en condiciones higiénicas muy deficientes

Identifican a dos personas que poseían perros en malas condiciones en Lodosa

Los animales se encontraban encerrados en una cueva rodeados de excrementos, con comida putrefacta y agua corrompida

10.02.2020 | 02:22
Un perro encerrado en la cueva en malas condiciones.

Los animales se encontraban en una cueva rodeados de excrementos, con comida putrefacta y agua corrompida.

PAMPLONA. La Guardia Civil de Navarra ha identificado 2 personas relacionadas por un maltrato animal sucedido en la localidad de Lodosa (Navarra).La investigación, llevada a cabo por agentes de la Sección de Seprona de la Guardia Civil de Navarra, se inició tras tener conocimiento tras varias llamadas anónimas de diferentes ciudadanos al teléfono 062 de la Guardia Civil, que relataban el estado de perros en varias perreras y hacían especial mención a tres perros encerrados en una cueva en unas condiciones higiénico-sanitarias muy deficientes.

Iniciadas las gestiones para comprobar los hechos, así como para obtener la filiación del propietario de los animales, se comprobó por parte de los agentes las diferentes perreras de esa zona de la localidad de Lodosa, donde se pudo verificar que una de ellas presentaba unas condiciones mucho mas agravadas con respecto a las otras.

La perrera se trataba de una construcción aprovechando una cavidad natural, una cueva, en la que se observan tres perros en el interior de las razas, setter inglés, Podenco y mestizo en unas condiciones higiénico-sanitarias lamentables.

Se decide por parte del Seprona de la Guardia Civil de Navarra solicitar colaboración al veterinario perteneciente al Servicio de Ganadería del Gobierno de Navarra para realizar una inspección conjunta. Realizada la inspección se concluye que las condiciones en las que se encuentran los animales son incompatibles con unas condiciones de vida adecuadas y que pueden suponer un inminente grave problema de salud para los animales, los cuales se encuentran rodeados de excrementos, con comida putrefacta y agua corrompida, no teniendo constancia de que los perros salieran en ningún momento del lugar donde se encontraran cautivos.

Actuación con los animales

Visto el estado de los animales y los nulos cuidados que los supuestos propietarios les proporcionaban se considero imprescindible realizar la retirada de los perros para poder garantizar su salud y seguridad. Se iniciaron gestiones por parte de los Agentes del Seprona para localizar un lugar adecuado para su cuidado. El Ayuntamiento de Lodosa se pudo hacer cargo de los perros hasta su posterior traslado al Centro de Protección de Echauri (Navarra)

El día 27 de Agosto Agentes de la Sección de Seprona y personal del Ayuntamiento de Lodosa (Navarra) procedieron a la intervención cautelar y retirada de los tres perros.

Gracias a que el perro de raza Podenco presentaba microchip se pudo localizar al propietario, y se podría deducir que los otros dos perros también eran de su propiedad. Como la propiedad de los animales no quedaba clara se procedió a la investigación de las dos personas que se declararon propietarios de los animales, siendo ambos familiares de edades comprendidas 32 y 46 años, residentes en la localidad de Lodosa, responsables de los perros por un supuesto Delito de Abandono Animal.