Alertan de estafas telefónicas en nombre de Microsoft

FALSOS TÉCNICOS DE LA EMPRESA informática LLAMAN A PARTICULARES CON EL OBJETIVO DE ROBAR O BLANQUEAR DINERO

07.02.2020 | 16:22
Vista de la pantalla de un ordenador.

La Ertzaintza ha vuelto a detectar que se están produciendo estafas telefónicas en nombre de la empresa Microsoft. Se trata de personas que dicen llamar en nombre de la multinacional estadounidense desde sus oficinas en Redmond y se hacen pasar por técnicos de seguridad cuando, realmente, estas llamadas se producen desde Polonia con el único objetivo de robar o bien utilizar a la víctima para el blanqueo de dinero.

Un caso reciente de esta estafa se inició con la llamada desde un número inusual. La persona que hablaba al otro lado de la línea lo hacía en inglés (aunque también hay ocasiones en que lo hacen en español) y alertaba de una incidencia que se estaba produciendo con el sistema instalado en el ordenador de su casa. Se instaba a la víctima a instalar un software de control remoto para solucionarlo, comúnmente TeamViewer, y así el técnico podría hacer un diagnóstico del ordenador de manera remota.

De esta manera, realizan un falso escaneo del correo electrónico y de la cuenta bancaria del usuario, haciéndole creer que ambas están "infectadas" y que están siendo atacadas por hackers. Es entonces cuando, según advierte la Ertzaintza, las personas estafadoras que han contactado vía telefónica con la víctima solicitan el pago de cierta cantidad de dinero para solucionar el problema de manera remota. "Ante esta oferta hay personas que cortan la comunicación", indica la Ertzaintza pero, en ese caso, el problema reside en que no se puede saber a ciencia cierta qué es lo que le han hecho al ordenador ni qué programas se le han llegado a instalar durante los falsos escaneos.

También advierten de que aquellas víctimas que continúan con la comunicación, terminan rellenando unos formularios con sus datos y que, "en el peor de los casos, les llevan a formalizar el pago aprobando una transferencia bancaria que se origina desde la cuenta bancaria de la víctima a la del delincuente".

No obstante, existe otro caso en el que no tratan de robar directamente a la víctima en cuestión, sino utilizarla como medio para el blanqueo de dinero. En este proceder, en lugar de ofrecer una solución a la falta de seguridad del sistema del ordenador a cambio del pago de cierta cantidad de dinero, instan a la víctima a aceptar y a actuar según su protocolo de caza de estos supuestos hackers. Este proceso trata de poner un cebo a los hackers mediante una transferencia de dinero a la cuenta de la víctima que, después, los estafadores van a volver a recuperar. En algún caso, si la víctima exige hablar con el departamento español de Microsoft antes de proceder a cualquier operación, el delincuente al teléfono se pone tenso y comienza a actuar y a expresa rse de forma amenazante.

El problema en esta ocasión es que, al proceder con el supuesto protocolo anti hackers, el dinero que se transfiere al usuario del ordenador es dinero robado a otra persona estafada. Una vez se haya realizado esta transferencia, mediante coacción, los falsos técnicos americanos instan a la víctima a ceder sus datos para que así puedan blanquear ese dinero.

Cuando proceden de esta manera, en lugar de robar a la víctima lo que hacen es dejarle en su cuenta bancaria una cantidad significativa a modo de comisión, mientras que el resto del dinero desaparece. Por ello la Er-tzaintza considera de vital importancia interponer una denuncia, "para que conste que la persona dueña del ordenador fue engañada y que en ningún caso quiso colaborar en una trama de blanqueo". También consideran relevante que haya constancia entre la ciudadanía de que "este tipo de llamadas nunca se dan en estas circunstancias ni suelen avisar de ningún hackeo".

CONSEJOS

Desconfiar. La Ertzaintza advierte de que se debe desconfiar de todo aquel que contacte con nosotros en estos términos, ya que Microsoft no envía correos electrónicos ni realiza llamadas personalizadas. Es decir, cualquier comunicación con Microsoft la inicia siempre el usuario.

Formatear el ordenador. Se haya o no consumado la estafa, no se debe conectar el ordenador a Internet antes de formatear el disco duro e instalar el sistema operativo nuevamente. Hay que devolver al ordenador a su estado de fábrica.

Anular tarjetas. En caso de que sí se haya consumado la estafa, se deberán anular las tarjetas bancarias y dar aviso a la entidad para invertir los cargos tras interponer la denuncia.

Copia de seguridad. En cualquier caso, se recomienda hacer una copia de seguridad de los datos importantes, así como cambiar las contraseñas de todos sus servicios tras el formateo.