'Frente al fascismo, solidaridad feminista' en Pamplona para defender las políticas de igualdad

 Cientos de personas se han concentrado este martes por la tarde en la plaza del Ayuntamiento para protestar contra los partidos políticos que quieren "mercadear" con los derechos de las mujeres

08.02.2020 | 15:06
GRAF9307. PAMPLONA, 15/01/2019.- Colectivos feministas durante la concentración convocada hoy en la Plaza Consistorial de la capital navarra, bajo el lema "Ni un paso atrás en igualdad”, contra las propuestas en políticas de igualdad y de violencia m

Pamplona. Cientos de personas se han concentrado este martes por la tarde en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona en defensa de las políticas de igualdad, para reclamar que "no se negocie con los derechos de las mujeres"  y con una exigencia clara: "ni un paso atrás en igualdad".

La concentración, que se enmarca en una jornada de movilizaciones a nivel nacional, ha dado comienzo pasadas las 19 horas bajo el lema 'Faxismoaren aurrean, elkartasuna feminista' (Frente al fascismo, solidaridad feminista). Solidaridad con el pueblo andaluz'.  Las ya reconocidas manos rojas, que simbolizan el rechazo a la violencia machista, han vuelto a exhibirse en la protesta, en la que junto a los colectivos convocantes se ha visto a representantes del Gobierno de Navarra, del Ayuntamiento de Pamplona y del Parlamento Foral, así como de diversas formaciones políticas y sindicales.

'Con nuestros derechos no se negocia'; 'Fuera machismo de las instituciones'; 'Ni un paso atrás en igualdad' y 'Hoy Andalucía, mañana el mundo entero', han sido algunas de las consignas que se han escuchado durante la concentración. En ella también se han exhibido pancartas en las que se leía "Solidaridad con el pueblo andaluz", "Nos quitaron tanto que han acabado quitándonos el miedo" o "No queremos vivir del cuento, queremos sobrevivir a la pesadilla". Asimismo se han visto carteles morados en los que se denunciaba "no falta dinero, falta voluntad"

Antes del inicio de la movilización, convocada por grupos feministas de Pamplona, Pilar Bobes, en representación de estas organizaciones, ha criticado "lo que está pasando en Andalucía y lo que puede pasar en cualquier otro lado". Y ha lamentado que "el tema de los derechos de las mujeres esté siempre en la cuerda floja". "Cada vez que damos un paso hacia adelante hay movimientos para volvernos hacia atrás", ha censurado.

En su opinión, "negociar con los derechos de las mujeres es tremendamente grave" y "negar la violencia de género como algo que está ocurriendo todos los días y ponerla en tela de juicio es una barbaridad". "Son cosas que no solo afectan a las mujeres andaluzas, sino que nos afecta a todas", ha advertido.

En cuanto a la ley de violencia de género, cuestionada por Vox, ha señalado que "las leyes son siempre mejorables, pero no para ir hacia atrás". "Hay que mejorarlas hacia adelante, que es lo que estamos intentando todas las organizaciones feministas", ha declarado.

A juicio de la representante del movimiento feminista, el "peligro" de que Vox logre representación en Navarra "siempre está ahí", si bien ha afirmado que no lo ve "fácil". "Espero que no, el movimiento feminista está muy fuerte, después del 8 de marzo esto ha sido tremendo y nos ha dado muchísima potencia y fuerza. Las mujeres no nos vamos a mover en igualdad, ni un paso atrás", ha concluido.

En representación de los colectivos convocantes, dos mujeres han leído en euskera y castellano un comunicado en el que han trasladado al pueblo andaluz, y en especial a todas las mujeres feministas que están luchando allí, la solidaridad de la "marcha mundial de la mujeres de Euskal Herria".

Tras denunciar que "los partidos de extrema derecha que intentan formar gobierno utilizan la ley contra la violencia machista como carta para la negociación", han criticado que se está negociando con los derechos de las mujeres, lo que entienden como "una reacción del sistema ante los avances del movimiento feminista, como una maniobra para apretar las cadenas del patriarcado".

"El fascismo español ha llegado para extender un impulso reaccionario contra el feminismo, la fobia contra las personas migrantes e implantar un neoliberalismo salvaje", han sostenido, para advertir a continuación que "lo que está ocurriendo en Andalucía no es un caso aislado".

En este contexto, en el que observan una extensión de la "ultraderecha" y en consecuencia de "las políticas contrarias a la vida de las mujeres", "políticas xenófobas y de expulsión", han lanzado un mensaje de apoyo y solidaridad internacionalista y feminista a todas las mujeres que luchan contra el fascismo.