Domínguez propone una nueva ordenación sanitaria contra la centralización

El nuevo Plan Foral agrupa las 57 zonas básicas en siete distritos que estructurarán la ampliación de los servicios

09.02.2020 | 02:29
Ambulancia frente al Hospital Reina Sofía de Tudela.

Pamplona - El consejero de Salud, Fernando Domínguez, presentó ayer en comisión parlamentaria el nuevo Plan de Ordenación de Servicios de Salud que propone agrupar las 57 Zonas Básicas de Salud de Navarra en la figura de siete distritos que estructuren la ampliación de la cartera de servicios en una apuesta por su descentralización.

La nueva estructuración propone tres distritos de salud correspondientes a las comarcas de Tudela, Tafalla y Estella, mientras que el resto de distritos cubrirían el espacio geográfico comprendido entre Pamplona y la zona norte de Navarra. Domínguez explicó que este plan "busca ordenar y reforzar los servicios de salud que presta Atención Primaria y Comunitaria". Estos, afirmó, "servirán de base para ampliar la cartera de servicios sanitarios que ahora ofrecen las Zonas Básicas y exigirá un proceso de descentralización de otros medios que ahora se sitúan en ámbitos superiores, como el hospitalario, sociosanitario o de promoción de la salud". La creación de los distritos, explicó, exigirá la reforma de la actual Ley Foral de Salud de Navarra y su desarrollo normativo mediante Decreto Foral.

Fernando Domínguez aclaró que las Zonas Básicas de Salud seguirán siendo "las demarcaciones territoriales operativas de las actuaciones y servicios sanitarios". Así, destacó que "más allá de la ampliación de servicios que conllevará la reagrupación", la población "será atendida en el mismo centro de salud que hasta ahora".

El consejero explicó que el objetivo de los distritos es "acercar los servicios sociosanitarios a la ciudadanía, proporcionar una mayor seguridad a la población de la periferia y por lo tanto, intentar frenar la despoblación del medio rural". En este sentido, señaló que esta propuesta busca "mejorar la equidad territorial", "afianzar el asentamiento de la población en el medio rural", y desarrollar un marco territorial "adecuado para garantizar la atención integrada orientada a la persona".

Según indicó el consejero, los distritos dispondrán de tres niveles de dispositivos o conjunto de recursos humanos y físicos, incluyendo los que ya existen en las Zonas Básicas de Salud y aquellos de nueva creación. Los tres niveles de dispositivos son el correspondiente a la zona básica de salud, al distrito y a la Atención Primaria y Comunitaria.

Domínguez señaló que la coordinación general de los planes y actuaciones del distrito de atención primaria obligará a crear una estructura que asuma estas funciones, incluyendo la gestión de los recursos propios de Atención Primaria. Esta, adelantó, será "descentralizada de dirección, gestión y participación comunitaria".

Entre los criterios contemplados para la elaboración de este nuevo modelo territorial, Domínguez citó el número de habitantes, que los distritos tengan dimensión suficiente para el desarrollo sostenible de distintos tipos de servicios, no dividir Zonas Básicas de Salud o tomar en consideración el flujo natural de población. - L.H.