La evolución del brote de coronavirus, sin afección en Navarra, en directo en un mapa

La consejera Induráin reitera su mensaje de tranquilidad y destaca que en la Comunidad foral no hay ningún caso

31.01.2020 | 12:46
Agentes de inmigración toman la temperatura a una mujer procedente de China en el aeropuerto de Singapur.

PAMPLONA. La consejera de Salud, Santos Induráin, ha querido trasladar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía respecto al coronavirus y ha destacado que en Navarra "no tenemos ningún caso confirmado ni sospechoso".

El Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EEUU) ha desarrollado un mapa que permite observar al minuto la evolución del brote de coronavirus de Wuhan en todo el mundo:

En respuesta a preguntas de los periodistas, Induráin ha explicado que los protocolos de actuación frente al coronavirus "no han cambiado" a raíz de que la Organización Mundial de la Salud declarase este jueves la alerta sanitaria mundial por esta enfermedad.

La consejera ha explicado que este jueves hubo una reunión, presidida por el ministro de Sanidad, con representantes de todas las comunidades autónomas, en la que estuvo presente la directora gerente del Instituto de Salud Pública.

Asimismo, ha recordado que el pasado lunes hubo una reunión de la Comisión Asesora Técnica de Enfermedades Emergentes Infecciosas, "que revisa el protocolo y hace una serie de consejos"; y el martes se reunió el Grupo de Trabajo de Alerta Sanitaria para "valora la situación".

En este sentido, la consejera de Salud ha destacado que "todos los servicios de Urgencias" de la Comunidad foral "tienen los protocolos actualizados" y ha resaltado que la "coordinación, tanto interna como con el Ministerio de Sanidad, es total y diaria, y si hubiera algún cambio en los protocolos por supuesto que los incorporaríamos".

MÁS DE 200 MUERTOS China aseguró hoy que es capaz de "contener y derrotar" al nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan, una epidemia que ya acumula 213 muertos y 9.692 infectados en el gigante asiático y que ha sido declarada por la Organización Mundial de la Salud como una emergencia internacional.

"China confía y es capaz de contener de manera efectiva la nueva epidemia de coronavirus y eventualmente derrotarla", afirmó la Comisión Nacional de Salud en un comunicado publicado unas horas después de la decisión de la OMS.

Aunque el 99 % de los casos se han diagnosticado dentro de China, un comité de emergencia de 15 expertos, convocado por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró la alerta internacional la tarde del jueves.

Esa alerta se había descartado hace una semana pero ahora ha sido declarada después de la aparición de varios contagios entre personas en países como Alemania, Japón, EEUU o Vietnam en pacientes que no habían viajado recientemente a China.

"El gobierno chino otorga gran importancia a la prevención y el control de la neumonía causada por el nuevo coronavirus y ha tomado las medidas más estrictas para frenar la epidemia", asegura hoy la Comisión Nacional de Salud del gigante asiático.

El organismo, añade el comunicado, espera que "la comunidad internacional entienda y apoye los esfuerzos de China para prevenir y controlar la epidemia y realice esfuerzos concertados con China para contener la epidemia y mantener la seguridad sanitaria mundial de acuerdo con las sugerencias del RSI y la OMS".

En la declaración de la OMS el organismo explicó que la alerta se produce "no por lo que está ocurriendo dentro de China sino por la situación en otros países, y porque (el coronavirus) podría extenderse a lugares con sistemas sanitarios más débiles".

Asimismo, la alerta mundial "no significa que desconfiemos de China: al contrario, creemos en la plena capacidad de ese país para combatir esta emergencia", aseguró el director general, quien esta semana viajó a Pekín y se reunió con el presidente chino, Xi Jinping, para analizar el avance de la epidemia.

Esta es la sexta ocasión que la OMS declara este tipo de emergencia global, tras las que activó ante el brote de gripe H1N1 (2009), los de ébola en África Occidental (2014) y en la República Democrática del Congo (2019), el de polio en 2014 y el del virus de Zika en 2016.