Consumo inmoviliza disfraces de Halloween por irregularidades

O bien no presentan el marcado comunitario europeo CE o contienen elementos inseguros
Kontsumobide lanza una campaña e inspecciona 9 tiendas en Euskadi
Los productos estaban dirigidos a niños de entre 1 y 14 años

07.02.2020 | 15:53
Uno de los aspectos que se comprobó durante la campaña de inspección del Instituto vasco de Consumo fue que los artículos contaran con el marcado CE. En la imagen, productos adecuadamente etiquetados y listos para la venta en un establecimiento ajeno a es

vitoria - Un acto tan aparentemente inocente como adquirir los disfraces con los que los niños celebran Halloween puede entrañar más riesgos de lo que a priori pudiera parecer. Los distintos elementos empleados para caracterizarse con motivo de estos festejos pueden contener sustancias no permitidas en la Unión Europea, como tintes, cordones o piezas pequeñas inadecuadas para los más pequeños. Para controlar que los artículos que se expenden en los comercios del ramo cumplen con la normativa vigente, el Instituto vasco de Consumo, Kontsumobide, ha llevado a cabo en las últimas semanas una campaña de control por diferentes establecimientos de Euskadi y ha inmovilizado "un gran número de artículos" que no respetaban las especificaciones exigidas. Igualmente, ha paralizado "de forma preventiva" algunas prendas infantiles que vulneraban las medidas de seguridad, sobre todo, en lo referido a cordones y cuerdas ajustables.

La directora de Kontsumobide, Nora Abete, explicó ayer que el Gobierno Vasco ha impulsado este año un plan de control centrado en aquellas vestimentas festivas y artículos especialmente diseñados para los niños de entre 1 y 14 años, y que están considerados por la normativa como juguetes. "En cuestión de seguridad no hay truco ni trato y por ello insistimos en que es necesario extremar la precaución a la hora de adquirir disfraces, sobre todo teniendo en cuenta que van destinados a menores", manifestó.

Ante la cercanía de la festividad de Halloween, Kontsumobide ha llevado a cabo nueve inspecciones en tiendas que venden este tipo de género y ha paralizado aquellos productos que incumplen tanto las normas de seguridad como los que infringen la normativa de etiquetado.

La directora insistió en que a la hora de adquirir un disfraz infantil hay que anteponer la seguridad, buscando comercios de referencia y sitios web de venta online de confianza, así como repasar las instrucciones de seguridad y el etiquetado, que siempre debe incluir el marcado europeo CE.

"Hemos acudido a nueve establecimientos e inspeccionado diferentes disfraces. Nos hemos visto en la obligación de inmovilizar un gran número de artículos que no presentaban el marcado CE, e inmovilizado preventivamente algunos productos por incumplir la normativa de seguridad. Ante la complejidad que puede presentar esta norma, hemos remitido las muestras a los laboratorios de referencia para que evalúen si los disfraces son o no seguros", detalló la directora.

Puesto que la normativa cataloga los disfraces infantiles como juguetes, éstos deben cumplir con unos requisitos de seguridad más estrictos. No deben tener puntas o bordes cortantes ni piezas pequeñas que puedan desprenderse o ser accidentalmente ingeridas por los menores. En el caso de las máscaras, deben disponer de suficientes orificios para no producir problemas en la respiración.

precios de hostelería De forma paralela, Kontsumobide ha realizado, asimismo, otros programas de control sobre aquellos apartados que acumulan un mayor número de incumplimientos y reclamaciones, o que simplemente hayan cambiado recientemente de normativa reguladora. "Campañas que se suman a actuaciones puntuales que llevamos a cabo cuando se producen denuncias o tenemos conocimiento de alguna problemática concreta", precisó Abete.

Una de las realizadas recientemente ha estado relacionada con el control de precios y hojas de reclamaciones de los locales de hostelería. El objetivo de esta campaña ha consistido en la supervisión de tres aspectos: verificar la información y publicidad sobre precios de la comida y la bebida; comprobar si los precios finales de las cartas y listas de precios contienen el IVA; y la existencia de hojas de reclamaciones, así como que éstas se ofrezcan a las personas usuarias que las demanden.

Abete ha explicado que realizaron 221 actuaciones en locales de hostelería, detectando 55 incumplimientos. En 36 casos no se mostraba el cartel informador de la existencia de hojas de reclamaciones, en otros 20 los precios de las cartas no llevaban incluido el IVA y en 18 establecimientos no disponían de hojas de reclamaciones. En el 33% de los locales inspeccionados no se informaba del precio de los pintxos, y en el 53% no se daba información del precio de venta al público en los combinados con alcohol.

etiquetado de pescado Por otra parte, la portavoz del Gobierno Vasco indicó que Kontsumobide ha realizado 252 actuaciones de inspección enmarcadas en una campaña de control del etiquetado del pescado fresco en diferentes puntos de venta minorista de Euskadi. "El objetivo consistía en comprobar que la información que se facilita a los consumidores es la correcta y obligatoria, y que recoja los datos de trazabilidad del pescado", puntualizó.

Los resultados de estas actuaciones reflejaron que un 72% de los establecimientos visitados, un total de 183, incumplían en algún aspecto la normativa al respecto. La infracción más frecuente fue la falta de indicación del método de producción, en 128 casos. Otro incumplimiento habitual fue la falta de indicación de la zona de captura o de cría del producto, detectado en 119 locales. "Hemos encontrado diferencias por territorios. Mientras que Álava y Gipuzkoa están en torno a un 84% de incumplimientos, en Bizkaia sólo un 58% de los establecimientos no proporcionaba toda la información", señaló.

Por último, Abete resaltó que en la campaña de control de los créditos formalizados online y por vía telefónica, la totalidad de los contratos analizados contenía cláusulas abusivas. Se observaron, entre otras infracciones, condiciones que establecen un interés de demora superior en más del 2% sobre el interés remuneratorio pactado. O no se proporcionaba al consumidor justificación sobre el cobro de costes y gastos cuando se producen impagos o directamente no se indicaba el TAE aplicado.

las claves

Campaña. El Instituto vasco de Consumo, Kontsumobide, ha puesto en marcha una campaña de control en nueve establecimientos especializados en la venta de disfraces.

Inmovilizaciones. Como resultado de las inspecciones de los artículos dirigidos al público infantil, se han inmovilizado muchos productos incorrectamente etiquetados y se han paralizado otros de forma preventiva, ya que contenían elementos no permitidos en artículos para niños, tales como piezas pequeñas, cordones o cuerdas ajustables.

Seguridad. Dada la cercanía de la celebración de Halloween, Kontsumobide aconseja a los consumidores vascos comprar los disfraces en los comercios de referencia y en los portales de Internet de confianza.

Hostelería. De forma paralela, el Instituto vasco de Consumo ha desarrollado campañas de control de información de precios y disponibilidad de hojas de reclamaciones en establecimientos de hostelería de Euskadi.

Pescado. Además, se ha lanzado un programa de control de los puntos de venta minorista de pescado para comprobar si la información que se facilitaba era completa y permitía marcar la trazabilidad de los productos.

la frase

La directora de Kontsumobide subrayó que a la hora de comprar hay que tener en cuenta que los disfraces para los niños deben cumplir con todas las exigencias.

la cifra

100%

La última de las campañas desplegadas por Kontsumobide, relacionada con el control de cláusulas en los créditos formalizados 'online' o por vía telefónica, revela que el 100% de los contratos estudiados contiene condiciones abusivas para el usuario.

Lo último Lo más leído