Ofertadas 800 plazas dentro del nuevo servicio de prevención de la dependencia

Se trata de programas con especialistas para fomentar la autonomía de las personas mayores

08.02.2020 | 19:02
Inés Francés, Miguel Laparra y Carlos Arana en la rueda de prensa celebrada ayer.

pamplona - Dentro del acuerdo aprobado por el Departamento de Derechos Sociales, por medio de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las personas, viene incluida, como novedad, la oferta de hasta 800 plazas de servicios de promoción de la autonomía personal y prevención de la dependencia para personas mayores en esta situación.

Este acuerdo marco pretende también "marcar un hito" en la oferta desde la red pública de atención residencial de unos servicios "que pongan en el centro a las personas y a sus necesidades, y que se adapten en mayor medida a sus preferencias y deseos". Los servicios situarán a los usuarios en primer plano y ofrecerán cuidados personalizados "dentro de un entorno hogareño por encima de aspectos organizacionales y meramente sanitarios", así como señaló el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, en la rueda de prensa celebrada ayer.

La introducción de estas plazas de servicios de promoción de la autonomía personal y prevención de la dependencia en residencias y centros de día busca que la oferta de estos programas pueda penetrar en todo el territorio y que estén disponibles en todas las zonas básicas de servicios sociales, para una parte importante de la población dependiente. Así, se ofertarán para grupos de un mínimo de cinco personas y diez de máximo, y no supondrá ningún coste económico para la persona usuaria.

Esta prestación incluye, en primer lugar, el servicio de habilitación y terapia ocupacional. Dentro de este se desarrollan los programas de ejercicio físico para la promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional; de promoción de la salud y el autocuidado; de habilitación funcional desde fisioterapia; y de habilitación funcional desde terapia ocupacional.

Entre los servicios ofertados se incluyen también el programa de estimulación cognitiva, así como el de promoción, mantenimiento y recuperación de la independencia funcional que pretende mejorar la autonomía de las personas dependientes en las actividades de la vida diaria.

Se trataría en suma de programar actividades y talleres con especialistas para fomentar la autonomía de las personas mayores, que puedan socializar y empatizar con rutinas que cada vez se les hacen más pesadas e incluso que reciban estímulos externos para adentrarse en actividades que hasta el momento les resultaban prácticamente imposibles de llevar a cabo en soledad o sin una ayuda profesional cercana.

Objetivos del acuerdo Asimismo, el nuevo acuerdo marco presentado por el Gobierno Foral introduce "la filosofía de atención centrada en la persona y sus instrumentos en la práctica profesional". Esto se traduce en medidas como una mayor participación del residente en la toma de decisiones, la adaptación de actividades a los horarios del usuario, unidades de convivencia de pocas personas, una menor rotación de profesionales en la atención, la participación de las familias, y apertura de los centros a la comunidad, entre otras cosas.

Entre los objetivos, la iniciativa pretende disponer de un mayor número de plazas conforme a la disponibilidad presupuestaria, de forma que se puedan convertir prestaciones vinculadas al servicio en plazas públicas.

Por último, el acuerdo incorpora un órgano de participación permanente entre la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las personas y los centros residenciales, con funciones de seguimiento del acuerdo y coordinación técnica. Asimismo, se ha previsto un sistema de evaluación interno y externo que se centrará en la evaluación del cumplimiento de los centros a través de un método de evaluación que tiene en cuenta la opinión de los usuarios, las familias y los trabajadores. - J. Lizarraga