una tasa que duplicaba el máximo legal permitido

Condenado por atropellar ebrio a un peatón en la Vuelta del Castillo

Acepta 4 meses de cárcel por arrollar en un paso de cebra a un varón que sufrió lesiones graves

08.02.2020 | 18:05
Vehículo del acusado, con la luna completamente rota.

4 meses de cárcel por arrollar a un varón que quedó grave.

PAMPLONA - Conducía con una tasa de alcohol que duplicaba el máximo legal permitido y atropelló a un varón de 37 años cuando cruzaba un paso de peatones en la Vuelta del Castillo de Pamplona. Ocurrió en marzo de 2017 y la víctima necesitó seis meses de recuperación para curarse de las múltiples heridas que sufrió como consecuencia del impacto, que le proyectó más de 15 metros. El Juzgado de lo Penal número 2 de Pamplona ha condenado al autor del atropello a 4 meses de prisión y un año de retirada del carné de conducir por la comisión de un delito de lesiones por imprudencia grave.

La sentencia dictada por conformidad de las partes considera como hechos probados que el 25 de marzo de 2017, hacia las 21.30 horas, J.M.G., de 58 años , circulaba con un vehículo Hyundai Tucson que carecía de la correspondiente Inspección Técnica de Vehículos-ITV), "haciéndolo absolutamente desatento a las circunstancias del tráfico y con las facultades psicofísicas disminuidas por la previa ingestión de bebidas alcohólicas", lo que hizo que al llegar al paso de peatones situado en el cruce de la calle Vuelta del Castillo con la calle Esquíroz "con desconocimiento de las más mínimas normas de circulación e influenciado por el consumo de bebidas alcohólicas no respetó la preferencia de paso" de la víctima, que cruzaba por el paso prioritario de peatones, "atropellándolo y proyectándolo violentamente contra el capó y cristal delantero, lanzándolo unos 15,50 metros hacia delante y hacia la izquierda" según el sentido de la marcha del vehículo, hasta caer sobre la zona ajardinada de la Vuelta del Castillo junto a la calzada.

DUPLICÓ LA TASA LEGAL El acusado fue sometido a las 22.31 y 22.52 horas a las pruebas de etilometría por parte de agentes de la Policía Municipal de Pamplona y arrojó como resultado positivos 0,54 y 0,51 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, respectivamente. Por este motivo, además de ser imputado por un delito de lesiones por imprudencia grave, J.M.G. fue denunciado administrativamente.

Por su parte, la víctima, representada por el abogado Francisco Javier Moreno-Vidal, sufrió múltiples contusiones y heridas, así como la rotura del ligamento interno de la pierna izquierda, que requirió intervención quirúrgica. La sentencia añade que las lesiones necesitaron de 170 día para sanar, incluido un día de pérdida de calidad de vida muy grave, así como que al hombre le quedaron diversas secuelas, como dolor en la rodilla al estar un tiempo deambulando o bajando y subiendo escaleras, y siete cicatrices que ocasionan un perjuicio estético en grado moderado. La indemnización total abonada por la compañía de seguros del acusado asciende a 21.634,50 euros.

LA CIFRA

0,51

mG. DE ALCOHOL/l DE AIRE

El condenado dio 0,54 y 0,51 mg/l en las pruebas etilométricas.