Pedro Olalla escritor, helenista, profesor, traductor y cineasta

“Sin ética, sólo hay ley del más fuerte, sólo abuso, sólo caos”

Hoy a las 17.15 h, en el Museo de Navarra, se proyecta el documental ‘Grecia en el aire’ de este experto en el mundo helénico (Oviedo, 1966). A continuación, tendrá lugar un coloquio con varios eruditos

09.02.2020 | 04:25

pamplona - ¿Por qué son importantes las humanidades en la educación?, ¿y en la vida?

-Muchas veces, cuando alguien pregunta para qué sirven las humanidades, me siento tentado a contestar: "Para no hacer preguntas como ésa". Luego me contengo y salgo, una vez más, en defensa de lo obvio. Podrían aportarse numerosas razones para defender la presencia de la actitud filosófica y los conocimientos humanistas en el mundo, pero referiré tan sólo una que considero suficiente para dejar excusadas todas las demás.

¿Qué razón?

-El cultivo de la actitud filosófica humanista es fundamental en toda sociedad, porque de esa actitud emana la ética; y sin ética, no hay conquistas ni progreso: sólo ley del más fuerte, sólo abuso, sólo caos. El ejercicio de la ética -que no es la acatación sumisa de un código moral establecido sino con la búsqueda interior y exterior de certezas sobre las que justificarlo- nos faculta para elegir consciente y responsablemente entre un comportamiento y otro, es decir, nos faculta para la libertad.

¿Sin ética, qué sucede?

-Sin ética no hay libertad posible; ni tampoco esperemos democracia, ni justicia, ni política, ni solidaridad. Nada de eso es posible sin la filosofía ni las humanidades, sin una formación que dé profundidad y perspectiva a la voluntad humana, sin un adiestramiento en la argumentación y en el discurso, sin artes para defender el pensamiento. Puede que -como espera quien hace la pregunta- las humanidades no sirvan "para ganarse la vida"; pero sirven, sin duda, para no perdérsela, para no vivirla sin conciencia ni sentido, para no extraviarse entre falacias ni falsos valores, y para no ser pasto del egoísmo propio ni del ajeno. No es poco.

¿Qué aporta saber de historia griega clásica?

-La historia, en general, cumple una función muy importante: ayudarnos a comprender las causas de las cosas, el porqué de las situaciones que vivimos hoy. Y nos repite reiteradamente una lección: la humildad. Si esto lo consigue la historia en general, la historia griega tiene además un interés añadido: no es sólo la historia de un pueblo o país: casi todo en ella es historia universal, historia de la aventura consciente del hombre en el mundo.

¿Qué supone conocer los mitos griegos para un adolescente?

-En el mundo de hoy, podríamos vivir sin los mitos griegos como podríamos vivir sin tantas otras cosas; pero eso no quiere decir que carezcan de valor o utilidad. Los mitos griegos son las historias más antiguas de nuestra civilización, y su influencia sobre la cultura universal no puede ser negada ni sustituida por ningún otro relato, ni presente ni futuro. Por eso conviene no ignorarlos; y, para un adolescente, suelen ser, además, la puerta de acceso más habitual a otros espacios de la historia y la cultura.

¿Y el conocimiento de latín o griego clásico? ¿Por qué aprender lenguas dadas por muertas?

-El latín y, más aún, el griego no son lenguas muertas: son lenguas que viven en las nuestras y que determinan desde hace milenios nuestra percepción del mundo y la estructura de nuestro pensamiento. - P.S.S.