Dos detenidos como presuntos autores de la agresión de la calle Cortes de Navarra

Los detenidos son un vecino de Pamplona y otro de Sarriguren, ambos de 18 años, a los que se les ha imputado la presunta comisión de un delito de lesiones

10.02.2020 | 04:21
Imagen de la calle Cortes de Navarra.

Pamplona. La Policía Foral ha detenido a dos jóvenes como presuntos autores de la agresión a un vecino de Pamplona de 34 años el pasado 6 de septiembre, a consecuencia de la cual continúa ingresado en el Complejo Hospitalario de Navarra.

Los detenidos son un vecino de Pamplona y otro de Sarriguren, ambos de 18 años, a los que se les ha imputado la presunta comisión de un delito de lesiones, informa la Policía Foral.

Tras recibir la denuncia de los familiares de la persona agredida, miembros de la Brigada de Delitos contra las Personas de la Policía Foral comenzaron una investigación que ha llevado a esclarecer lo ocurrido aquella noche en la calle Cortes de Navarra de la capital navarra.

Según la declaración de varios testigos, esa noche se había producido el hurto de un teléfono móvil en uno de los bares de copas de la Cuesta del Labrit.

Los perjudicados avisaron a la Policía Municipal que identificó a una persona como presunta autora del hurto y unas horas después se encontraron en la calle los afectados y la presunta autora, que iba acompañada de varias personas más.

Al pedirle la devolución del teléfono, según apunta la policía, comenzó una discusión que fue cuando aparecieron los dos detenidos, que sin mediar palabra, golpearon a un hombre que cayó de espaldas, golpeándose contra el suelo. Los dos agresores salieron huyendo del lugar.

Las diligencias de investigación ha requerido la declaración de numerosos testigos, reconocimientos fotográficos, y visionados de los establecimientos comerciales de la zona para poder esclarecer los hechos.

Para la detención de las personas ha requerido la intervención de agentes de la División de Prevención y Atención Ciudadana y del Grupo de Intervenciones Especiales ya que en el mes de marzo habían sido detenidos por la Policía Foral, cuando ambos circulaban en un vehículo que se dio a la fuga de una patrulla y que acabó empotrándose en una pasarela peatonal en el polígono de Landaben.

Los agentes encargados de la investigación realizaron el correspondiente atestado que fue enviado al Juzgado de Guardia.