Retirado un lote de atún de Dia distribuido en Navarra y otras 8 CCAA

Sanidad informa de cuatro intoxicados en Castilla y León a causa de la toxina botulínica hallada en una única lata

10.02.2020 | 01:45

pamplona - El Grupo Dia retiró "de forma preventiva" el pasado 10 de agosto el lote de atún en aceite de girasol de 900 gramos 19/154 023 02587, fabricado por Frinsa y con fecha de caducidad de diciembre de 2022, tras el aviso de una posible contaminación con la toxina botulínica. Un análisis en el Centro Nacional de Alimentación realizado este jueves ha confirmado la presencia de esta toxina en una única lata.

Según la información de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), dependiente del Ministerio de Sanidad, se han registrado cuatro casos en Castilla y León por consumo de una ensaladilla casera que contenía la lata de atún donde se ha detectado la sustancia tóxica. Tres de ellos ya han sido dados de alta y "no hay constancia" de más afectados.

Todo el lote que ha sido retirado está compuesto por 3.420 unidades, pero solo se ha detectado la toxina botulínica en la lata que consumieron los afectados. En un año, la compañía distribuye "aproximadamente 1,3 millones" de este tipo de latas. Los productos, ya inmovilizados, se distribuyeron a establecimientos de Dia en Navarra, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, donde en cualquier caso ya no se pueden adquirir.

Ante las primeras sospechas, la AESAN activó el pasado 9 de agosto la alerta sanitaria a nivel nacional. En base a estas sospechas, Grupo Dia ha pedido a sus clientes que hayan adquirido el lote que "devuelvan el producto en su tienda más cercana".

"Dia lamenta profundamente los inconvenientes que haya podido causar a sus clientes y avanza que seguirá manteniendo los más altos estándares de exigencia en la calidad y seguridad alimentaria en todos sus procesos", se ha defendido la cadena de supermercados en un comunicado. La empresa puntualiza que esta toxina "solo se produce en la materia prima, cuando se está trabajando con el atún; es imposible que se produzca en un frigorífico o al trasladarla de un sitio a otro". Por eso, apuntan que la toxina "se desarrolló en el proceso de fabricación y no se eliminó".

La compañía también ha puesto a disposición de los clientes un teléfono para cualquier duda que puedan tener a través del Servicio de Atención al Cliente en el número 912 17 04 53, que "estará disponible 24 horas al día". - E.P.