifestar que, "en el caso del terrorismo de ETA, el relato debe asegurar el triunfo de la verdad de lo que sucedió", ha defendido que debe ser "el relato de las víctimas y su sufrimiento durante los años de terror y persecución y también el de su triunfo final sobre el terrorismo". "Debemos imponer esa narración porque es la única en la que podemos encontrarnos para poder convivir", ha insistido.

El ministro ha subrayado que "una sociedad sin memoria es una sociedad sin futuro porque carece de rumbo", y ha señalado que "una sociedad que tergiversa u olvida su pasado no tiene porvenir porque, quien no es capaz de mirar atrás y obtener las enseñanzas, tampoco conseguirá mirar adelante y planificar un mañana de necesaria convivencia".

LUCHAR CONTRA LA DESMEMORIA

Al respecto, ha defendido que la "guía de actuación" del actual gobierno, y de ejecutivos anteriores y posteriores, será "luchar contra la desmemoria para reparar el dolor y el honor de todas las víctimas del terrorismo", porque es un "compromiso de Estado". "Es necesario que sigamos trabajando cada día para, apoyados en la memoria de sus víctimas, conseguir la deslegitimación social del terrorismo pasado, presente o futuro, para que no quede rastro de justificación alguna de sus crímenes", ha subrayado en el décimo aniversario de la "derrota de ETA".

Asimismo, ha reiterado que "ETA fue solo violencia irracional" y que su cese definitivo fue "una derrota sin paliativos porque no alcanzó ninguno de sus objetivos políticos". Al respecto, ha reconocido el trabajo de "todos los ciudadanos que defendieron el Estado de Derecho" y ha reiterado que "ETA sucumbió por la fortaleza de la sociedad española".

ESCLARECER CRÍMENES SIN RESOLVER

El titular del Interior ha puesto en valor el trabajo "sostenido en el tiempo" de todas las Policías con el objetivo de resolver aquellos crímenes que "todavía no han sido posible esclarecer, para el que no se escatima esfuerzo alguno". "En esta última década, el Estado español no ha desatendido su deber de proporcionar a las víctimas del terrorismo verdad, justicia, reparación y derecho a la no repetición. Puedo asegurar que sus instituciones, cumplen y van a seguir cumpliendo con el deber de memoria al que estamos obligados", ha resaltado.

Durante el acto se ha proyectado el documental 'Hierro yermo', de Mayte Carrasco. El documental está basado en la fundición de las armas incautadas a ETA y GRAPO, que fueron destruidas simbólicamente el pasado 4 de marzo, en un acto realizado en el Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada, en Valdemoro (Madrid).

"Eso y solo eso, fue la actividad terrorista de ETA: una embestida frontal al Estado social democrático y de derecho, un ataque apoyado en las más graves violaciones de los más fundamentales derechos inherentes a la esencia del ser humano", ha señalado.

Además, ha defendido que es "imprescindible la memoria porque el recuerdo es justicia que no soporta que la injusticia del olvido sea el precio de la paz y la libertad".

La ceremonia ha contado con la presencia del director del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez, y de las víctimas de ETA Dori Monasterio y Alberto Muñagorri.

Domínguez ha recordado que "han pasado 10 años desde que ETA anunciara el fin de la violencia, y 10 años y 20 meses desde el momento en que la banda terrorista paralizó realmente su actividad, obligada por el trabajo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, los Servicios de Inteligencia, la colaboración francesa y por la actuación de todos los poderes públicos, cada uno dentro de su ámbito de responsabilidad".

"JUSTOS Y RESISTENTES"

"Fue obligada por el Estado de Derecho, que hizo su labor respaldando a los justos y resistentes que dentro de la sociedad vasca, aguantaron a pie firme las embestidas del terrorismo en circunstancias difíciles; a las personas y grupos que impulsaron la respuesta pacífica de la calle, que combatieron ideológicamente las justificaciones de los violentos, los que arroparon a las víctimas cuando nadie lo hacía, los que asumieron responsabilidades públicas a pesar del alto coste que en ocasiones conllevaban esos compromisos, los que defendieron el marco constitucional y el marco estatutario frente a quienes pretendían cambiarlo por la fuerza", ha enfatizado.

No obstante, ha criticado que, "una década más tarde, todavía en la sociedad vasca, hay quien no es capaz de asumir el suelo ético que aprobó el Parlamento Vasco en 2013". "Este suelo básico para la convivencia se resume en apenas tres líneas: la paz y la convivencia requieren el reconocimiento de la injusticia de la violencia; el reconocimiento del daño causado y la dignidad de las víctimas. Todas ellas merecedoras del derecho a la verdad, la justicia y la reparación", ha recordado.

En el acto han participado dos de las víctimas de ETA, Dori Monasterio, hija de Fermín Monasterio Pérez, la primera víctima civil de ETA, y Alberto Muñagorri, que con diez años perdió una pierna cuando fue alcanzado por la explosión de una bomba en Rentería. En el acto se ha guardado un minuto de silencio por las víctimas.

NO HABRÁ "NINGUNA CONTRAPARTIDA" SOBRE PRESOS A CAMBIO DE UN APOYO DE EH BILDU A LOS PGE

El ministro del Interior ha reiterado que el Gobierno español no ofrecerá "ninguna contrapartida" relacionada con los presos de ETA a cambio de un eventual apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

El ministro del Interior se ha sumado así al resto de miembros del Gobierno español, incluido el propio presidente, Pedro Sánchez, que han rechazado que el Ejecutivo vaya a realizar movimiento alguno con los presos de la desaparecida organización terrorista a cambio de un eventual apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Grande-Marlaska ha asegurado que pese a que el coordinador general de EH Bildu haya afirmado que la coalición está dispuesta a apoyar los PGE si así logra "sacar" a los presos de ETA a la calle, el Gobierno central no va a ofrecer "contrapartida" alguna en este sentido.

"A la organización terrorista ETA la venció el Estado de Derecho; España es un Estado de Derecho, no hay ninguna contrapartida", ha manifestado.

noticias de noticiasdenavarra