Embargan la casa al autor del crimen de Cáseda cuando intentaba venderla

El juzgado atiende la petición de la acusación particular para cubrir posibles indemnizaciones

09.02.2020 | 23:36
Vivienda de Muniáin de la Solana donde residían los tres detenidos por el crimen de Cáseda.

El juzgado atiende la petición de la acusación particular para cubrir posibles futuras indemnizaciones.

PAMPLONA - El Juzgado de Instrucción número 2 de Aoiz ha embargado al autor del triple crimen de Cáseda, Juan Carlos Jiménez Jiménez, 53 años, la vivienda familiar ubicada en Muniáin de la Solana con el fin de asegurar el pago de posibles indemnizaciones derivadas de una hipotética condena por la muerte de Fermín Jiménez Echeverría, de 50 años, así como de sus hijos, José Antonio y Cristian, de 20 y 17 años. El juez ha adoptado esta decisión, que afecta al 50% del inmueble -el otro 50% es de la esposa del investigado- a instancias de la acusación particular, que solicitó el embargo al tener conocimiento de que la vivienda había sido puesta a la venta y había riesgo de no poder bloquear ese patrimonio.

El principal acusado del triple crimen de Cáseda, ocurrido el 18 de septiembre de 2018 en la calle Nueva de la localidad, se mantiene en prisión provisional comunicada y sin fianza, al igual que sus dos hijos Juan Carlos y Emilio, de 22 y 18 años respectivamente. La investigación llevada a cabo por la Guardia Civil y la Policía Foral indica que Juan Carlos Jiménez Jiménez disparó en cuatro ocasiones contra las tres víctimas mortales en el curso de una agresión perpetrada por el propio autor material de los tiros y por sus dos hijos.

La acusación particular personada en la causa, en representación de las víctimas, solicitó recientemente al juzgado que ordenara el embargo de los bienes del principal investigado para cubrir parcialmente la responsabilidad civil derivada de la causa, al tener conocimiento de que había puesto a la venta la vivienda familiar, cuyo 50% es de su propiedad. Asimismo, el juzgado ha embargado el vehículo en el que los tres encarcelados se desplazaron el día del crimen a Cáseda y en el que huyeron del lugar.