Condenado el ‘youtuber’ que dio oreos con dentífrico a un mendigo

Kenghua R. deberá pagar al sintecho 20.000 euros por daños morales, ya que se aprovechó de su condición para crear morbo

09.02.2020 | 12:56
Kenghua R., en uno de sus vídeos de YouTube.

Barcelona - Una juez de Barcelona condenó ayer a quince meses de cárcel al youtuber ReSet por publicar un vídeo -con el que el procesado ganó 2.180 euros- en el que humillaba a un mendigo dándole de comer galletas Oreo rellenas con dentífrico. Además, le prohibió utilizar YouTube durante cinco años y le condenó a indemnizar por daños morales con 20.000 euros al mendigo. Kenghua R. creó el canal en diciembre de 2014, con el que se convirtió en uno de los influencers más conocidos de España y América Latina, con 1,1 millones de suscriptores y 124 millones de visualizaciones a los contenidos que publicaba. Dos años después, publicó el vídeo del mendigo, en el que la juez concluye que actuó con la intención de "vilipendiar, degradar y ofender" a una persona vulnerable y de "ganar dinero a costa del dolor ajeno".

La juez considera probado que, en noviembre de 2016, el procesado recibió de uno de sus seguidores, cuya identidad se desconoce, la propuesta de llevar a cabo un reto consistente en entregar a personas en la calle, como broma, galletas Oreo rellenas de pasta de dientes en vez de la crema que llevan en su interior.

Así, el acusado aceptó el reto "para captar de forma más efectiva la atención morbosa de sus seguidores con el correlativo y apetitoso incremento de ingresos que ello comportaría, decidió focalizarlo en personas sin hogar, aprovechándose para su ejecución de la gran vulnerabilidad derivada de su extrema pobreza y exclusión social".

Los vídeos tuvieron una gran repercusión en las redes sociales y suscitaron quejas de diferentes usuarios, por lo que, con el fin de "restablecer su imagen deteriorada con la consiguiente pérdida de ingresos económicos, y preocupado por las posibles consecuencias legales" de su acción, el procesado borró el vídeo y, el día 24 de enero de 2017, se dirigió con otra persona al lugar de Barcelona donde estaba el mendigo y le ofreció 300 euros para que no presentara denuncia, aunque fue interceptado por la Guardia Urbana. - Efe/E.P.