Navarra tendrá por primera vez en 2019 un programa de prevención de infecciones de transmisión sexual

Salud, que ya ha elaborado el primer borrador, sacará también en otoño una campaña para promover el uso del preservativo
Reconoce que estas enfermedades constituyen un “problema de salud pública”

07.02.2020 | 07:58
Echauri y Pérez Jarauta, el martes en la comisión del Parlamento.

Salud ya ha elaborado el primer borrador y sacará en otoño una campaña para promover el uso del preservativo.

pamplona - El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra está trabajando en la elaboración del primer programa global de prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS) de la Comunidad Foral, cuyo proceso de elaboración participativo podría estar finalizado para principios de 2019, y el próximo mes de octubre prevé sacar en los medios (marquesinas, radios, anuncios en prensa y redes sociales) una campaña específica de información y sensibilización en la que "sobre todo se intenta promover la utilización del preservativo en las prácticas sexuales que pueden tener riesgo" porque "permite la prevención de las ITS, pero también entrar a las relaciones sexuales con tranquilidad, sin miedos", posibilitando una relación consensuada y de "cuidado mutuo". Así lo explicó el martes Margarita Echauri, jefa de la sección de Promoción de la salud y salud en todas las políticas, que acudió a la Comisión de Salud del Parlamento, junto a la directora gerente del citado instituto, Mª José Pérez Jarauta, para informar del "aumento sostenido" de estas infecciones tanto en Navarra, como en el Estado y en Europa, así como de las medidas que han puesto en marcha para su prevención.

Pérez Jarauta consideró que las ITS "constituyen un verdadero problema de salud pública" porque "están en aumento en la última década, aumentando la carga de morbilidad y mortalidad derivada de las mismas, especialmente en mujeres"; porque "afectan a jóvenes", aunque "también a población adulta"; porque en ocasiones "hay síntomas claros pero en otros no, y eso nos lleva a diagnósticos tardíos"; y porque pueden producir complicaciones que en ocasiones son de gravedad. Así, el pasado año aumentaron la gonorrea (108 nuevos casos), la sífilis (53), la chlamidia (253), el VIH (41) y la hepatitis A (66), mientras que el sida descendió hasta cinco casos.

Este incremento se relaciona con "prácticas sexuales de riesgo sin protección. Parece que nos hemos olvidado de las ITS. No se ha hecho especial hincapié en la prevención y esto es lo que ocurre", apuntó la directora gerente. De hecho, según la encuesta navarra de juventud y salud de 2014, "la gente joven usa el preservativo en las primeras relaciones, pero desciende después su uso regular". También citó como factores relacionados con el aumento la dificultad para identificar las infecciones, ya que algunas cursan sin apenas síntomas; el aumento del número de parejas sexuales con prácticas sin protección; la mejora de la práctica clínica en los últimos dos años; así como la falta de información y educación sexual.

Tras indicar que la prevención de las ITS requiere de un conjunto de medidas "muy diversificadas y bien articuladas", señaló que desde el año 2015 en Navarra "se vienen manteniendo las líneas de actuación que ya existían" y que eran "buenas", pero además "se están reforzando y ampliando otras". Así, destacó la eficacia del sistema de información y vigilancia, además de los programas de vacunaciones, la creación de grupos de trabajo de personas expertas "para mejorar medidas con un consenso técnico suficiente", los programas de diagnóstico y tratamiento precoz, además de las campañas de información, sensibilización y educación afectivo sexual.

Respecto al programa de prevención de ITS, cuyo primer borrador ha elaborado ya el instituto, Echauri dijo que permitirá una mayor articulación y cohesión, de tal manera que "se mejorará la eficacia y se podrá hacer una mejor utilización de todos los recursos". Además, recordó que están trabajando la educación afectivo sexual en los centros de salud, en los CASSYR y en las Escuelas de Salud, pero también en los centros educativos, con iniciativas como el plan de coeducación Skolae o el diploma de especialidad en Educación Sexual de la UPNA, y que cuentan con dos líneas de subvenciones a servicios municipales y entidades sociales para promover programas comunitarios sobre el VIH-Sida o la educación afectivo sexual.

los grupos De Geroa Bai, Virginia Alemán les felicitó por las líneas de actuación y recordó que "se han dado avances significativos esta legislatura", citando como ejemplo el decreto de salud sexual y reproductiva y el programa Skolae. Sin embargo, advirtió de que "no hay que bajar la guardia" porque "queda mucho por hacer".

Bakartxo Ruiz, de EH Bildu, subrayó que "nadie puede poner en duda la apuesta clara que se ha realizado esta legislatura" en este aspecto, y se mostró "convencida" de que "de aquí a pocos años va a haber diferencias en los datos". Sin caer en la "autocomplacencia", abogó por "superar determinados tabús". Tere Sáez, de Podemos, consideró que "hay que seguir dando visibilidad a las realidades", y José Miguel Nuin (I-E) abogó por que Skolae "forme parte del currículum".

La socialista Nuria Medina criticó la ausencia de campañas institucionales de prevención hasta el momento, La regionalista Begoña Ganuza denunció "el cambio de tendencia alarmante" y consideró "insuficientes" las medidas adoptadas. El popular Javier García lamentó que se ha actuado "con cierta tardanza". "Se critican años anteriores pero los datos demuestran que no eran tan altas las infecciones", dijo.La sesión del martes tuvo lugar después de que la semana anterior la Comisión Ciudadana Anti-Sida y la Asociación Sare comparecieran para advertir de que las ITS mantienen una tendencia ascendente en Navarra, asegurando que en los últimos cinco años ha habido 212 nuevos diagnósticos de VIH (5 en 2017, resultando fallecido uno de ellos).