Gurelur censa 939 parejas de cigüeña blanca en la temporada 2019 en Navarra

09.02.2020 | 06:59
Una pareja de cigüeñas junto al nido en lo alto de la capilla de Santa Ana en la catedral.

PAMPLONA. El colectivo ecologista Gurelur ha censado 939 parejas de cigüeña blanca, dentro del control anual de la evolución poblacional de esta especie en Navarra, iniciada el año 1994, lo que supone 7 parejas menos que el año anterior.

Así lo recoge Gurelur en una nota, en la que advierte de que la población de cigüeña blanca en Navarra está experimentado "un continuo y lento descenso que puede llegar a ser preocupante si esta tendencia se mantiene en los próximos años".

Explican que cada año aumenta el número de cigüeñas que utilizan los árboles de los sotos para ubicar sus nidos, 502 en la presente temporada de cría. La nidificación en estos enclaves naturales les está sirviendo para evitar la destrucción sus nidos, tal como se está haciendo con los nidos ubicados en los núcleos urbanos, que son sistemáticamente destruidos.

Funes y Castejón, con 83 parejas, son las localidades navarras que albergan el mayor número de nidos de esta especie. Le siguen Cortes con 80 parejas, Corella con 75, Lodosa 69 y Milagro 49.

Por su parte, Tudela sigue bajando su población año a año, contando en la actualidad con "solamente" 44 parejas reproductoras. Estas siete localidades soportan más de la mitad de la población reproductora (51,5 %). El 63% de las parejas navarras ya utilizan los enclaves naturales para ubicar sus nidos.

La mayor concentración de nidos en un solo edificio se encuentra en el viejo edificio de la azucarera de Cortes con 52 nidos y en una bodega de Castejón, donde nidifican 34 parejas, provenientes en su mayoría de la gran colonia de esta especie existente en la cercana población de Alfaro.

En enclaves naturales destacan la colonia existente en los Sotos de Gil y Ramal Hondo en Funes que tiene 80 parejas, las orillas del Ebro en Lodosa con 60 nidos, y los sotos del Alhama en Corella con 32. Los cortados de Falces, Milagro y Azagra que acogen 24, 36 y 38 nidos respectivamente.

Tudela sigue siendo la merindad con mayor número de parejas acoge, ya que cuenta con 568 parejas, lo que supone el 60 % de la población navarra. La merindad de Estella acoge a 170 parejas, que supone el 18 %. Le sigue la merindad de Olite con 184 parejas (20 %), la merindad de Sangüesa con 10 (1 %) y en último lugar se encuentra la merindad de Pamplona con 7 parejas (1 %), nidos que corresponden a la pareja de Pamplona, a la de Ororbia, y a las 5 parejas de Puente la Reina.

Incide Gurelur en que la "consolidada tendencia" de las cigüeñas a ubicar cada vez más nidos en enclaves naturales, está evitando parte de los problemas que originan en algunos edificios los nidos de las cigüeñas.

Añade que la realización de estos censos permite conocer la evolución de esta especie en Navarra y aporta los conocimientos necesarios para trabajar en la correcta gestión de las cigüeñas y sus nidos.

Los técnicos que censan las cigüeñas reproductoras en la Comunidad foral están detectando como en sus zonas de nidificación no se observan apenas ejemplares subadultos, que son los que tienen que reemplazar a los ejemplares adultos que van muriendo, principalmente por choques y electrocución en los tendidos eléctricos, que abundan las zonas cigüeñeras de Navarra, zona centro y sur.