Un fuego amenazó un robledal en la sierra de Lóquiz

Cinco medios aéreos y bomberos de Estella y Cordovilla atajaron las llamas en Eulate, que quemaron 5 hectáreas

10.02.2020 | 01:39
Llamas en el interior del tronco de una de las quercinias calcinadas ayer en Lóquiz.

pamplona - Un robledal de alto valor ecológico situado en el corazón de la sierra de Lokiz se vio ayer amenazado por un incendio forestal, que afectó a una superficie de unas 5 hectáreas de robledales viejos y monte bajo, desatado en las inmediaciones y que fue controlado gracias a la rápida actuación de los bomberos, que debido al difícil acceso hasta la zona, se tuvieron que emplear a fondo a través de los accesos por los que les guiaban los vecinos de la zona y que además recibieron gran ayuda a través de los medios aéreos disponibles que se acercaron hasta el lugar, en total dos helicópteros y tres aviones, que sirvieron para contener y atacar las llamas desde un primer momento. Un retén de bomberos ultimaba a la noche las labores de remate.

El fuego se produjo en el término municipal de Eulate (Améscoa), en un paraje conocido como Esate y que se encuentra muy próximo a la ermita de San Adrián. El incendio, localizado en la ladera sur de la sierra, quemó robles centenarios y, aunque fue controlado por la tarde, los pies de los árboles más grandes continuaban quemándose, según informó Guarderío forestal en su cuenta de Twitter. En principio, la gran amenaza del fuego era que afectara de lleno al robledal que serpentea la ladera, que perdió alguno de sus ejemplares en un fuego que también alcanzó matorral y pino. La llamada de emergencia a SOS Navarra se produjo a las 15.19 horas y, en un principio, acudieron hasta el lugar dos helicópteros, el avión Azor, personal del Guarderío forestal y bomberos del parque de Estella. Poco después, a las 16.35 horas, se incorporaron en las labores de extinción dos aviones con base en Agoncillo (La Rioja) y bomberos del parque central de Cordovilla. Como se refiere, los medios aéreos realizaron un importante trabajo en el inicio del fuego debido a las dificultades que encontraron para acceder a pie hasta el lugar debido a la falta de accesos y a la pronunciada pendiente donde se estaba desarrollando el fuego. Finalmente, una vez que las llamas pudieron ser atacadas manualmente, se procedió a la retirada de los aviones que habían llegado de La Rioja. En el lugar siguieron trabajando efectivos de los parques de Estella, Cordovilla y dos helicópteros, que a media tarde dieron por controlado el incendio. Durante la tarde noche de ayer los bomberos prolongaron su trabajo en el lugar en forma de retén debido al fuego latente y a la dificultad de encontrar puntos calientes en árboles de semejante porte como los que existen en el lugar. - D.N.

noticias de noticiasdenavarra