Madre e hija de Baztan fallecen en un choque frontal en la N-121-a en Ostiz

El coche de Clara Iribarren Suquilvide, de 78 años, y Emilia Azkarraga, de 51, colisionó con un todoterreno ocupado por tres miembros de una familia de Pamplona, que resultaron heridos

17.12.2019 | 16:53
Las asistencias no pudieron hacer nada por la vida de las dos mujeres.

El coche de Clara Iribarren Suquilvide, de 78 años, y Emilia Azkarraga, de 51, colisionó con un todoterreno ocupado por tres miembros de una familia de Pamplona, que resultaron heridos.

OSTIZ - Otra vez la fatídica carretera N-121-A. Dos mujeres, madre e hija, Clara Iribarren Suquilvide, de 78 años, y Emilia Azkarraga Iribarren, de 51, ambas vecinas de Azpilkueta (Baztan) fallecieron en un accidente de tráfico ocurrido a la altura del término municipal de Ostiz. El choque en el que viajaban chocó frontalmente contra un todoterreno ocupado por tres miembros de una familia de Pamplona que resultaron heridos con pronóstico menos grave y fueron evacuados al Complejo Hospitalario de Navarra (CHN).

El siniestro ocurrió a las 18.01 horas en el kilómetro 14 de la carretera Pamplona-Behobia, según informó la Policía Foral, que investiga las causas del siniestro. El turismo Dacia Sandero que conducía Emilia Azkarraga y en el que viajaba su madre como copiloto, circulaba en dirección Francia, mientras que por el sentido contrario circulaba un todoterreno Range Rover, conducido por C.T.J., de 74 años, con otras dos ocupantes, su mujer E.S.M., de 73 años, y su cuñada A.S.M., de 65 años, todos ellos vecinos de Pamplona.

Según testigos del accidente y las primeras hipótesis que barajaba ayer la Policía Foral, el turismo Dacia Sandero habría invadido el carril contrario al haber finalizado el tramo de tres carriles y no haberse reincorporado al carril de sentido Francia, causando la colisión. Como consecuencia del choque frontal, fallecieron en el lugar las dos vecinas de Azpilkueta, mientras que los tres ocupantes del todoterreno resultaron heridos y fueron trasladados en ambulancia al CHN, en Pamplona

Tras tener conocimiento del accidente, el centro de coordinación de emergencias de SOS Navarra movilizó, además de las tres ambulancias que realizaron los traslados de los heridos -una medicalizada y dos convencionales- a bomberos de los parques de Cordovilla y Trinitarios, que se encargaron de desatrapar los cadáveres de las dos mujeres fallecidas. Los cuerpos fueron trasladados al Instituto Navarro de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde hoy se les practicará la autopsia.

Debido al accidente, la carretera N-121-A quedó cortada al tráfico en ambos sentidos y agentes de la Policía Foral desviaron la circulación por la carretera NA-8109. Los bomberos movilizados realizaron la limpieza de la calzada, que no se reabrió hasta que fueron retirados los dos vehículos implicados.

El accidente registrado ayer en Ostiz es el segundo mortal que tiene lugar este año en la N-121-A, tras el que se cobró la vida de una vecina de Bilbao el 22 de septiembre en Arraitz. Las dos víctimas mortales de ayer elevan a 27 las personas muertas este año en accidente de tráfico en Navarra.

LAS FALLECIDAS

ORIGINARIAS DE AZPILKUETA

Familia numerosa. Las dos mujeres fallecidas ayer en un accidente de tráfico ocurrido en la carretera N-121-A, Clara Iribarren Suquilvide y su hija Emilia, formaban parte de una familia numerosa afincada en Azpilkueta, en la casa Larraingo Borda, situada en el barrio de Zuaztoi de la localidad baztanesa. La madre, de 78 años, seguía residiendo en Azpilkueta, pero su hija vivía en la actualidad en Elizondo, donde trabajaba en la residencia de ancianos, indicaron fuentes familiares. Mientras que Emili, como la conocían todos sus allegados, estaba casada y tenía dos hijos, una chica de 21 años y un chico de 16, Clara se encontraba viuda, tras el fallecimiento de su marido, Andrés Azkarraga. Ambos tuvieron siete hijos, cinco chicas y dos chicos: además de Emili, Esther, Sagrario, Kontxil, Itziar, Miguel Ángel y Juan Andrés, que era alcalde jurado de Azpilkueta. Un hermano de Clara, Juan Cruz, falleció en febrero a los 83 años de edad.

la cifra

27

MUERTOS EN NAVARRA

Con el choque mortal de Ostiz, el número de personas que han perdido este año la vida en accidente de tráfico en Navarra se eleva a 27 personas, tres de ellas en la carretera N-121-A.

Lo último Lo más leído