Los sistemas de retención infantil reducen hasta en un 75 % el riesgo de muerte

La Estrategia Navarra de Seguridad Vial ha organizado una charla para resaltar la importancia de su correcto uso en la sede de la Policía Foral

14.01.2020 | 12:28
Amparo López, Belén Santamaría y Juan Carlos Zapico, junto a representantes de otros cuerpos policiales.

PAMPLONA. Los sistemas de retención infantil reducen en un 75 % el riesgo de muerte en caso de accidente y en un 90 % el de lesiones.

Así se ha puesto de manifiesto en una charla organizada por la Estrategia Navarra de Seguridad Vial para resaltar la importancia de la correcta utilización de los sistemas de retención infantil (SRI), aspecto que también atiende en las campañas de tráfico que periódicamente programa como actividad preventiva para reducir tanto los accidentes en las carreteras como las víctimas que ocasionan.

La charla ha tenido lugar en las instalaciones centrales de la Policía Foral y a ella han asistido responsables y representantes de los cuerpos y fuerzas relacionados con la seguridad en el tráfico, Guardia Civil, Policía Municipal de Pamplona y otras policías locales.

Han estado presentes la directora general de Interior del Gobierno de Navarra, Amparo López, y la directora provincial de Tráfico del Ministerio del Interior, Belén Santamaría, así como el jefe de la Policía Foral, Juan Carlos Zapico.

La ponente, Cristina Barroso, ha recordado que legalmente es obligatorio que quienes midan menos de 1,35 metros viajen asegurados con los sistemas de retención, en general sillas ancladas a la estructura del automóvil y dotadas de cinturones de seguridad.

Está prohibido colocar las sillas en el asiento del copiloto para evitar distracciones de la persona que conduce, excepto en los vehículos biplaza, cuando sea imposible instalarlas en los asientos traseros o cuando éstos estén ocupados por los SRI de otros menores. En cualquier caso, si se sitúan en el asiento del copiloto debe desactivarse el airbag.

Tan importante es contar con un SRI homologado y que cumpla la normativa como colocarlo correctamente, y por ello se sanciona cuando no está bien instalado. .

En la conferencia se ha puesto de manifiesto que las características fisiológicas de los menores hacen imprescindible disponer de estos elementos de seguridad adaptados tanto a su tamaño como a sus proporciones, porque en los recién nacidos el 50 % de su peso corresponde a la cabeza, porcentaje que es del 20 % a los tres años y que en los adultos supone el 6%.

Por otra parte, los bebés no tienen fuerza en el cuello, sus huesos craneales no están soldados y su estructura ósea es flexible, por lo que el tórax y vísceras están menos protegidos en caso de impacto.

Aunque la normativa no dice si deben colocarse en el sentido de la marcha o al contrario, la oradora ha insistido en la conveniencia de situarlos a contramarcha, tal y como se hace en Suecia, el país referente en materia de seguridad vial, y recomienda la Dirección General de Tráfico, según ha señalado Santamaría.

Al adquirir una silla se ha recomendado comprobar si resulta eficaz a la hora de absorber la energía de un posible impacto, que es lo que provoca la mayoría de las lesiones.