Remírez aboga por recuperar el tráfico y más autogobierno

El consejero expresa su intención de impulsar el desarrollo competencial
Defiende las leyes forales que discute el Estado
Apuesta por un crecimiento de la Policía Foral y por el desarrollo de la Ley de Policías

10.02.2020 | 03:40
Carlos Amatriain, subdirector del Instituto de Deporte y Juventud; Eva Istúriz, directora del Instituto para la Igualdad; Amparo López, directora general de Interior; Amaia Goñi, directora general de Función Pública; Vera Villafranca, jefa de gabinete, y

PAMPLONA - El vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, aprovechó ayer su primera comparecencia parlamentaria para llamar a las fuerzas políticas al acuerdo, a construir "en positivo" y "a avanzar en cuotas de derechos ciudadanos, de progreso y de convivencia", en una legislatura "donde por fin se alcancen las competencias como Tráfico" y en la que aboga por "impulsar el pleno desarrollo de las competencias establecidas en el Amejoramiento".

Acompañado por la mayor parte de su equipo, Remírez manifestó que fomentarán "políticas muy diversas, ambiciosas, para que sea la legislatura de la igualdad, la transparencia, la participación democrática, la accesibilidad y la juventud y también de reconocimiento e impulso de trabajadores públicos". Una legislatura, continuó, "donde por fin se alcancen las competencias como Tráfico y se refuerce la seguridad y la cooperación policial y de emergencias, todo con la máxima garantía jurídica". "Es una labor no sólo del Gobierno sino del conjunto de las instituciones, en concreto del Parlamento", dijo, para añadir que "la sociedad espera que estemos a la altura de sus expectativas".

El vicepresidente mostró su "mano tendida" para colaborar y acordar. "No vamos a tener posiciones maximalistas y partidistas, sino afán de diálogo y acuerdo", aseguró, y agregó que "en el camino nos encontraremos, no tendrían sentido posiciones de bloqueo".

En su intervención, Javier Remírez abogó, en materia de autogobierno, por "impulsar el pleno desarrollo de las competencias establecidas en el Amejoramiento". "Vamos a retomar las negociaciones para avanzar en la transferencia de competencias como tráfico y seguridad vial, una reivindicación histórica, solicitada por el Parlamento y con un amplio consenso en la sociedad", aseguró.

También se refirió a la transferencia en sanidad penitenciaria, que "podría mejorar la atención a las personas presas y que también tiene un amplio consenso". Dijo que remitirán en próximas semanas un acuerdo del Gobierno de Navarra para que los grupos parlamentarios puedan designar a sus representantes en la Junta de Transferencias.

El vicepresidente realizó además una defensa de las leyes forales aprobadas. "Vamos a pedir el mantenimiento de las leyes aprobadas por este Parlamento y cuya constitucionalidad ha sido puesta en duda", dijo, para precisar que "se ha previsto una reunión de los grupos técnicos de ambas administraciones en relación con la ley foral de reforma de Administración local y a la ley foral para acreditación de familias monoparentales".

APUESTA POR LA ope En Función Pública, el vicepresidente destacó la ejecución del plan director de recursos humanos en la Administración, la consolidación del empleo público y generando puestos de trabajo de calidad, trabajando en aprobar una OPE para 2019 y convocar la totalidad de la tasa de reposición de este año. Dijo que seguirán apostando por OPE durante toda la legislatura y "consolidando el mayor número de puestos de trabajo posible".

Asimismo, realizó una apuesta por el consenso en la negociación colectiva. "Será la negociación colectiva el cauce para avanzar", señaló para destacar en Interior una "apuesta de forma plena y decidida por el cuerpo de la Policía Foral, una Policía Foral que se adapte a las nuevas demandas de seguridad ciudadana". Indicó así que avanzarán en varias líneas como el plan estratégico de modernización de la Policía Foral o nueva OPE para "el incremento del cuerpo si la disponibilidad presupuestaria lo permite".

Habló de un "necesario desarrollo de la nueva ley de Policías de Navarra" y mostró la voluntad del Gobierno en que se dé con el "máximo consenso entre todos los agentes implicados" y apostó por una "coordinación efectiva" con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Además, anunció que trabajarán en "el ambicioso proyecto de centro de coordinación y seguridad, en el valle de Aranguren".