El Gobierno estudia medidas para alejar a la osa tras un nuevo ataque

Medio Ambiente intensifica la geolocalización e intentará cambiar la dieta del animal en coordinación con estados y autonomías
EHNE se suma al rechazo a ‘Claverina’

09.02.2020 | 07:38
El Gobierno estudia medidas para alejar a la osa tras un nuevo ataque

Pamplona - El comportamiento especialmente agresivo de la osa Claverina (siete ataques, tres de ellos tras su hibernación tras el último de ayer en Uztárroz) está poniendo en una situación complicada a ganaderos, instituciones locales, sindicatos, Gobierno de Navarra y a la propia coordinación a nivel pirenaico entre autonomías y estados. Parte de los ganaderos y los dos principales sindicatos del sector (UAGN y EHNE) piden ya abiertamente la retirada del animal, algo muy complejo tanto desde el punto de vista técnico como institucional ya que el oso es una especie protegida que además ha sido soltada dentro de un programa del Gobierno de Francia para el Pirineo. Desde el departamento de Administración Local, Desarrollo Rural y Medio Ambiente, se insiste en la necesidad de dar pasos para "compatibilizar la actividad ganadera y la calidad de vida de los habitantes de la zona" con esta realidad y ha intensificado tanto la petición de información instantánea (actualmente llega con retraso de horas) a las autoridades francesas como el abanico de medidas preventivas ( 34 geolocalizaciones de rebaños previstas, cinco mastines...) y compensatorias. Sin abandonar esta vía y en un proceso de "aprendizaje" y escucha al "territorio", se están dando pasos ya para lo que se llaman "medidas disuasorias". Aún no se han concretado, según señaló la consejera Isabel Elizalde, pero su objetivo es intentar cambiar los hábitos del animal para que cambie su dieta carnívora por vegetariana mediante su "alejamiento" de la actual zona. Todo ello debería hacerse "con cuidado" y "siguiendo los protocolos establecidos para la gestión del oso pardo en el Pirineo", lo que exigirá mucho trabajo técnico y coordinación institucional ya que es una zona compartida con Aragón, Aquitania y Navarra. También se va a reforzar la plantilla de guardas.

Todo lo que se decida deberá enmarcarse en el "Protocolo de intervención con osos en el Pirineo" ha sido elaborado por el grupo de trabajo del oso pardo en Pirineos, y aprobado por la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad. El detonante de este salto cualitativo es el ataque registrado en la madrugada del lunes al martes, el cuarto del plantígrado en la última semana, el 3º en Navarra después de finalizar el periodo de hibernación. Este último ataque se produjo también en Uztárroz y en él ha resultado muerta una oveja. La directora general de Medio Ambiente, Eva García Balaguer, reiteró que "tenemos muy claro el servicio ambiental que da la ganadería extensiva y la necesaria conservación de esta actividad en la zona para mantener la biodiversidad del Pirineo".

ehne: "Esto no es yellowstone" El sindicato EHNE emitió también una nota de prensa en la que, ante la "incompatibilidad del comportamiento del animal con la ganadería extensiva", pedía la retirada "ágil y rápida" del plantígrado dirigiéndose tanto al Gobierno foral como al francés, que es quien ha reintroducido la especie: "No estamos en Yellowstone", aseguran tras explicar que "ninguna indemnización compensa la situación de preocupación en el Pirineo". - J.I.C.