PREVENCIÓN DE INUNDACIONES

La presidenta de la CHE confirma a Navarra que la puesta en uso de la cola de Itoiz estará para 2019

07.02.2020 | 09:37
Elizalde y Pascual, en un momento de la reunión.

PAMPLONA. La consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde, y la recién nombrada presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro, María Dolores Pascual, han mantenido este martes una reunión para abordar temas clave en la gestión sostenible del agua en Navarra: los trabajos de adecuación en la cola del embalse de Itoiz, las obras de recrecimiento de Yesa, la gestión de inundaciones en la cuenca y la adaptación al cambio climático. En la cita, que ha tenido lugar en la sede del organismo de cuenca en Zaragoza, ha participado también la directora general de Medio Ambiente, Eva García Balaguer.

La responsable de la CHE ha confirmado que la puesta en uso de la cola de Itoiz estará para 2019 aunque quedará pendiente la ejecución de la obra de impermeabilización que asegure la estabilidad de la lámina cuyo proyecto va a licitarse este año. Las obras del dique de cola del embalse de Itoiz en torno a la localidad de Nagore finalizan este otoño, así como la adecuación de las playas artificiales de Nagore y áreas de acceso y uso lúdico, ha informado el Gobierno foral en una nota.

Frente a las demandas planteadas por el Gobierno de Navarra de traslado de información técnica sobre la situación de la presa de Yesa y sus laderas, Pascual ha anunciado que en breve el Ejecutivo foral recibirá la información solicitada.

Asimismo, la presidenta del organismo de cuenca ha confirmado que se va a crear una comisión de seguimiento sobre la seguridad y gestión del pantano de Yesa en la que estarán presentes -además del propio Ministerio y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) - los Gobiernos de Navarra y Aragón, los ayuntamientos afectados, los regantes de Bardenas y entidades afectados por el recrecimiento, y que están ultimando con el Ministerio.

PREVENCIÓN DE INUNDACIONES

En la cita se ha abordado la gestión de inundaciones en la cuenca, en concreto, el proyecto Ebro Resilence en el que participa activamente el Gobierno de Navarra con el objetivo minimizar el riesgo de inundación del tramo medio del Ebro, y que ha sido posible gracias al trabajo realizado en el marco del Foro del Ebro. En diciembre, se conocerá si la propuesta ha sido preseleccionada por la Comisión Europea, pero será en abril de 2019 cuando se comunique su aprobación definitiva, ha añadido el Ejecutivo.

En esta línea y en referencia a la enmienda presupuestaria para destinar una partida de siete millones de euros para prevención de inundaciones en el Ebro, Dolores Pascual ha aclarado a la delegación navarra que esta partida no es para Navarra, sino para toda la cuenca y ha añadido que no será posible ejecutarla a lo largo de 2018.

Elizalde ha insistido en "la necesidad de una mejor coordinación en la gobernanza con las comunidades autónomas", aspecto fundamental, ha dicho, para avanzar de manera eficaz hacia modelos de colaboración inter administrativa que redunden en beneficio del territorio y la ciudadanía, en donde será clave "la transparencia y el flujo de información continuo". Presidenta y consejera han coincidido en que era necesario abrir una nueva etapa.

Por último, se han analizado también las concesiones de agua de abastecimiento de población del sistema Itoiz-Canal de Navarra y la problemática de los cánones de aprovechamiento del Dominio Público Hidráulico para choperas y que afectan en Navarra a terrenos comunales.