Villarejo insiste en que el juez debe oír a Mariano Rajoy y a Felipe González

El excomisario también pide que declaren varios exministros, el exjefe del CNI Félix Sanz Roldán y varios jueces y periodistas

14.03.2022 | 14:37
Villarejo.

El excomisario José Manuel Villarejo ha lanzado un nuevo intento para que el juez que le investiga cite a declarar como testigos a los expresidentes Mariano Rajoy y Felipe González, así como a diferentes exministros de sus gobiernos, al exjefe del CNI Félix Sanz Roldán y a varios jueces y periodistas.

La última vez que lo hizo fue ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga por tres presuntos encargos de espionaje en el marco del caso Tándem y que rechazó la gran mayoría de testigos planteados por Villarejo.

En esta ocasión, el excomisario ha presentado un escrito, al que ha tenido acceso Efe este lunes, ante el juez instructor Manuel García Castellón en el marco de la pieza principal del procedimiento, donde fundamentalmente pide la nulidad de una causa que considera "montada como castigo" contra él.

Pero además de esta nulidad, pide una serie de testificales: desde los expresidentes González y Rajoy hasta los exministros José Luis Corcuera, José Manuel García Margallo o María Dolores de Cospedal; varios ex números dos de la Policía como Eugenio Pino; o el exjefe del CNI Sanz Roldán -a quien considera responsable de sus problemas judiciales-.

También a magistrados de la Audiencia Nacional, a algún fiscal e incluso al presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, dado que en la pieza donde ha presentado el escrito se investiga, aparte del entramado societario atribuido a Villarejo, el proyecto King, un supuesto encargo para perjudicar a uno de los hijos de Obiang.

De nuevo, Villarejo acusa a la Fiscalía de mentir por situar el origen de la causa en una denuncia presentada por un empresario cuando el excomisario asegura que fue un agente y "hacker del CNI" y que esa "denuncia apócrifa" justificó la "incautación absoluta" de sus archivos personales.

A ese empresario, Francisco M., imputado en una de las piezas del caso, Villarejo también le sitúa como colaborador del CNI en Guinea y afirma que se le ha perdonado una pena por blanqueo de más de 50 millones de euros.

En su escrito, firmado por él mismo en condición de codefensor, Villarejo vuelve a pedir todo lo que se le ha incautado a lo largo de estos años, así como "las más de mil microcintas" con un "evidente valor histórico con conversaciones con altos mandatarios políticos, especialmente del PSOE, sobre el 23F, el GAL, el 11M, el Faisán y tantos otros".

Al igual que reclama que se le permita pagar sus deudas y denuncia que sus propiedades están "trabadas judicialmente" mediante medidas "crueles y coercitivas" que buscan "el estrangulamiento" de su economía familiar.

Villarejo enumera ante el juez los clientes para los que trabajó su grupo empresarial

El comisario jubilado ha dado detalles este lunes al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, encargado de la instrucción de la macrocausa 'Tándem', de algunos de los clientes para los que trabajó CENYT, su grupo empresarial. Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, la declaración de Villarejo ante el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 ha girado en torno a los clientes que tuvo CENYT, tanto los investigados como los que no.

En declaraciones a los medios, Villarejo ha explicado que el fiscal le ha interrogado sobre "otras" de las empresas con las que trabajó, entre las que ha enumerado ante la prensa al Banco Santander, El Corte Inglés, Indra, Telefónica, Legálitas o Zara.

El comisario jubilado ha explicado los pormenores del interrogatorio a su salida de la Audiencia Nacional, donde ha comparecido como imputado por 'King', la pieza principal de 'Tándem'. Villarejo ha retomado este lunes la declaración que inició el pasado 28 de febrero, el mismo día que su hijo mayor, su mujer Gema Alcalá y su socio Rafael Redondo se acogieron a su derecho a no declarar. El objetivo de su declaración, conforme indicó el magistrado al citar a Villarejo, era preguntarle en relación con los delitos de organización criminal y blanqueo de capitales que vertebran 'Tándem'.

En este contexto, el comisario jubilado, que ha reprochado que se trata de una "causa general prospectiva pero muy selectiva", se ha quejado de que durante su declaración como imputado se le haya preguntado "con la boca pequeña" por estos clientes a los que "curiosamente" no se les ha "abierto ninguna pieza". Así las cosas, también ha lamentado que se le haya indicado que "algunas de las cosas que han ido saliendo" no estén en la causa. "No están en la causa pero sí en los archivos. Todo absolutamente lo que se ha filtrado estaba en los archivos, por eso no me han dado una copia", ha criticado.

"Con luz y taquígrafos"

Tras su declaración del pasado 28 de febrero, Villarejo explicó a la prensa que todos los trabajos realizados por CENYT eran públicos. "Era una estructura con luz y taquígrafos en Torre Picasso, facturando absolutamente todo, pagando una cantidad de impuestos tremenda y trabajando, como ha reconocido el Ministerio Fiscal, para el CNI, porque eso en el juicio lo han asumido, lo que pasa es que se les ha olvidado durante esos cinco años", apuntó.

Villarejo se quejó entonces de que no le dejaron "explicar cómo se inicia la denuncia" que desencadenó 'Tándem' en el año 2017. En la vista oral, su defensa contó que la presentó físicamente David Vidal, al que el comisario identifica como un agente del CNI, a pesar de que el empresario Francisco Menéndez la asumió como propia junto a toda la documentación adjuntada a la misma, incluido el primer proyecto conocido de CENYT: 'King'.

"El señor David Vidal es el que lleva Global Change", afirmó el comisario, puntualizando que ese grupo empresarial es en realidad "un CENYT" pero que trabaja "en exclusiva" para el CNI, a diferencia de su entramado societario, que habría actuado a las órdenes tanto de la agencia de Inteligencia como de la Policía Nacional.

De acuerdo con su relato, la denuncia con la que se destapó 'King', y en consecuencia, la existencia de CENYT, fue "una forma de quitar la competencia". En este sentido, expuso que "al desaparecer CENYT del escenario del IBEX 35 ahora son ellos". "Ahora el grupo Global Change del señor Vidal es el que lleva el asesoramiento de todas las empresas del IBEX 35", dijo entonces. Además hizo hincapié en que con la denuncia habrían conseguido destruirle "profesional y personalmente", incidiendo de esta manera en que 'Tándem' es "una conjura de necios" -donde situó desde el CNI hasta el SEPBLAC o la Fiscalía-, para "acabar" con él por sus denuncias sobre presuntas irregularidades en diversos organismos.

"El dato fundamental es que estoy dispuesto a llegar hasta el fondo. Como dije el día que salí de prisión, voy a hacer una catarsis. Y, si de verdad quieren que hagamos una catarsis, vamos a hablar de cómo el servicio secreto tiene un CENYT, igual que lo teníamos en el Ministerio de Interior, y también para trabajar para el CNI, pero ellos lo quieren en exclusiva", advirtió.

noticias de noticiasdenavarra