Los embalses navarros, al 29 % de su capacidad, por debajo de su media histórica

Las reservas caen casi dos puntos respecto al promedio del último lustro

Yesa, con apenas un 15% y en alerta por escasez, vive su quinto año más seco

10.02.2020 | 07:41
El embalse de Itoiz en 2017, año en el que marcó uno de sus peores registros históricos.

Las reservas caen casi dos puntos respecto al promedio del último lustro. Yesa, con apenas un 15% y en alerta.

pamplona - Los seis embalses navarros con capacidad superior a 4,5 hectómetros cúbicos -Yesa, Itoiz, Alloz, Eugui, Irabia y Urdalur- comenzaron ayer la semana con unos datos preocupantes, situándose en el 28,68% de su capacidad, casi dos puntos por debajo de su media en los últimos cinco años -30,44%-, datos que no mejoraron con las escasas lluvias de ayer pero que sí tienen previsto hacerlo con la llegada de precipitaciones intermitentes a lo largo de esta semana.

La reserva hidrológica foral ve reducidos también los porcentajes de estos mismos embalses respecto a la media de la última década, que se sitúa en 33,11%, tres puntos porcentuales inferior a los datos actuales. Y eso que el gran registro al comienzo del pasado otoño -con los embalses navarros al más del 40%- elevan las cifras históricas.

En datos de capacidad total, de los 971,5 hectómetros cúbicos que soportan estos seis embalses, el volumen solo llega a 278,6; 84 mil millones de litros menos que en la misma semana del pasado año.

yesa, con números críticos Los números que arroja el embalse de Yesa son los más preocupantes en la Comunidad Foral. De hecho, actualmente se encuentra en alerta por escasez, es decir, tiene falta de capacidad coyuntural de atender las demandas. En concreto, se encuentra al 14,9 por ciento de su límite (446,9 hectómetros cúbicos), su quinto peor registro en 60 años.

Sus cifras actuales están catorce puntos por debajo respecto al año pasado -31,55%- y perdiendo un 7% en tan solo dos semanas, desde que terminase el año hidrológico el pasado 30 de septiembre.

En los datos que arroja la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) se comprueba que Yesa, además, se encuentra muy por debajo de los datos históricos de los últimos diez años, estableciéndose su media en esta misma semana en algo menos de un tercio de su capacidad, lo que supone un 15% menos, convirtiéndose así en una de las señales más grandes en advertir del peligro de la escasez de agua.

itoiz pierde pero mejora su media El segundo embalse con mayor capacidad en Navarra, Itoiz, comenzó esta semana también con datos inferiores comparándolo con su registro del año pasado, pero lejos de guarismos alarmantes como los de Yesa, al que le supera en cantidad acumulada en un 60% siendo ambos de similar capacidad.

Este pantano, al 40,77% de su límite -417,5 hectómetros cúbicos-, se encuentra cuatro puntos por debajo de sus datos del pasado año -45,98%-, pero mejorando, y mucho, su media en los últimos diez años, que se sitúa en el 31,14%.

Éstos son índices de sequía prolongada -establecida por las pocas aportaciones acumuladas en forma de precipitación durante ese verano-, por lo que desde la CHE han decidido que su aportación al eje del Ebro haya bajado de 10 a 6 metros cúbicos por segundo, al igual que Alloz.

valores normales en los demás Los otros cuatro embalses navarros, con capacidades muy inferiores a los dos primeros, se encuentran con valores más normales en cuanto a su porcentaje de capacidad. Así las cosas, el de Alloz (al 31,93% de sus 66,4 héctometros cúbicos disponibles) se mantiene en los mismos valores que en la media de la última década; el de Eugui (59,35% de 21,4 hm3) incluso llega a superar en gran parte el promedio de los últimos diez años; al igual que el de Urdalur (50,91% de 5,5 millones de litros); pero no así el de Irabia, que baja casi un 15% (36,96% de 13,8 hectómetros cúbicos de capacidad).

las claves

El estado de Yesa. La alarmante situación en el embalse de Yesa, que se encuentra tan solo al 14,9% de su capacidad y perdiendo un 7% en tan solo catorce días, reduce drásticamente el nivel de las reservas hidrológicas forales.

2018, un año que 'engaña'. El año pasado, en el que las precipitaciones fueron abundantes, los porcentajes de capacidad de los embalses navarros se elevaron hasta el 40,63%, cifras extrañas para esta época que desvirtúan un poco las cifras históricas.

Sin problemas para abastecer. A pesar de las escasas reservas que hay en los pantanos, éstos han terminado el verano cumpliendo sin problemas en el abastecimiento general, con una nota "aceptable" en la época de regadío y contribuyendo "sin problemas" al cauce ecológico de los ríos.

la cifra

2

Solo dos de los seis embalses navarros se encuentran en las mismas cifras -o peores- de su media en la última decada (Irabia y Yesa), pero la gran capacidad de este último reduce drásticamente los datos generales.

estado de los embalses

Capacidad superior a 4,5 hm3

Yesa 14,90%

Itoiz 40,77%

Alloz31,93%

Eugui 59,35%

Irabia36,96%

Urdalur50,91%