se impedirá que circulen por las aceras

Donostia presentará una propuesta para regular los patinetes eléctricos este año

Movilidad prevé impedirles que circulen por las aceras para evitar situaciones de riesgo para los peatones
El Gobierno municipal se compromete a proponer un local para acoger despedidas civiles antes del final de la legislatura y cobrará una tasa similar a la de las bodas

07.02.2020 | 15:15
El alcalde, Eneko Goia, habla con el teniente de alcalde Ernesto Gasco en presencia del portavoz jeltzale Jon Insausti.

donostia - El Gobierno municipal presentará antes de fin de año una propuesta para modificar la ordenanza de circulación de vehículos y peatones e incorporar en ella la regulación de los patinetes eléctricos o vehículos de movilidad personal. El Pleno ratificó ayer una moción en ese sentido presentada por el PP que fue apoyada por EH Bildu y también por PNV y PSE-EE.

El concejal popular Txema Murguiondo incidió en que los patinetes eléctricos, segways y similares son ya una realidad en la ciudad desde hace unos años y recordó que llevan un tiempo pidiendo una modificación de la ordenanza para adaptarse a esos nuevos hábitos. "Se han incorporado nuevos elementos de movilidad que están cambiando hábitos y que se están empezando a regular en algunas ciudades", declaró.

La concejala de Movilidad, Pilar Arana, que apoyó la moción, ya avanzó hace varias semanas que las nuevas normas en las que trabajan prohibirán a este tipo de vehículos denominados de movilidad personal circular por las aceras, debido a que se mueven a mayor velocidad que los peatones, lo que puede generar problemas de inseguridad en los peatones, así como situaciones de riesgo. Para intentar evitarlos, el Consistorio trabaja en la nueva ordenanza, "compleja", que concretará los lugares por los que deben circular (dependiendo de su potencia, en principio se les derivará a bidegorris o a la calzada).

Irabazi, por su parte, se abstuvo porque consideró que es necesario hacer un estudio o informe previo en torno a este asunto antes de modificar la normativa. El concejal de la coalición Loïc Alejandro, que reconoció que estos vehículos se encuentran en "cierto limbo normativo", advirtió de que la empresa Lime está estudiando implantarse en Donostia.

Precisamente, la llegada de esta empresa de patinetes eléctricos está siendo polémica en ciudades como Madrid y Valencia. Además, recientemente han tenido lugar hasta tres muertes accidentales en distintos lugares del Estado en las que estaban implicados patinetes eléctricos. Todo ello refleja la necesidad de regular la circulación de estos vehículos y, en principio, a finales de año podría haber una propuesta en ese sentido por parte del Consistorio.

Arana se comprometió, asimismo, y también a instancias de una moción del PP, a presentar antes de final de año un informe sobre la adaptación de la normativa del taxi en la que trabajan. Además, avanzó que los presupuestos del próximo año tendrán una partida para fomentar la sustitución de taxis tradicionales por vehículos eléctricos.

funerales civiles Otro de los temas tratados en la sesión plenaria de ayer, que fue más breve de lo habitual con solo dos puntos resolutivos en el orden del día y poco más de una veintena de mociones, fue el de la búsqueda de un local para acoger funerales o despedidas civiles. El Gobierno municipal se comprometió a compartir el listado de las opciones que ha analizado hasta el momento que, según confirmó el concejal Juanra Viles, no cumplen las condiciones necesarias. Una de las opciones barajadas era la de las casas de cultura, pero Viles explicó que no tienen disponibilidad a cualquier hora y esa es una de las condiciones que debe tener el lugar elegido. Se comprometió, de todas formas, a presentar una propuesta antes de que concluya la legislatura.

El Gobierno municipal apoyó, de este modo, parte de la moción presentada al efecto por Irabazi, que pedía, además, que se elabore un reglamento para regular las despedidas y que sean de carácter gratuito. PNV y PSE rechazaron este extremo y argumentaron que se aplicará una tasa porque la acogida de estos actos tendrá un gasto para el Consistorio y la compararon con la que se cobra por las bodas. "No es comparable, las bodas son opcionales, la muerte no, poder despedirse de un familiar es un derecho básico", rebatió la portavoz de Irabazi, Amaia Martin.